• La organización insta a las personas con padecimientos lumbares a buscar ayuda médica que le brinde otro tipo de tratamientos para disminuir la dolencia

De acuerdo con los últimos datos de 2020, los dolores lumbares o lumbalgia crónica impactaron a 619 millones de personas en todo el mundo. Ante esta situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja las intervenciones quirúrgicas para tratar esta patología. 

Además, el ente sanitario mundial creó un compendio de pautas para el correcto tratamiento de esta dolencia. 

La OMS destacó que cuando este dolor se vuelve crónico, se convierte en un problema de gran magnitud, por lo que es la principal causa de discapacidad, con un 8,1 % del total de las enfermedades relacionadas con la espalda.

¿Qué es la lumbalgia?

Se caracteriza por la presencia de molestias en la zona baja de la espalda. Puede ser aguda, de corta duración o crónica cuando persiste durante más de 12 semanas. 

Este tipo de dolor puede ser causado por diferentes factores, como levantar objetos pesados incorrectamente, una mala postura, falta de actividad física, sobrepeso, sedentarismo o incluso factores genéticos. 

Es común que aparezca una vez superados los 50 años de edad, aunque la OMS aclara que puede afectar a personas menores a este rango.

Desarrollaron un parche biológico para reparar hernias discales de la espalda
Pixabay

Recomendaciones de la OMS

El subdirector General de Cobertura Sanitaria Universal de la OMS, Bruce Aylward, sostuvo en el documento que el dolor lumbar crónico no puede ser ignorado. Por lo tanto, instó a los estados miembros a realizar las reformas necesarias para garantizar los tratamientos recogidos en las directrices de la OMS. 

Leer más  ¿Realmente es seguro usar el navegador en modo incógnito?

Basándose en el análisis de la evidencia existente, la OMS desaconseja las intervenciones quirúrgicas para la mayoría de los casos por los riesgos de sufrir efectos adversos y posibles daños en la columna a largo plazo. 

En caso de ser necesario, se recomienda una intervención integral en lugar de operaciones individuales aisladas. Es decir, se debería realizar una sola operación que abarque toda la zona y elimine el dolor, en vez de realizar varias en una zona específica.

Además, la OMS advirtió sobre el uso de aparatos ortopédicos como cinturones o soportes lumbares, así como ciertas terapias físicas de tracción y el consumo de opiáceos o analgésicos debido a los problemas de dependencia y sobredosis que pueden generar.

La OMS publicó un nuevo manual clínico para mejorar la atención del aborto: ¿en qué consiste?
Pixabay

Terapias físicas

El organismo recomienda tratar la dolencia con programas de ejercicios y terapias físicas, como masajes y manipulación de la espina dorsal, así como el consumo de antiinflamatorios no esteroides, por considerar que son alternativas más seguras y efectivas. 

Leer más  Científicos de Harvard detallaron cuáles son los alimentos que retrasan el envejecimiento

También resaltaron la importancia de concienciar sobre los efectos en la salud mental que pueden provocar estos dolores crónicos en los pacientes.

 “Abordar el dolor lumbar crónico requiere un enfoque integrado y centrado en la persona. Esto significa tener en cuenta la situación única de cada persona y los factores mentales que pueden influir en su experiencia de dolor”, señaló en el informe el doctor Anshu Banerjee, Director de Salud de la Madre, el Recién Nacido, el Niño y el Adolescente y Envejecimiento de la OMS. 

Destacaron en las conclusiones que el impacto de la lumbalgia crónica va más allá del dolor físico, porque también afecta el desempeño en actividades laborales, la interacción social, familiar y la calidad de vida en general. 

La OMS identifica el abandono prematuro de la fuerza laboral y la menor acumulación de riqueza para la jubilación como algunas de las razones detrás de estas consecuencias negativas, junto con diversos problemas de salud mental.

Leer más  Buenas prácticas en las apuestas y casinos: ¿qué se debe evitar en este ámbito?

De acuerdo con los datos manejados por la organización, desde finales de la década de los noventa, se registra un aumento del 60 % en la detección de dolores lumbares crónicos y estiman que para el año 2050 haya 843 millones de personas afectadas en todo el mundo. 

La OMS atribuye este aumento al estilo de vida sedentario que se ha venido adoptando en los últimos años, lo que repercute en la parte baja de la espalda, sobre todo en aquellas personas con sobrepeso y de mayor edad.

¿Cómo prevenir el sedentarismo y sus efectos nocivos para la salud?
Pixabay

Remedios naturales para la lumbalgia

La OMS destaca la importancia de la prevención y del autocuidado para aquellos que sufren de lumbalgia o desean prevenir su aparición. 

Estos son los algunos consejos clave brindados por el ente sanitario:

– Mantener una actividad física regular: realizar ejercicios de fortalecimiento de la espalda y abdominales, así como ejercicios cardiovasculares.

– Conservar en todo momento una postura correcta: tanto al estar sentado como al estar de pie. En el primer caso recomiendan sentarse con la espalda recta, apoyando los pies en el suelo, y utilizar sillas que proporcionen soporte lumbar adecuado.

Leer más  ¿Cómo es la técnica 3-3-3 que mejora la concentración y aumenta la productividad?

– Evitar levantar objetos pesados incorrectamente: se debe flexionar las rodillas y utilizar la fuerza de las piernas en lugar de la espalda.

El sedentarismo en cuarentena puede causar graves efectos en la salud
Pixabay

– No permanecer mucho tiempo en una misma posición: aquellos que trabajan sentados durante largos períodos deben tomar descansos regulares para estirar las piernas y la espalda. Lo ideal es levantarse y caminar brevemente cada 30 minutos.

– Mantener un peso saludable: el sobrepeso y la obesidad pueden ejercer una carga adicional en la columna vertebral y aumentar el riesgo de dolor lumbar. 

– No fumar: aunque no parezca relacionado, el tabaquismo puede aumentar el riesgo de lumbalgia por estar asociado con el desarrollo de enfermedades degenerativas del disco vertebral.

La OMS enfatiza que estos consejos pueden ser útiles para reducir el riesgo y aliviar el dolor provocado por la lumbalgia, pero recuerdan que es importante consultar a un profesional de la salud ante cualquier padecimiento o molestia persistente. 

Noticias relacionadas