Es falso. A medida que avanza la vacunación contra el covid-19 en Venezuela, también lo hacen los rumores en torno a la inmunización. Una de las afirmaciones erradas tiene que ver con evitar el consumo de ciertos alimentos, como el pescado o los mariscos, después de recibir la dosis.

El equipo de El Diario revisó la información publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). 

En ninguno de los datos y recomendaciones de estos organismos se limita el consumo de algunos alimentos después de aplicarse la vacuna contra el covid-19. Específicamente, tampoco restringe el consumo de pescado y mariscos. 

No existe evidencia de que ciertos alimentos interactúen o afecten de alguna manera la efectividad de la vacuna.

Fake news sobre la vacuna
Es completamente falso. No hay ninguna complicación con las comidas y las vacuna”, afirmó para El Diario el médico Alejandro Crespo Freytes, presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría y gerente en salud pública.

A pesar de que los organismos internacionales no limitan el consumo de algunos alimentos después de la inmunización, la creencia de que las personas no deben comer pescado, mariscos y cítricos se ha extendido en las jornadas de vacunación que se realizan en Venezuela. 

En el país se aplican las vacunas Sputnik V y Sinopharm. Con estas tampoco existe una relación entre los alimentos que se consuman después de la inoculación y la efectividad del fármaco. 

Alimentación balanceada para una mejor respuesta inmunitaria

Desde el inicio de la pandemia por covid-19 las organizaciones internacionales han hecho énfasis en la importancia de fortalecer el sistema inmunitario. El ejercicio, dormir suficientes horas y controlar el estrés contribuyen con el fortalecimiento del organismo. Sin embargo, una alimentación balanceada es clave en la respuesta del organismo a enfermedades.

“Llevar una dieta saludable desempeña una función importante en nuestra salud general y nuestro sistema inmunitario. Los alimentos que consumimos afectan directamente a cómo nos sentimos y al funcionamiento de nuestro organismo. Esto es así durante una enfermedad (covid-19), como antes o después de ella”, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. 

Una alimentación balanceada fortalece el sistema inmunológico

Este organismo internacional establece la importancia de una alimentación balanceada que incluya todos los grupos alimenticios como fibras, carbohidratos, proteínas, entre otros. Destaca la importancia de limitar las grasas, el azúcar y la sal, así como tener presente el hábito de higienizar los alimentos y tomar abundante agua. 

¿Qué hacer después de recibir la vacuna? 

— Una vez recibida alguna de las dosis, la persona debe esperar de 15 a 30 minutos para que el personal sanitario observe si hay o no reacciones adversas inmediatas.

— Debido a que no todos los sistemas inmunológicos son iguales, la persona debe prepararse ante posibles efectos secundarios como fiebre, dolor en la zona de la punción, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular o en las articulaciones, escalofríos y diarrea. Estos pueden desaparecer en pocos días, pero si persiste alguno, se debe asistir al médico.

— La vacunación inmediata no exime a las personas de abandonar el uso de tapabocas, medidas de bioseguridad y distanciamiento social. Dependiendo del tipo de vacuna, el efecto de inmunidad tarda de una a dos semanas. Una persona se considera completamente inmunizada luego de dos semanas de recibir la segunda dosis.

— Esperar al menos 15 días para recibir otra vacuna, ya sea para una segunda dosis o para otras como la gripe o el herpes zóster. En el caso de las vacunas aplicadas en Venezuela, Sputnik V y Sinopharm, para la segunda dosis habrá que esperar un mínimo de 20 días y un máximo de tres meses.