• Los adultos deben prestar atención a ciertos cambios de conducta en los niños o adolescentes para abordar la situación a tiempo

En la era digital, los niños y adolescentes están expuestos a una gran cantidad de dispositivos electrónicos y pantallas que pueden resultar adictivos. El abuso de celulares, laptops, computadoras o videojuegos suele preocupar a los padres por los posibles efectos que pueda tener en su salud física y mental, así como en su rendimiento académico y social. 

“Es importante que los padres estén alerta a las señales de adicción a las pantallas en sus hijos y que tomen medidas para fomentar su uso saludable”, explicó a El Diario el psicólogo Eduardo González.

La adicción a las pantallas en niños y adolescentes es un tema que ha suscitado una preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS). En marzo de 2023, emitió un nuevo informe al respecto en el que recomendó no exponer a los bebés a pantallas durante su primer año de vida y limitar el consumo de televisión, celulares y otros dispositivos electrónicos a los niños de entre 2 y 4 años de edad a un máximo de una hora al día.

Leer más  Halving de bitcoin: ¿cuándo se espera y qué impacto puede tener sobre su precio?

Además, tanto el ente internacional como estudios especializados de varios países, han destacado en distintas oportunidades que la adicción a las pantallas puede generar desde problemas de salud como la obesidad y la fatiga visual hasta impactos en la salud mental como la ansiedad y la depresión.

¿Cómo saber si mi hijo es adicto a las pantallas?
Foto: Pixabay

Señales de adicción a las pantallas en niños

Los padres de niños y adolescentes deben prestar atención a las señales de alerta que pueden indicar una posible adicción. 

“Lo primero que deben notar es si presentan algún cambio significativo en su comportamiento, en sus rutinas diarias y en el tiempo que usan los aparatos electrónicos, antes de que tengan un impacto negativo en sus vidas”, indicó el especialista. 

Leer más  Nuevos lectores para la tarjeta T-Ticket en el Metro de Caracas: ¿cómo funcionan?

Estos son otros indicios de que un niño o adolescente puede ser adicto a las pantallas: 

– Irritabilidad extrema cuando se les quita el acceso a las pantallas.

– Dificultades o falta de motivación para concentrarse en actividades que no estén relacionadas con dispositivos.

– Descuido en las responsabilidades escolares o domésticas.

¿Cómo saber si mi hijo es adicto a las pantallas?
Foto: iStock

– Aislamiento social debido al excesivo tiempo frente a los aparatos tecnológicos.

– Disminución en la calidad y cantidad de sueño.

– Aumento en la ansiedad, estrés o depresión cuando no están frente a una pantalla.

“Al identificar las señales de alerta a tiempo, los padres pueden abordar el problema y establecer pautas claras, con un equilibrio adecuado entre la tecnología y otras actividades”, señaló el psicólogo consultado por El Diario.

Leer más  El dilema de Joe Biden: presionar a Maduro sin disparar la migración venezolana

Pautas para evitar el abuso de las pantallas 

La adicción a las pantallas en niños menores de cinco años de edad puede tener un impacto significativo en su desarrollo cognitivo y emocional. El exceso de tiempo frente a dispositivos electrónicos puede afectar la capacidad de atención, la memoria y el pensamiento crítico.

“Los padres tienen en sus manos la posibilidad de promover un enfoque equilibrado con las pantallas. Pueden ayudar a sus hijos a tener una relación saludable con la tecnología y a evitar los posibles riesgos asociados con esta adicción”, señaló el doctor González.

¿Cómo puede afectar al desarrollo de los niños el tiempo que pasan en pantalla?
Foto: Pixabay

Estas son algunas recomendaciones para los padres: 

– Establecer límites de tiempo para el uso de las pantallas.

Leer más  Seleccionaron a siete jurados para el juicio penal contra Trump en Nueva York: los detalles

– Estimular actividades al aire libre, como practicar algún deporte, paseo o juegos en grupos.

– Procurar un espacio de tiempo para compartir en familia sin el uso de celulares, tablets o videojuegos portátiles.

– Dar el ejemplo al mostrar un uso equilibrado y saludable de las pantallas.

En caso de que la situación sea difícil de controlar, el experto recomienda buscar ayuda profesional que brinde herramientas a los padres para enfrentar la adicción de sus hijos a las pantallas. 

Los profesionales están capacitados para trabajar con niños y adolescentes y ofrecer estrategias para superar la adicción a las pantallas. También pueden recurrir a grupos de apoyo o terapias familiares para exponer los peligros y la preocupación de la conducta que presentan. 

Noticias relacionadas