• La megabanda de la Cota 905 se enfrentó a funcionarios policiales en varios sectores de la ciudad durante tres día consecutivos, lo que dejó varios muertos y múltiples heridos 

La tarde del 7 de julio de 2021 comenzaron las detonaciones. Muchos de los disparos se hicieron desde zonas del suroeste de Caracas. Sin embargo, el estruendo de las armas se escuchó en buena parte de la ciudad. Varios organismos de seguridad se enfrentaron a los integrantes de la banda de la Cota 905, que estaba liderada por Carlos Revette, alias el Koki; Carlos Calderón Martínez, alias el Vampi, y Garbis Ochoa Ruiz, alias Garbis.

Los tiroteos no cesaban y de hecho se prolongaron en tres días consecutivos de enfrentamientos que aterrorizaron a los caraqueños. Durante estas violentas jornadas la banda disparó en sectores como la Cota 905, La Vega, El Paraíso, El Cementerio y Quinta Crespo. 

¿Qué ocurrió en los enfrentamientos del 7 de julio?

Integrantes de la banda de el Koki intercambiaron disparos contra funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) alrededor de las 4:00 pm. Minutos después más delincuentes fueron vistos en la parte alta de los túneles de El Cementerio mientras efectuaban disparos al aire. 

Los reportes de vecinos y de periodistas de sucesos coincidían en que los criminales armados tomaron espacios como la cercanías de la plaza Madariaga de el Paraíso y el elevado de la avenida Victoria con la avenida Nueva Granada. 

Un año de los enfrentamientos en la Cota 905: el día que la banda de el Koki sembró terror en Caracas

Varias personas lograron captar videos de disparos que iban dirigidos a funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). “Entradas hacia El Helicoide cerradas y reforzada su seguridad. Antisociales de la banda de la Cota 905 habrían disparado en contra de las comisiones policiales que se encuentran en el sitio”, publicó el periodista Román Camacho en su cuenta de Twitter.

Leer más  Árboles caídos: la consecuencia del paso de la onda tropical 41 en Caracas

Funcionarios de las Fuerza de Acciones Especiales (FAES) se trasladaron en una tanqueta hasta los túneles de El Cementerio para contener los disparos que realizaban desde allí los delincuentes.

Ese día un hombre murió en la entrada del peaje de la Cota 905, por múltiples heridas de bala. También falleció una mujer en la calle de las 3 Sirenas en la avenida Nueva Granada, por una bala perdida. Otro hombre quedó herido de bala en la mano luego de un robo en el túnel de El Cementerio.

Los días posteriores 

Los caraqueños comenzaron a escuchar las dotaciones nuevamente a las 5:00 am del 8 de julio. Los delincuentes amanecieron disparando hacia los túneles de El Paraíso en la autopista, el Cementerio y Quinta Crespo.

El periodista Román Camacho informó que la banda delictiva quemó una gandola en la entrada del túnel del Cementerio y dos personas resultaron heridas por el impacto de proyectiles en la avenida Baralt, frente al mercado de Quinta Crespo.

Una mujer resultó herida en el hombro por un disparo mientras transitaba en la parte baja de La Vega. Fue trasladada al hospital Pérez Carreño. El reportero Delmiro de Barrio informó que un niño, de 11 años de edad, proveniente de la Cota 905 también fue herido con un arma de fuego, tres días después falleció.

Después de la 1:00 pm, funcionarios de las FAES lograron tomar el control de las garitas, punto de observación,y entradas de la Cota 905 con la intención de hacer una incursión en el sector. 

Leer más  El caso de Gabriel Esteban: un niño de 5 años que fue asesinado por su padre en Colombia

En la noche murió un hombre, identificado como Giovani Bracamote, y varias personas resultaron heridas tras quedar atrapados en uno de los túneles de El Paraíso durante un enfrentamiento. 

Otra víctima fue Pablo José Díaz Alfonso, quien se trasladaba en un taxi como pasajero por los túneles de El Paraíso. La banda de la Cota 905 disparó contra el vehículo y Díaz fue alcanzado por un proyectil.

Miembros de la banda criminal también mataron a un joven que conducía una moto detrás de la residencia Villa Lorena, con dirección a la Cota 905. 

Un gran operativo 

Operativo policial cota 905
Comisiones tomaron la Cota 905 el viernes 9 de julio | Foto: Carmen Meléndez

El 9 de julio en la mañana se realizó un gran operativo policial en la Cota 905, en el que inicialmente participaron más 800 funcionarios que lograron desarticular buena parte de la banda criminal.

Los agentes policiales realizaron revisiones casa por casa para tratar de dar con el paradero de alias el Koki, el Vampi y Garbis, pero en ese momento no lo lograron. Carmen Meléndez, quien entonces era ministra de Interior, Justicia y Paz del régimen de Nicolás Maduro, publicó fotografías de lo que hallaron los efectivos en la Cota 905. 

En las imágenes se mostraron en detalle los armamentos incautados. Los delincuentes tenían armamentos de guerra, fusiles de asalto, lanzamisiles y cientos de municiones. 

Leer más  #TeExplicamosElDía | Jueves 6 de octubre
Un año de los enfrentamientos en la Cota 905: el día que la banda de el Koki sembró terror en Caracas

Los funcionarios policiales rescataron también a un cunaguaro bebé, una especie de felino americano también conocido como ocelote. 

Estas son algunas de las armas incautadas en la Cota 905
Los funcionarios recataron a un cachorro de cunaguaro que estaba en la Cota 905 | Foto: Román Camacho

¿Quién era el Koki y cómo murió?

Carlos Luis Revete, alias el Koki, lideró la megabanda de la Cota 905 desde el año 2017, cuando este sector fue catalogado como “zona de paz”. De acuerdo con periodistas de sucesos, este grupo criminal operaba con venta de drogas, tráfico de armas y secuestros. 

Revete mantenía alianzas con bandas como la que opera desde El Valle y El Cementerio, esto fue lo que permitió que los integrantes de la banda de el Koki pudieran disparar desde otras parroquias de Caracas a cuerpos de seguridad. 

Gimnasio de El Coqui
Carlos Revete, alias El Coqui. Foto: Cortesía

Luego del operativo en julio de 2021, el Koki huyó de la Cota 905 y por meses se desconoció su paradero. Hubo rumores de que se había establecido en Cúcuta, Colombia, e incluso Nicolás Maduro aseguró que el delincuente había escapado hacia Perú. 

El Estado ofrecía recompensas por el Koki que iban desde los 20.000 hasta los 500.000 dólares. 

Remigio Ceballos, ministro para las Relaciones Interiores Justicia y Paz del régimen, confirmó que alias el Koki fue ultimado por funcionarios policiales en un operativo que se realizó el 8 de febrero en el estado Aragua. 

El hecho ocurrió durante un enfrentamiento con comisiones mixtas en la operación Indio Guaicaipuro II 2022, que se ejecutó en el sector La Arenera de Las Tejerías.

Noticias relacionadas