Es falso. A través de la plataforma de mensajería WhatsApp y en las redes sociales circuló una cadena que menciona que Michael Yeadon, ex jefe científico de Pfizer, supuestamente dijo que “ya es tarde para salvar” a cualquier persona que haya sido vacunada contra el covid-19. 

Sin embargo, pese a que Yeadon ha mostrado su postura antivacunas y ha emitido diferentes declaraciones sobre el covid-19 que han sido desmentidas, no se encontraron evidencias de que el científico haya dicho que las personas vacunadas morirán.

¿Exinvestigador de Pfizer dijo que las personas que recibieron la vacuna morirán?

Declaraciones son falsas sobre las vacunas

“Inmediatamente después de recibir la primera inyección, alrededor del 0,8% de las personas mueren en dos semanas. Los sobrevivientes tienen una esperanza de vida de dos años de media, pero ésta disminuye con cada inyección de refuerzo”, indica la cadena falsa atribuyendo la información a Yeadon.

También menciona que supuestamente se están desarrollando vacunas complementarias para provocar la degradación de órganos específicos, como el corazón, los pulmones y el cerebro. 

“Miles de millones ya están condenados a una muerte segura, inmutable y agonizante. Cada persona que ha recibido la inyección morirá con toda seguridad de forma prematura, y 3 años es una estimación generosa del tiempo que pueden esperar permanecer con vida”, agrega la cadena falsa.  

El texto incluye el enlace de una entrevista que brindó el ex científico de Pfizer a la página informativa LifeSiteNews. Luego de verificar las declaraciones brindadas por Yeadon, no se encontró que haya dicho sobre la supuesta muerte segura y la degradación de órganos por la vacuna del covid-19.

En la entrevista, el ex investigador se refirió a una propaganda “demostrablemente falsa” de los gobiernos en respuesta al covid-19, “la mentira” de variantes peligrosas y la posibilidad de que se esté lidiando con una “conspiración” que podría conducir a algo mucho más allá de la experiencia en las guerras y masacres anteriores.

Sin embargo, diversas páginas han desmentido las informaciones brindadas por Yeadon. La agencia de noticias AFP desmintió otras de sus declaraciones en un artículo titulado “las falsedades del científico británico y exempleado de Pfizer sobre las vacunas y el covid-19”.

¿Quién es Michael Yeadon?

Según la información que se encuentra en su perfil en LinkedIn, Michael Yeadon es un científico britanico de 60 años de edad. Fue director científico del área de investigación sobre alergias y respiración en Pfizer desde 1995 a 2006, año que supuestamente se convirtió en vicepresidente de la farmacéutica hasta su partida en 2011.

Sin embargo, Yeadon no es mencionado en el sitio web de Pfizer. De acuerdo con la página de verificación Newtral, el científico no aparece en el equipo de líderes ejecutivos ni tampoco como el vicepresidente de Pfizer en los informes anuales de la farmacéutica publicados en los años 2008, 2009 y 2010.

Lo verdadero

Con la inmunización contra el covid-19 que se lleva a cabo en la mayoría de los países, las personas se mantienen ávidas de información sobre las vacunas que se están empleando.

Aunque algunas noticias sobre muertes de personas luego de vacunarse han generado alarma, hasta la fecha no se ha encontrado una relación directa entre las muertes y los efectos secundarios de la vacuna.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por sus siglas en inglés) detalla que entre los efectos secundarios comunes de la vacuna se encuentra: Dolor, enrojecimiento o hinchazón en la zona del brazo donde se colocó la vacuna, además se puede presentar también cansancio, dolor de cabeza y muscular, escalofríos, fiebre y náuseas.

“Los efectos secundarios podrían afectar su capacidad para realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer en unos días”, menciona el organismo.

Las noticias falsas sobre el covid-19 se siguen difundiendo en la web. Para evitar ser partícipe de la desinformación y esparcir alarmas falsas, es importante que el usuario solo comparta informaciones de entes oficiales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros organismos de este tipo.