• El despliegue del sistema de misiles antiaéreos que fue exhibido tanto en la base aérea de La Carlota, en Caracas, como en la autopista Caracas-La Guaira coincidió con la llegada del presidente interino Juan Guaidó. En El Diario consultamos con una analista internacional que explicó cómo operan los radares ante una amenaza extranjera

El proceso de modernización de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) impulsado por el fallecido ex presidente Hugo Chávez, se hizo notorio por la incorporación de grandes cantidades de armamento y material bélico. La medida impulsó las capacidades convencionales del instrumento militar venezolano para llevar adelante operaciones en el contexto de las hipótesis de conflicto y de desestabilización interna

56.000.000

de euros se destinaron al suministro de materias primas para producir equipamiento militar en 2019

10.000.000.000

es la cifra de la deuda de Venezuela con Rusia por el armamento militar

8.000

misiles se encuentran en varios estados de todo el país

Se destacaron las compras de modernos aviones de combate Su-30MK2 Flanker G, uno de los mayores sistemas de defensa antiaérea que incluyeron los S-300VM y BUK-M2E, así como una extensa red de radares de alerta temprana, patrulleros oceánicos y una amplia flota de helicópteros.

El Instituto Internacional para la Paz en Estocolmo monitorea el flujo de armas en el mundo. Datos de la organización revelan que Venezuela comenzó las compras de los sistemas en el año 2006 y para 2014 desembolsó 3.850.000.000 de dólares en equipos de origen ruso.

La FANB incorporó importantes lotes de radares de alerta temprana JYL-1 y JY-11B que permitieron vigilar el espacio aéreo. Estos nuevos sistemas son de baja frecuencia, VHF.

Andrei Serbin Pont, analista y director de la Coordinadora Regional de Investigaciones Económicas y Sociales (Cries), explicó para El Diario que un nuevo tipo de radar fue implementado a finales de 2019, el mismo es de uso militar y de origen chino. Agregó que aunque sus características aún no han sido informadas en su totalidad, el aparato registra actividad de naves pequeñas como drones. 

El sistema no estaría disponible en el mercado y el gobierno chino estaría poniendo a prueba por el acuerdo militar entre ambos países. Serbin Pont señaló que la nación asiática busca probar estos sistemas de defensa aérea en Venezuela porque, actualmente, no hay una amenaza directa que pueda terminar en la neutralización de los radares. 

blank
El gobierno chino ha implementado unos radares similares y que fueron suministrados a Siria, pero posteriormente fueron destruidos por las fuerzas armadas de Israel porque existe un conflicto armado. En el contexto venezolano no existe una amenaza inminente, por lo que para China es ventajoso poner a prueba sus sistemas de una manera segura”, indicó el especialista.

Cuando un buque o un aparato no tripulado se acerca a las costas venezolanas los sistemas de defensa antiaéreos, manipulados por la Fuerza Armada Nacional, procesan los datos y permiten al usuario saber la posición, altura y en qué dirección se está desplazando en tiempo real.

Trade Register 2000 2018 by Diario de Caracas on Scribd

En el reciente hecho del pasado 29 de enero cuando un buque estadounidense tuvo un acercamiento a las costas venezolanas, el sistema de radares detectó la presencia del objetivo y los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional supieron a qué altura se encontraba y en qué dirección se movía para hacer seguimiento de la ruta. También tienen acceso otras características para identificar la aeronave o buque que se encuentre en el rango de rastreo del sistema. 

blank
Foto: CEOFANB

“Los registros de la actividad de monitoreo en las costas venezolanas son públicas. Lo mismo pasa con los aviones de reconocimiento e inteligencia que utiliza  Estados Unidos para monitorear el territorio venezolano. Por ello se pueden rastrear estos dispositivos, porque mantienen los trasfondos suspendidos, por lo que los softwares de uso civil como FlyRadar24 te permiten constatar este tipo de vuelo, siempre y cuando los operadores militares de estas naves permitan que se puedan rastrear. Ellos también en la posibilidad de no ser detectados”, detalló.

Para el analista, Estados Unidos viene operando una serie de sistemas y maniobras cerca del territorio venezolano para recopilar información de los mecanismos de defensa que emplean las Fuerzas Armadas venezolanas en caso de que un objetivo se aproxime al país.

Añade que, a su juicio, esto le permite al gobierno estadounidense conocer dónde están desplegados los radares venezolanos, cómo operan los sistemas antiaéreos y la capacidad de respuesta que tienen los buques de la armada. 

Enfatiza también que el gobierno de Rusia y China ofrece al régimen de Nicolás Maduro armas a un muy bajo costo. El armamento tampoco puede ser adquirido a través de los proveedores tradicionales. En Venezuela, de acuerdo con datos del experto, pueden existir entre 600 y 800 lanzadores y miles de misiles distribuidos en 42 unidades de defensa antiaérea, y probablemente unidades blindadas.

Sin embargo, Serbin Pont cuestionó que se requiere de un nivel muy avanzado para poder operar los sistemas aéreos nacionales. Desde hace algunos años, personal fue entrenado como oficiales y suboficiales en Bielorrusia para capacitarse sobre el manejo de los equipos. Posteriormente, regresaron a Venezuela donde se convirtieron en los operadores de la defensa antiaérea, sin embargo, la mayor parte del personal ha migrado debido a la crisis del país. Por ello, el sistema antiaéreo estaría siendo operado sin el personal capacitado en esta área. 

blank
Foto: CEOFANB

“Han surgido rumores sobre si realmente se ha logrado capacitar nuevo personal que pueda ocupar los puestos que se encuentran vacíos. O si podría haber personal extranjero, posiblemente ruso, que vino al país para operar estos sistemas de armas. Hasta ahora tenemos la certeza de que el régimen venezolano ha tenido dificultades para mantener operativos los sistemas por la falta de personal”, dijo el analista. 

El Wall Street Journal informó que las empresas estatales rusas de Rostec y Rosoboronexport habían desplegado hasta 2.000 técnicos para ayudar a mantener las armas importadas y capacitar al personal venezolano sobre cómo operarlas. Pero como los pagos de Caracas se han agotado, todos menos unas pocas docenas de contratistas fueron retirados en junio de 2019

Memoria y Cuenta de 2012. “Es mentira que Venezuela sea el país que más gasta en armas. Es al revés, somos de los que menos compra”, Hugo Chávez.

Para Serbin Point, los milicianos, que han sido utilizados para realizar supuestas demostraciones de ejercicios militares en caso de una intervención extranjera, tienen un acceso muy limitado o inexistente al armamento. El especialista dice que estos funcionarios militares han sido una ficha propagandística durante los últimos meses, debido a que no poseen la capacitación necesaria para manejar aparatos de defensa antiaérea.

¿Fue desplegado el sistema antiaéreo ante la llegada de Juan Guaidó al país?

El analista informó que un radar de BUK M2 operó desde la base aérea de La Carlota en Caracas justo el día que se anunció el regreso al país del mandatario interino venezolano Juan Guaidó, este martes 11 de febrero. En horas de la tarde de ese día la Fuerza Armada venezolana desplegó una unidad de misiles antiaéreos cerca de la capital y los estados Vargas y Falcón. 

Serbin Pont no descarta la hipótesis de que el sector de inteligencia militar haya detectado una amenaza, o fue una demostración de fortaleza por parte de la cúpula de Nicolás Maduro. El analista afirmó también que La Carlota no es un lugar donde suelen desplegarse este tipo de sistemas debido a la limitación de la cobertura.

“No vemos normalmente este despliegue militar en La Carlota debido a que, dadas las características geográficas, no permite una cobertura muy amplia lo que da a entender que una de las razones tiene que ver con que alguna fuente de inteligencia requería una respuesta muy específica para ser llevada a cabo en la base aérea de Caracas. Sin embargo, este movimiento representa un quiebre en los patrones usuales de despliegue de los sistemas de armas y no tenemos información sobre por qué se habrá tomado esta decisión”, explicó. 

Movimientos en territorio venezolano

El Comando Sur de Estados Unidos publicó en julio de 2019 un comunicado en el que informaba que una aeronave estadounidense estaría realizando «una misión reconocida y aprobada en espacio aéreo internacional». En el hecho, se le aproximó «de forma no profesional» un cazabombardero SU-30 de Venezuela.

blank Después de revisar documentación en video, hemos determinado que el caza de fabricación rusa siguió de forma agresiva el EP-3 a una distancia insegura por un lapso prolongado, poniendo en riesgo la seguridad de su tripulación así como la misión de la aeronave”, dijo el comunicado.

El texto agregó que, con el fin de proteger la seguridad de los ciudadanos estadounidenses y de sus socios, Estados Unidos realiza de forma rutinaria misiones de detección y vigilancia que cuentan con el reconocimiento y aprobación de varios países de la región.

En respuesta, la Fuerza Armada de Venezuela publicó una declaración de Vladimir Padrino López que indicó que la aeronave ingresó en el espacio aéreo venezolano “violando la seguridad de las operaciones aéreas y todos los tratados internacionales”.

Venezuela ocupa el cuarto lugar entre los compradores de armamento, detrás de Brasil, Colombia y Chile.

La intermediaria estatal rusa para importación y exportación de armamento precisó que en los últimos cuatro años Venezuela ha adquirido armas en Rusia por cerca de 15 millardos de dólares, ubicándose como su principal cliente en Latinoamérica y el quinto en todo el mundo. Muy poco se sabe de las compras en otros países.

Noticias relacionadas