Es falso. En los últimos días, la supuesta noticia de que se aprobó en Chile un proyecto de ley que busca reemplazar la palabra mujer por persona menstruante ha generado controversia en las redes sociales. 

El 9 de mayo, la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile despachó al Senado un proyecto de ley que busca garantizar los derechos de “las personas menstruantes” en Chile. El hecho que generó polémica fue que en dicha ley no se menciona la palabra mujer.

En ese sentido, algunos medios titularon “Congreso chileno aprueba proyecto de ley para cambiar la palabra mujer por persona menstruante”, lo que tergiversa el proyecto que realmente fue aprobado, el cual busca “reconocer que las personas con capacidad para menstruar son titulares del derecho a una gestión menstrual libre y digna”.

¿Aprobaron un proyecto de ley para cambiar la palabra “mujer” por “persona menstruante” en Chile?

La ley incorporó el concepto “persona menstruante” para incluir en la normativa a todas las personas transgénero y no binarias que también menstrúan. 

“Finalmente aprobamos el proyecto que garantiza acceso a productos de higiene y salud sexual a personas menstruantes. Un gran avance para las mujeres y transmasculinidades”, indicó la diputada Emilia Schneider.

Leer más  “Error 404: Democracia no encontrada”: durante 2021 se registraron 93 casos de agresiones contra trabajadores de la prensa en Venezuela

Debido a la controversia respecto al proyecto, Schneider aclaró el 18 de mayo que no hay iniciativa de borrar la palabra “mujeres”, solo garantizar estos derechos a personas que puedan menstruar.

¿Qué es el género no binario?

El género no binario es un concepto utilizado para describir a una persona cuya identidad de género no es ni hombre ni mujer.

Argentina, Australia, Bangladés, Canadá, Colombia, India, Nepal, Nueva Zelanda y Países Bajos, reconocen al género no binario y los ciudadanos pueden hacer un cambio en su documento de identidad para reflejar el género con el que se identifican.

Debate sobre el proyecto

Algunos parlamentarios criticaron que no se reconozca y nombre a la mujer en el articulado del proyecto. Señalaron que, para avanzar en la protección integral de las mujeres, resulta fundamental su reconocimiento explícito en dicha ley. 

Leer más  Abracadabra 2: ¿cuándo se estrenará y en cuál plataforma se podrá ver?

Los diputados sostuvieron que el debate es un tema ideológico y que, a su juicio, el Ministerio de Salud ya entregaría la ayuda necesaria a las mujeres en los consultorios. 

Por otra parte, los testimonios a favor de algunas parlamentarias argumentaron que el concepto de “persona menstruante” incluye a cualquier ser humano que esté en situación de menstruar. En este sentido, consideraron que la palabra “persona” es la adecuada en el proyecto.

“Solicitaron mantener respeto por las personas transgénero o no binarias que también menstrúan. De igual modo, reconocieron en este proyecto un sentido de humanidad y respeto de la diversidad”, precisó el comunicado.

Detalles de la iniciativa

De acuerdo con un comunicado de la Cámara de Diputadas y Diputados, la iniciativa busca facilitar el derecho al acceso de productos de gestión menstrual y fomentar programas de educación en la materia.

La propuesta, iniciada en una moción, señala que el Estado reconoce que las personas con capacidad para menstruar son titulares del derecho a una gestión menstrual libre y digna, por lo que debe apoyar y promover políticas públicas que generen su adecuado ejercicio.

Leer más  Movistar dejará de prestar servicio de televisión satelital en Venezuela: ¿cuándo entrará en vigencia la medida?

“También detalla como obligaciones estatales fomentar una buena salud y gestión menstrual. Junto a esto, facilitar el derecho al acceso a productos de gestión menstrual sometidos a un control de calidad para garantizar su seguridad”, indica el texto.

Además, el proyecto señala que se debe fomentar la implementación de programas para informar, veraz y adecuadamente, sobre la menstruación y sus vínculos con la salud. 

Aunque el proyecto logró su aprobación en general en abril de 2022, en esa ocasión volvió a la Comisión de Mujeres por ser objeto de indicaciones, las cuales fueron rechazadas.

La Cámara detalló que el texto resultó aprobado por 108 votos a favor, 22 en contra y 7 abstenciones, por lo que la iniciativa se despachó al Senado.