• El nombramiento la actual rectora de la Universidad Bolivariana se produjo tras el fallecimiento de la anterior titular de ese despacho, Tibisay Lucena. Ambas funcionarias habían compartido su paso antes por el Consejo Nacional Electoral

Nicolás Maduro nombró este 17 de abril a la rectora de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), Sandra Oblitas, como nueva ministra de Educación Universitaria. Esto luego de que su antecesora, Tibisay Lucena, falleciera el 12 de abril a los 63 años de edad.

“Es un compromiso muy grande que asumo agradeciendo la confianza que usted (Maduro) me da. Es un compromiso que asumo con la patria, con la revolución, la educación universitaria y asumiendo la continuidad del trabajo de nuestra amiga y hermana que partió recientemente, Tibisay Lucena”, declaró Oblitas.

Durante la primera emisión de su programa Con Maduro +, el dirigente le encargó a Oblitas alinear la oferta académica de las carreras universitarias con lo que denominó “las prioridades de desarrollo del país”.

Desde el CNE

Sandra Oblitas Ruzza nació en Caracas el 7 de junio de 1969. Es socióloga egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), además de poseer una especialización en Gerencia Municipal. Comenzó a trabajar para el Consejo Nacional Electoral (CNE) en 2003, como supervisora de procesos logísticos del Registro Electoral.

Leer más  Comenzó el pago de bono “Guerra Económica” de para jubilados: ¿para qué alcanza?
El incumplimiento de normas marca la previa de las elecciones en Venezuela
EFE

De acuerdo con el portal Poderopedia, en 2004 el CNE firmó un convenio con la empresa Smartmatic para automatizar el sistema electoral. Oblitas brindó asesoría técnica a las Oficinas Regionales Electorales y participó en el diseño del mecanismo de recolección y revisión de las firmas para el referendo revocatorio de ese año. Ese trabajo sería criticado por las trabas institucionales que se pusieron en el proceso, y posteriormente la oposición denunció fraude en los resultados de la consulta, aunque no se encontraron pruebas contundentes sobre eso.En 2005 fue nombrada directora de la Oficina Regional Electoral del Distrito Capital. Tuvo un papel clave allí durante las elecciones parlamentarias de ese año. Un año después, la Asamblea Nacional llevaría a cabo la renovación de la Junta Nacional Electoral, con Tibisay Lucena como presidenta. Oblitas sería designada como rectora principal y 2010 ocuparía el cargo de vicepresidenta.

Leer más  Reportaron varios accidentes de tránsito en Caracas

La dupla entre Lucena y Oblitas se mantendría por 10 años, en los que dirigieron las elecciones presidenciales de 2012 y su repetición en 2013, tras la muerte de Hugo Chávez, así como las parlamentarias de 2015. También procesos que fueron cuestionados tanto por la oposición como por los observadores internacionales, como las elecciones regionales de 2017, en las que se denunció el cambio arbitrario de centros de votación, o las presidenciales de 2018, desconocidas internacionalmente.

Directo al Ejecutivo

En 2020, como parte de un proceso de negociación entre el régimen de Maduro y una facción opositora minoritaria, se llevó a cabo una renovación del CNE. Sin embargo, este proceso fue realizado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen, y no por el Parlamento como establece la Constitución. Luego de 14 años, Oblitas y Lucena, quienes tenían sus cargos vencidos desde 2016, saldrían del Poder Electoral directo al ámbito académico. Oblitas sería nombrada pocos meses después como rectora de la UBV. Por su parte, Lucena asumiría la dirección de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) y posteriormente del Ministerio de Educación Universitaria.

Leer más  INTT: ¿cuáles son las licencias para menores de edad que se pueden tramitar para conducir en Venezuela?

Organizaciones como Provea expusieron en su momento que ambos nombramientos eran una muestra de los nexos que ambas rectoras tenían ya con el oficialismo desde antes de su salida del CNE. Un hecho similar a lo ocurrido con Jorge Rodríguez en 2006, cuando fue nombrado vicepresidente ejecutivo de Chávez menos de tres meses después de cumplir su ciclo como presidente del CNE.

Del mismo modo, cuestionó la imposición de Oblitas, al no ser siquiera docente de la UBV al momento de su nombramiento. No obstante, Provea reconoció que esto es una práctica habitual en los centros de educación superior del Estado. “La alta dirección de las universidades no es un asunto menor. No es una práctica que se puede asumir exclusivamente desde la identificación con un proyecto político”, expresó en un artículo.

Leer más  Rocío San Miguel recibió a su hija durante una visita en el Sebin: lo que se sabe

Sancionada

Otro destino compartido entre Oblitas y Lucena fueron las sanciones internacionales que recibieron durante su gestión en el CNE. En 2017, el gobierno de Canadá sancionó a 40 funcionarios del régimen por socavar la institucionalidad democrática de Venezuela en el contexto de las protestas, incluyendo a ambas rectoras.

Posteriormente, en noviembre de ese mismo año, Oblitas fue incluida en otra lista, esta vez por el gobierno de Estados Unidos. Fue una de las primeras rondas de sanciones individuales que el Departamento del Tesoro aplicó a figuras claves del oficialismo, luego de la convocatoria de la asamblea nacional constituyente (ANC), cuyos comicios fueron considerados fraudulentos por Washington.

Un año después, Oblitas fue objeto de más sanciones. Primero por el gobierno de Panamá, al ser incluida en una lista de 55 funcionarios acusados de lavado de dinero y financiación al terrorismo. Luego por la Unión Europea y Suiza, quienes desconocieron el resultado de las elecciones presidenciales en las que se proclamó ganador nuevamente a Nicolás Maduro.

Noticias relacionadas