El 2 de julio de 1999 comenzó el sueño de José Miguel Cabrera. El campocorto de El Pedregal, en el estado Aragua, era firmado por los Marlins de Florida (como se llamaban en ese momento). Estampó su rúbrica como shortstop con un bono millonario de 1.8 millones de dólares, monto récord para ese entonces en Venezuela. Pasaron unos años y el sueño de este pelotero iba creciendo, al punto de ser llamado directamente a formar parte del equipo grande, sin haber pasado siquiera por Triple A. 

El 20 de junio de 2003, Cabrera se estrena en el big show con vuelacerca frente a los Devil Rays de Tampa Bay (Hoy Rays). Ahí también comenzó, aunque sin saberlo, el sueño de todo un país que vería, a partir de ese turno, a una de sus mejores promesas en el béisbol de las Grandes Ligas. 

Enfrentaba a Al Levine en el undécimo inning del primer juego de su carrera en Grandes Ligas. Al primer lanzamiento se la sacó del parque para dejar tendido en el campo al equipo rival. Unas semanas más tarde jugaría un papel fundamental en la última Serie Mundial que los Marlins han ganado hasta la fecha. Derrotaron a los Yankees en seis juegos y Miguel pasó a la historia con ese memorable cuadrangular frente a Roger Clemens. 

A raíz de esos momentos que vivió Cabrera comenzó a sonar, cada vez más, su nombre en Venezuela y fuera de esas tierras. Era sinónimo de grandes batazos, carreras impulsadas e imparables. En 2008 fue cambiado a los Tigres de Detroit junto a Dontrelle Willis por seis peloteros. Fue entonces cuando la carrera del venezolano explotó por completo, consiguiendo siete participaciones en el Juego de Estrellas, dos veces ganador del premio al jugador más valioso en la Liga Americana, cinco bates de plata y además fue ganador de la triple corona, hazañas poco vistas en el béisbol de las Grandes Ligas. 

Su lista de jonrones fue creciendo con fuerza, entre 30 y 40 (o más) por temporada. Y con ese paso se empezó a meter más rápido en listas selectas de peloteros que han dejado su huella en las Grandes Ligas. Le llevó tres años en alcanzar los primeros 100 jonrones (el 23 de agosto de 2006, con los Marlins) y luego, tres años más para llegar a 200 (también el 23 de agosto pero de 2009), esta vez con los Tigres. Ahora, luego de 19 años de carrera en las Grandes Ligas, suma 501 cuadrangulares (consiguió el 500 el 22 de agosto de 2021). 

Mucho se ha leído sobre la cantidad de peloteros que han alcanzado los 500 jonrones en las Grandes Ligas (28) pero quizás no se le ha dado aún mayor importancia de la que debe tener esta hazaña. De 22506 jugadores solo 28 lo han alcanzado, eso representa el 0,12% de los jugadores que han visto acción en el mejor beisbol del mundo. Entonces, cuando lo vemos reflejado en estas cifras es que realmente entendemos cuán difícil es alcanzar la meta que el maracayero ha conseguido, sin tomar en cuenta los logros que seguirá obteniendo. 

Miguel Cabrera ha logrado alcanzar hitos importantes en el béisbol. No solo el de los jonrones, también el de las carreras anotadas (1500), hits conectados (faltan muy pocos para los 3000), carreras impulsadas (acumula casi 1800), así como otros departamentos que cada vez lo acercan más al Hall de la Fama en Cooperstown. 

Quedan, al menos, dos años más de contrato garantizados en la carrera de Miggy. Luego, el club tendrá opción a dos años más o si Miguel logra finalizar entre los diez mejores candidatos al premio al jugador más valioso, continuará en Detroit. No obstante, dos años parecieran ser suficientes para seguir alzando la bandera de Venezuela en la cúspide del beisbol. De ser tres, cuatro o hasta cinco más, podría servir entonces para seguir deleitándonos con sus batazos y para elevar un poco más el grado de dificultad en cuanto a igualar sus récords en el mejor beisbol del mundo. 

Jose Miguel Cabrera seguirá soñando, seguirá bateando y seguirá llenando de orgullo a los venezolanos con cada batazo y con su comportamiento dentro del campo de juego. Es y será ejemplo de las próximas generaciones de criollos en el beisbol que verán alzar en un futuro, no muy lejano, su nombre en el Hall de la Fama.  

Premios de Miguel Cabrera en MLB

-11 × All-Star (2004-2007, 2010-2016)

-Campeón de la Serie Mundial (2003)

-2 × MVP de la Liga Americana (2012, 2013)

-AL Triple Corona (2012)

-7 × Bate de plata (2005, 2006, 2010, 2012, 2013, 2015, 2016)

-2 × Premio AL Hank Aaron (2012, 2013)

-4 veces campeón de bateo de la Liga Americana (2011-2013, 2015)

-2 × líder de jonrones de la Liga Americana (2008, 2012)

-2 × líder impulsor de la Liga Americana (2010, 2012)

Jugadores nacidos fuera de USA con más jonrones en Grandes Ligas

-Albert Pujols (677)

-Sammy Sosa (609)

-Rafael Palmeiro (569)

-Manny Ramirez (555)

-David Ortiz (541)

-Miguel Cabrera (501)

Fuente: Baseball-Reference

Artículos relacionados del autor