• Fedeagro advierte que la escasez de diésel continúa siendo uno de los obstáculos que enfrenta la industria agropecuaria venezolana

Ramón Elías Bolotín, agrónomo y directivo de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), denunció que la escasez de diésel persiste y sigue afectando a la producción. Estiman que necesitan alrededor de 100 litros de gasoil por hectárea de maíz desde la siembra hasta la cosecha.

Mencionó que para el estado Portuguesa, donde se siembran alrededor de 100 mil hectáreas de este cereal, necesitan una cantidad equivalente a 10 millones de litros de gasoil solamente para atender la siembra de maíz.

El combustible es vital en la agricultura de cereales de maíz que estamos haciendo y precisamente en estos momentos de siembra y atención al cultivo es cuando más necesidades tenemos”, dijo en entrevista para Fedecámaras Radio.

Con respecto a las maquinarias, sostuvo que se necesita una renovación integral, ya que se encuentran tractores de unos 20 a 30 años de vejez que no están adecuados para las necesidades del campo venezolano.

“Venezuela merece por cuestiones de soberanía agroalimentaria producir sus alimentos (…) nosotros estamos importando ahora aproximadamente el 60 % de lo que consumimos. Hay condiciones, el terreno, los recursos naturales y el material humano para que Venezuela sea autosuficiente en su alimentación”.

Leer más  Así será el cronograma de distribución de gasolina del 4 al 10 de julio

Los agricultores exigen que se normalice el financiamiento bancario para que puedan acceder a créditos, no solamente para renovar maquinaria, sino también para financiar la siembra de su cultivo. En segundo lugar, solicitan la protección de los aranceles para la producción interna.

Los agricultores no estamos pidiendo subsidio, no estamos pidiendo regalos, estamos pidiendo que se den las condiciones financieras macroeconómicas propicias para que podamos comprar maquinaria con un financiamiento justo y renovar nuestro parque y así poder atender nuestra siembra”.

Eliminación del subsidio golpea a los gremios

El anuncio de Petróleos de Venezuela (PDVSA) de fijar el precio del diésel en 0,50 dólares por litro ha causado el malestar y la preocupación de los gremios que hacen vida en el país y que requieren del combustible para poder trabajar.

Ante esa realidad, el diputado de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015 y dirigente de La Causa R en Lara, Daniel Antequera, advirtió que la medida traerá consecuencias significativas en la economía de los venezolanos.

“Un transporte de carga de Barquisimeto a San Félix cuesta 1.000 dólares, ahora con el aumento del gasoil va a costar 1.500. Estos quinientos son exclusivamente para pagar el gasoil que se necesita para ir y venir”, dijo a El Impulso.

Aseguró que el aumento del gasoil es una medida unilateral que empeorará la crisis que viven los venezolanos, sobre todo a quienes deben usar este tipo de combustible para trabajar, como los transportistas y productores en el campo.

Por su parte, Gabriel Briceño, primer vicepresidente de Fedecámaras Nueva Esparta, advirtió que el régimen debe reconsiderar la medida por la incidencia en los precios de los servicios y alimentos.

“Va a encarecer las tarifas y va a afectar el turismo, es sumamente complejo, el impacto va más allá de lo que en este momento nos podemos plantear, por eso es importante replantearlo”, manifestó el domingo durante una entrevista en Unión Radio.

Esfuerzo de los privados

Ramón Elías Bolotín señaló que la intención de siembra para este año en Turén (estado Portuguesa) se ubica entre unas 230 a 250 mil hectáreas, es decir, un 10 % a 20 % más que el año pasado.

Leer más  “Error 404: Democracia no encontrada”: durante 2021 se registraron 93 casos de agresiones contra trabajadores de la prensa en Venezuela

“Todo esto se ha hecho con el esfuerzo del sector privado (…) Venezuela llegó a sembrar 670 mil hectáreas de maíz, estamos sembrando prácticamente la tercera parte de nuestra capacidad instalada de siembra”.

Producción afectada por las torrenciales lluvias

Por su parte, el presidente de Fedeagro, Celso Fantinel, advirtió que la producción de hortalizas atraviesa una “fase negativa” debido a las torrenciales lluvias que han afectado las zonas de cultivo en todo el país.

Explicó que en medio de las abundantes lluvias se hace imposible el traslado de los camiones hacia el interior del país por el estado de las vías, las cuales normalmente colapsan por escombros o calles anegadas.

La siembra de 100 mil hectáreas de maíz en Venezuela requiere unos 10 millones de litros de diésel
Cortesía / Fedeagro
Lo que más perjudica a las hortalizas son las enfermedades. Por supuesto hay torrenteras y zonas que están más cerca de los ríos, porque hay más inundaciones (…) básicamente estamos en una fase negativa para las hortalizas, donde se produce mucho menos por las enfermedades y las lluvias en exceso”, señaló a Unión Radio.

Finalmente, denunció presuntas irregularidades en las distintas alcabalas distribuidas por el país donde les retienen las cosechas sin justificación alguna.

Leer más  ¿Qué es el embarazo ectópico?
Noticias relacionadas