• Princesa FISS es uno de los concursos de belleza juveniles más importantes del occidente del país. Este año el certamen asumió el reto de migrar a un nuevo formato por las restricciones sanitarias debido a la pandemia del coronavirus.

Princesa FISS es un concurso de belleza juvenil en el estado Táchira donde participan adolescentes de entre 13 y 16 años de edad y el objetivo es incentivar en  ellas el amor por las tradiciones y culturas de la entidad andina, además de seleccionar a la nueva soberana de la belleza en ese rango de edad.

La primera edición de este concurso se realizó luego de dos años de estudios, consultas y análisis por parte del equipo directivo y organizador, que tenía como objetivo institucionalizarlo en la región.

La selección de las jóvenes participantes inicia entre los meses de septiembre y octubre con el casting inicial donde se eligen a las aspirantes oficiales del concurso cuya noche final es en enero de cada año en el marco de la Feria Internacional de San Sebastián.

Casting para el concurso
Foto: Cortesía: Luis Muñoz

En el proceso de selección han llegado a participar hasta 80 jóvenes de la ciudad de San Cristóbal y otros municipios del estado Táchira quienes tienen la ilusión de formar parte de las candidatas oficiales del princesa FISS y ser la nueva representante de la belleza juvenil.

En sus primeros cinco años el concurso se realizaba en espacios abiertos, como el resto de las actividades culturales de la ciudad.. No obstante, en el año 2010 se convirtió en un show artístico-musical con transmisión de canales como la Televisora Regional del Táchira (TRT). La elección se realizaba en conjunto con el certamen para seleccionar a la reina de la feria y el evento se desarrollaba –en vivo- desde la Plaza de Toros de San Cristóbal, mejor conocida como la plaza de las emociones.

Desde el año 2010 en adelante princesa FISS desarrolló gran popularidad hasta que en 2018 surgió el proyecto que buscaba la independencia definitiva del concurso respecto a la reina de la Feria Internacional de San Sebastián.

“Miles de niñas soñaban con ser princesa y tanto fue así que el proyecto de independencia se cristalizó en enero de 2020 cuando vimos que la organización contaba con la credibilidad suficiente  para darle esa separación y que siguiera creciendo”, dijo Luis Muñóz, presidente de Princesa FISS, en entrevista exclusiva para El Diario.

Organizador del concurso
Foto: Cortesía Luis Muñoz

En 2020 el certamen se llevó a cabo en la Casa Sindical de la ciudad de San Cristóbal con público, barras. Fue un evento televisado que permitió que el concurso se consolidara como el certamen juvenil más importante de la región.

Leer más  ¿Qué es el embarazo ectópico?

Preparativos de la edición 2021 en pandemia

El 13 marzo de 2020 fue decretado el Estado de alarma en Venezuela en todo el territorio nacional así como la cuarentena radical, por lo que quedaron suspendidos todos los eventos públicos y privados. Dicho decreto fue prorrogado el 12 de abril del mismo año. 

Sin embargo, ningún venezolano pensó que la pandemia y las restricciones se extenderían hasta el año 2021.

“Lo primero que pasó por mi mente en marzo fue ‘no hay feria 2021’ y eso me puso triste, pero me llené de valor y entre abril y mayo me dediqué a estudiar los eventos virtuales que se estaban generando en muchas partes del mundo”, explicó Luis.

Tras analizar esos espectáculos internacionales Luis armó un proyecto basado en 40 láminas o diapositivas para visualizar la Feria Internacional de San Sebastián 2021 en un nuevo formato.

“Era un proyecto ambicioso pero no se pudo llevar a cabo por razones económicas y políticas, aunque gracias a ese plan y considerando que princesa FISS ahora es independiente pues me reuní con el equipo de la organización y logramos aplicar algunas cosas del proyecto FISS virtual 2021”.

Era un reto modificar todo lo que durante 16 años se había desarrollado en espacios abiertos y que este año debía cambiar por completo para mantener el concurso en pie. 

“Evidentemente desde el primer día se convirtió en un reto para la organización, la producción del evento y producción televisiva que estuvo a mi cargo”, contó Yanderson Labrador, gerente de producción de Televisora del Táchira, para El Diario.

La selección de niñas fue lo primero que cambió. El casting inicial se hizo a través de la web, las adolescentes llenaron todos los requisitos y así se logró la preselección de las candidatas.

“Luego se hizo el casting final en el Lidotel donde se escogieron a las 10 niñas que iban rumbo a la noche final. Para ese momento no sabíamos que llegaría enero y seguiríamos en pandemia”, relató Yanderson.

Preparación y retos para la noche final

Los meses siguientes estuvieron plagados de incertidumbre y dudas respecto a la “noche de los sueños reales”. En el mes de diciembre iniciaron las labores sociales por parte de las princesas salientes y las candidatas oficiales de este año.

Las niñas y la organización prestaron colaboración -cumpliendo con medidas de protección frente al covid-19- en poblaciones afectadas como Rubio y Zorca, donde cientos de familias quedaron sin hogar por las fuertes lluvias. Luego vino el obstáculo mayor: la elección de la nueva princesa FISS.  

Leer más  Abracadabra 2: ¿cuándo se estrenará y en cuál plataforma se podrá ver?

“Había muchísima incertidumbre y eso agota. Hubo muchas cosas que no logramos hacer. Al principio del concurso todo se sentía muy frío, la distancia enfriaba el entusiasmo de las aspirantes y de la misma organización”, expresó Luis.

Hacer cumplir a cabalidad las medidas de bioseguridad en cada ensayo, actividad o reunión con los representantes de las participantes era indispensable pero a su vez fatigoso. 

También se debía tomar en cuenta el factor psicológico. Las aspirantes soñaban –como en todo concurso de belleza- con un evento repleto de personas, barras para apoyarlas, estilistas, diseñadores, familiares, pero este año no era el caso.

Inicialmente las niñas aceptaron y aseguraron estar dispuestas a vivir una edición virtual y atípica respecto a las anteriores. Aunque, pasadas las semanas algunas de ellas y sus representantes se mostraron renuentes a un evento de ese tipo pero: “ya no había nada que hacer”, dijo. La alcaldía del municipio San Cristóbal suspendió todo tipo de evento público y privado y el Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes tampoco otorgó ningún permiso.

“Llegué a pensar que no lo íbamos a lograr pero la fuerza de los sueños de las adolescentes nos alimentaba y las cosas se fueron dando, los patrocinantes respondieron, a distancia pero respondieron y eso era fundamental”.

Próximos a la elección de la nueva princesa todo estaba enfocado en la producción del programa de televisión, la escenografía, el material audiovisual y demás.

“Decidimos que la única opción era transformar el concurso en un programa de televisión. El desafío era más grande porque no podíamos catalogar como ‘evento’ al gran concurso de princesas que tiene tantos años en el estado Táchira”, explicó Yanderson.

Una vez establecido el formato del concurso para la edición 2021 iniciaron las grabaciones de los distintos trajes en locaciones diferentes y por horarios previamente establecidos para evitar tener a todas las niñas en un ambiente al mismo tiempo.

“Para las grabaciones se citaban a las niñas por horas en grupos de dos o tres y sin sus padres. Ahí empezaba el proceso de bioseguridad, la desinfección y los tapabocas que solo se los quitaban al momento de grabar”, indicó.

La primera grabación en exteriores fue del desfile de ruanas. De allí surgieron algunas bandas, entre ellas, la interactiva, gracias a las votaciones de los usuarios en las redes sociales. 

Leer más  Movistar dejará de prestar servicio de televisión satelital en Venezuela: ¿cuándo entrará en vigencia la medida?
Una de las candidatas en una de las pruebas del concurso
Foto: Cortesía Luis Muñoz

“Luego se hizo la grabación del traje playero, también con medidas de bioseguridad e igual fue una grabación por bloques y en horas determinadas. El club donde se realizó esta actividad estaba cerrado ese día y solo nos lo prestaron a nosotros”, puntualizó Yanderson.

El día de la grabación final las adolescentes lucieron sus trajes de gala en el estudio de la Televisora del Táchira y allí respondieron la ronda de preguntas hechas por exprincesas a través de videos.

“También se grabó la imposición de bandas que hace la organización como tal, de ahí se fue a posproducción donde se logró juntar todo lo que previamente se había hecho. Ese mismo día se grabó la presentación del jurado con estrictas normas y sin mantener contacto directo con las niñas, se les mostró de manera virtual todo lo que ellas habían hecho para que calificaran”, contó.

El animador del evento grabó nueve veces la posible ganadora, es decir, anunció los nombres de todas las finalistas porque aún no estaban las puntuaciones definitivas. Al finalizar la grabación de ese día, la organización procedió a sumar todos los puntos y en la gala del domingo 31 de enero se transmitió el resultado definitivo.

La gala final
Foto: Cortesía Luis Múñoz

Reacciones y receptividad del concurso

Pese a las dificultades sanitarias y restricciones impuestas, la edición 2021 de Princesa FISS sumó 2.000 dólares en vouchers  para canjear por premios, algo que ediciones anteriores y sin pandemia no había sucedido.

“La receptividad con la nueva princesa fue 95 % positiva, no tenemos quejas de ninguna de sus compañeras y de los demás representantes, todos han respetado el resultado final, excepto algunos fanáticos que han comentado aspectos negativos en redes sociales pero no ha pasado de ahí”, resaltó Luis.

La ganadora del concurso
Foto: Cortesía Luis Muñoz

Luis resalta que muchas personas han confundido el formato virtual del concurso creyendo que debió ganar la candidata con más seguidores en redes sociales cosa que “no está contemplada en la normativa y bases del concurso de belleza y talento juvenil más importante del occidente del país”.

Con el evento princesa FISS la Televisora del Táchira se convirtió en el primer canal regional en hacer ese tipo de eventos. La grabación del programa tomó aproximadamente nueve horas continuas para –finalmente- sacar al aire dos horas del evento juvenil.

“Fuimos el primer canal regional que logró hacer la producción de un concurso de belleza netamente virtual. Como gerente de producción  nos sentimos orgullosos de todo el equipo de la televisora”, enfatizó Yanderson.

Noticias relacionadas