• El 11 de junio el presidente Donald Trump indicó, sin dar mayores detalles, que su gobierno estaba evaluando la posibilidad de otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro

El gobierno de Estados Unidos ha declarado que Venezuela se encuentra bajo el mando de un régimen dictatorial, sin embargo, se niega a otorgarle el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) a los venezolanos que se encuentran en el país norteamericano.

Este Estatus de Protección Temporal es un beneficio provisorio que permite a aquellas personas de determinados países que ya están en los Estados Unidos vivir y trabajar legalmente en los Estados Unidos de forma provisoria. La Secretaría de Seguridad Nacional puede designar un país con TPS para aquellas personas que temporalmente no pueden regresar debido a determinadas condiciones en su país de origen. El estado de TPS se otorga en plazos de entre 6 (seis) y 18 (meses) y puede llegar a prorrogarse.

¿Qué condiciones tiene que tener un país para que pueden recibir una designación de TPS?

  • Guerra civil o conflicto armado en curso
  • Desastre natural como huracán, terremoto o enfermedad
  • Otra circunstancia temporal o extraordinaria

El TPS es una opción crucial para miles de ciudadanos venezolanos que han buscado refugio en Estados durante los años en que los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han deteriorado el país.

Sin embargo, el martes 16 de julio, el director del Servicio de Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés) Ken Cucinelli, le expuso en una carta a los senadores demócratas Dick Durbin y Bob Menéndez las razones por las que es tan complejo otorgarle un TPS a los venezolanos.

“El gobierno de Estados Unidos sigue monitoreando la situación en Venezuela. Adicionalmente, podría haber otras medidas de alivio migratorio disponibles para los venezolanos afectados por las actuales condiciones en su país” señaló Cucinelli en el escrito.

Durbin y Menéndez consideraron negativo el comunicado y cuestionaron la medida. “El presidente Trump no puede hacer las dos cosas. No puede advertir a los estadounidenses que Venezuela es un lugar peligroso, que no deben viajar allí, para luego decir a los venezolanos en Estados Unidos que están obligados a regresar. Llegó la hora de que el Congreso sea uniforme y humano (en sus posiciones) y desestime esta indignante política de Trump”.

Por su parte, el pasado 11 de junio el presidente Donald Trump indicó, sin dar mayores detalles, que su gobierno estaba evaluando la posibilidad de otorgar el TPS a los venezolanos que huyen del régimen de Nicolás Maduro, señalando que la tragedia por la que atraviesa la nación venezolana es “horrible”.

Ante esto, el 17 de julio Carmen Giménez, presidente de USA Refugees & Immigrants, señaló que la comunidad venezolana no se va a rendir y tiene la esperanza de que Trump apruebe un TPS: “sería muy mala política de él no aprobarlo, porque sabe que los venezolanos, los que tenemos la doble nacionalidad, no nos vamos a rendir y no vamos a votar por él, y va a perder el estado de Florida en las presidenciales de 2020”, manifestó Giménez.

La organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) señaló que están “bastante confundidos” con el anuncio porque viene de parte de un gobierno que reconoce que Venezuela tiene un régimen que mata a su pueblo no solo de hambre, sino que lo tortura y viola sus derechos humanos”.

“Nos sorprende que los mismos que tienen esta percepción que es clara, no quieran otorgar una protección a los venezolanos que se encuentran en Estados Unidos”, expresó el presidente de Veppex, José Antonio Colina.

Colina informó este lunes 22 de julio que solicitaron a la presidente del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, aprobar en la Cámara de Representantes el proyecto de TPS para los venezolanos que un grupo de congresistas demócratas y republicanos, entre ellos Dick Durbin y Bob Menéndez, presentaron a consideración del gobierno federal

Ante toda esta confusión el senador republicano de Estados Unidos Marco Rubio aseguró que ninguna persona venezolana puede ser deportada de ese territorio porque el gobierno de Donald Trump no tiene relación alguna con el régimen de Maduro.

“La realidad es que no podemos deportar a un venezolano que esté en este país. Primero, porque no tenemos relación con el régimen de Maduro; y segundo, porque no hay vuelos directos a Venezuela, así que eso realmente no está pasando”, afirmó Rubio en un video publicado en Twitter el 19 de julio.

El senador resaltó que el problema sería que algún agente de migración no sepa estas condiciones y haría posible que cuando un venezolano “se presente a la entrevista y sea rechazado o cualquier otro problema que tenga, sea detenido dos o tres semanas”.

Rubio considera que la mejor manera de evitar esa situación es con un estatus de protección temporal, por lo que aclaró que el gobierno de Trump no ha dicho que no implementará el TPS para los venezolanos, solo que aún no es el momento de hacerlo.

En los últimos 4 años, más de 74.000 venezolanos pidieron asilo político en Estados Unidos, donde actualmente ya viven unos 300.000, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Mientras tanto, las cifras de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) reflejan que un total de 182 venezolanos fueron deportados en el año 2016, cifra que superó los 330 para 2018.

Se espera que este martes 23 de julio se discuta nuevamente sobre el TPS para los venezolanos y se someta a votación en el pleno de la Cámara de Representantes la implementación de esta medida.

Noticias relacionadas