• 1.3 millones de casos se acumulan en las cortes estadounidenses. Con el nuevo procedimiento se busca reducir el tiempo que tardan los migrantes en resolver sus trámites y brindar audiencias más justas. Foto: Reuters

El presidente Joseph Biden durante su campaña por la Casa Blanca abogó por crear un sistema migratorio más justo y humano, y aunque no ha logrado aprobar una reforma que le permita conceder ciudadanía a los más de 11 millones de inmigrantes ilegales que viven en el país, está modificando normas creadas por su antecesor Donald Trump a fin agilizar los tiempos de respuesta y la protección de quienes que se encontraban en Estados Unidos (EE UU), así como a los nuevos migrantes.

El 20 de enero, día de la inauguración presidencial, Biden ordenó suspender el programa “Permanecer en México“ (ideado por el gobierno de Trump) que obligaba a esperar a 69.000 migrantes en la frontera de México que buscaban asilo.

Pero el creciente ingreso de personas (724.984 en lo que va del año fiscal 2021 hasta abril) que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos está creando una crisis para las ciudades y estados fronterizos.

En virtud de ello, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia (DOJ) anunciaron un cambio en el proceso para las audiencias de inmigración más eficientes, que entró en vigor este 28 de mayo.

El Secretario de Seguridad Nacional Alejandro N. Mayorkas y el Procurador General Merrick B. Garland anunciaron un nuevo proceso de expediente dedicado para tomar decisiones de manera más rápida y justa en casos de inmigración de familias que llegan entre los puertos de entrada en la frontera suroeste. Este nuevo proceso debería reducir significativamente la cantidad de tiempo que tardan los migrantes en resolver sus casos y, al mismo tiempo, brindar audiencias justas para las familias que buscan asilo en la frontera.

“Las familias que llegan a la frontera y son colocadas en procedimientos de inmigración deben tener sus casos decididos de manera ordenada, eficiente y justa”, dijo Mayorkas. “Las familias que han llegado recientemente no deben languidecer en un atraso de varios años; el anuncio es un paso importante tanto para la justicia como para la seguridad fronteriza”.

Familias que pueden calificar

Bajo este nuevo proceso, ciertas familias recién llegadas pueden ser incluidas en el expediente dedicado. Las personas pueden calificar si son detenidas entre los puertos de entrada el viernes 28 de mayo de 2021 o después de esa fecha, si se las coloca en proceso de deportación, si se las inscribe en Alternativas a la detención (ATD). El DHS, en asociación con la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del DOJ, pondrá a disposición servicios de información para ayudar a las familias a comprender el sistema de inmigración y remitirlas a proveedores de servicios legales pro bono para una posible representación.

Previo a esta medida, hasta el 27 de mayo, las familias indocumentadas que llegaban a la frontera en busca de asilo eran expulsadas bajo el Título 42, medida adoptada por el gobierno de Donald Trump, una orden de salud pública creada durante la pandemia, que no tiene disposiciones migratorias.

EE UU modifica proceso judicial para familias solicitantes de asilo que cruzan la frontera
Venezolanos cruzando la frontera entre México y EE UU | Foto: Reuters

Según el expediente dedicado, los jueces de inmigración de la EOIR trabajarán para emitir una decisión dentro de los 300 días posteriores a la audiencia inicial del calendario, sujeto a las circunstancias únicas de cada caso, incluido el tiempo para que las familias busquen representación cuando sea necesario. Si bien el objetivo de este proceso es decidir los casos rápidamente, la equidad no se verá comprometida.

“La misión de los tribunales de inmigración del Departamento de Justicia es decidir los casos que se les presenten de manera rápida y justa”, dijo Garland. “Este nuevo programa para ciertas familias recién llegadas ayudará a lograr ese objetivo de importancia crítica”.

Tribunales de inmigración

La EOIR ha identificado tribunales de inmigración en 10 ciudades con comunidades establecidas de proveedores de servicios legales y jueces disponibles para manejar los casos. Las ciudades designadas son Denver, Detroit, El Paso, Los Ángeles, Miami, Newark, Nueva York, San Diego, San Francisco y Seattle.

La Corte de Inmigración cuenta con unos 500 jueces y tiene acumulados más de 1.3 millones de casos. Este nuevo procedimiento busca reducir significativamente el tiempo que tardan los migrantes en resolver sus casos y, al mismo tiempo, brindar audiencias justas para las familias que buscan asilo en la frontera.

Esta medida podría beneficiar a las cientos de personas de origen venezolano que cada día están cruzando los pasos fronterizos entre México y EE UU, o agilizar al menos, su situación migratoria.

Noticias relacionadas