• Las ONG venezolanas se valen de noticias publicadas en medios locales para hacer seguimiento a los casos de violencia contra niños niñas y adolescentes

La afirmación de que “cada nueve días murió una niña por feminicidio en Venezuela en el 2022”, hecha por el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), revela, según especialistas, la profunda desprotección de la infancia, afectada por la violencia multifactorial y la inexistencia de políticas públicas para prevenir agresiones y asesinatos.

Los infanticidios se multiplicaron en Venezuela en los últimos años, según reflejan informaciones puntuales de instituciones del Estado. Las ONG que hacen seguimiento se apoyan en estos datos publicados y en noticias de medios locales, pues no hay cifras globales oficiales al respecto.

Según Cepaz, una de las pocas organizaciones que siguen este tipo de crímenes, en 2022 se registraron 37 feminicidios de niñas, 22 de ellas menores de 5 años de edad. El coordinador de la ONG Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), Carlos Trapani, plantea la escasa información como una de las dificultades para la atender y prevenir agresiones a niños. Explica que cuando no hay cifras oficiales, existe “debilidad institucional para dar respuesta”.

Leer más  Venezuela y Nicaragua encabezan la lista negra de Freedom House sobre libertades en 2023
Maltrato Infantil: ¿cómo identificar un caso y dónde se puede denunciar?

“Los niños están sufriendo una profunda desprotección y una de las principales afecciones de la desprotección es la violencia”, explicó Trapani a EFE.

Sin prevención

En junio de 2022, Osleyner, un niño de 5 años de edad, fue asesinado a golpes por su padre, un hecho que no se evitó pese a varias alertas de vecinos preocupados, que informaron sobre el maltrato.

“El niño murió a golpes, lo mataron, (su papá) lo mató a golpes (…) Tenía correazos, moretones en las piernas, en todo el cuerpo, y él (su papá) dijo que era porque el niño no quería comer más, no quiso comer más y él lo golpeó”, contó a EFE Rachel Díaz, tía de Osleyner.

Leer más  ¿Qué son los sesgos algorítmicos y por qué causaron problemas a la IA de Google?

Rachel aseguró que jamás supieron del maltrato que sufría, y que tuvieron que dejarlo bajo los cuidados del papá porque la madre del pequeño atravesaba un agresivo cáncer por el que murió un mes después de conocer del asesinato.

El asesino admitió su culpabilidad y fue condenado en un juicio “rápido”, pero esto no sanó las heridas de esta familia, que cree que se pudo evitar.

Maltrato Infantil: ¿cómo identificar un caso y dónde se puede denunciar?

Trapani aseguró que, aunque hubo un esfuerzo reciente del Estado para atender los hechos de violencia hacia menores, el reto actual implica la “intervención oportuna desde la prevención” para revertir efectos como las agresiones continuas y asesinatos.

“La familia está muy a la deriva, la escuela está muy debilitada, la sociedad está tratando de resolver su cotidianidad y no hemos tenido una mirada centrada en el niño, y mientras eso no cambie los contextos de violencia van a seguir incrementándose”, afirmó.

Leer más  ¿Cómo saber si mi hijo es adicto a las pantallas?

A ciegas

La falta de cifras sobre el número de niños asesinados ha obligado a organizaciones como Cecodap a hacer su propia data.

Según esta ONG, entre 2017 y 2019 se registraron 3.738 muertes violentas de niños y adolescentes, y otros 17 fallecieron en 2020 a manos de un familiar directo, mientras que entre enero y julio de 2021, contabilizó la muerte de 33 menores por “violencia doméstica”.

Pese a estos datos, Trapani explicó que el desconocimiento de cifras oficiales deriva en el escaso desarrollo de políticas para atacar las fuentes principales de la violencia que afecta a la niñez.

Violencia infantil, la cara más cruel del confinamiento en Venezuela

“No hemos tenido una política pública entendida como esa estrategia lógica, integrada, sostenida, con indicadores, con objetivos, con recursos, con responsables, eso nunca lo hemos logrado. Siempre ha habido reacciones que son coyunturales, que atienden casos específicos, pero no responden a una estrategia nacional que permita revertir ese contexto de violencia”, dijo.

Leer más  Reconocieron la aorta como un órgano independiente del cuerpo humano

Agregó que “la ausencia de programas y servicios” de atención terapéutica y psicosocial, dirigidos a acompañar a sobrevivientes de agresiones y a las familias a afrontar hechos violentos, es otra debilidad que concluye en que “los niños que son víctimas de violencia están profundamente a la deriva”.

Organizaciones especializadas advierten que las respuestas deben ser estructurales y apuntar no solo a atender a las víctimas, sino a educar sobre la denuncia, a devolver la confianza en las instituciones y a promover la cultura de la prevención.

Esta es una versión de un reportaje de la agencia de noticias EFE, escrito por Génesis Carrero Soto

Noticias relacionadas