• La atleta venezolana explicó sus motivos en un comunicado difundido a través de sus redes sociales

Yulimar Rojas, atleta venezolana de triple salto, anunció el 5 de septiembre que no participará en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, que se celebrarán en el mes de octubre en Chile. 

A través de su cuenta en la red social X (Twitter) @TeamRojas45, se conoció el comunicado de la atleta, donde detalla que su objetivo es enfocarse en mejorar su desempeño para los Juegos Olímpicos de París 2024.

“A toda la familia deportiva, del Movimiento Olímpico Panamericano y global, especialmente a mis seguidores y al pueblo de Venezuela, quiero comunicarles que hemos decidido declinar de asistir a los Juegos Panamericanos Santiago 2023”, se lee en el texto de Rojas. 

La campeona mundial explicó que la decisión no solo busca proteger su temporada 2024, sino también preservar su cuerpo para la máxima competencia del atletismo mundial. 

Leer más  Activistas protestan cerca de El Helicoide para exigir la liberación de Rocío San Miguel

“Mi temporada outdoor culmina el 17 de septiembre con mi participación en la final de la Diamond League en Eugene, luego de eso es importante descansar y recuperar fuerzas”, agregó la saltadora olímpica.

#TeExplicamosElDía | Jueves 31 de agosto
EFE/EPA/PHILIPP SCHMIDLI

Rojas ofreció disculpas

La venezolana ofreció disculpas a todas las personas que esperaban verla en Santiago, donde defendería su título como vigente campeona de los Juegos Panamericanos. 

“Pido disculpas a todos los venezolanos que ya habían adquirido sus entradas para verme saltar en Santiago 2023, pero esta es una decisión difícil que hemos tomado pensado en seguir brindando alegrías al país en los Juegos Olímpicos”, enfatizó Rojas. 

Actualmente, la atleta es la campeona panamericana en triple salto, así como también cuenta con el récord panamericano con una distancia de 15.11 metros en la disciplina que representa. 

Mundial en Budapest

Rojas viene de conseguir su cuarto título Mundial al aire libre de manera consecutiva en el pasado Mundial de Atletismo, disputado en Budapest el 25 de agosto.

Leer más  La grasa abdominal en los hombres podría aumentar el riesgo de alzhéimer

Luego de cinco intentos fallidos (entre ellos tres saltos nulos) Rojas registró una marca de 15,08 metros en su sexta y última oportunidad para quedarse con el título.

La atleta se convirtió así en la única mujer con cuatro títulos mundiales de la disciplina tras sus victorias en Londres 2017, Doha 2019, Eugene 2022 y ahora Budapest 2023.

Yulimar Rojas hace historia y gana su cuarta medalla de oro en el Mundial de Atletismo en Budapest
EFE/EPA/Zsolt Czegledi HUNGARY OUT

El último salto

La primera oportunidad para Rojas fue nula, en la segunda llegó a 14.33 y en la tercera se quedó en 14.26. El cuarto salto se volvió a anular, por lo que solo le quedaba el intento final.

Antes de afrontarlo, Yulimar levantó los brazos pidiendo apoyo al público. Se dio la vuelta, se puso de espaldas a la tierra, se volvió a girar y, antes de iniciar la carrera, comenzó su ritual de gestos con los brazos. Concentrada al máximo trató de realizar un salto seguro, sin buscar mayor marca que la de superar los quince metros de la ucraniana Maryna Bekh-Romanchuk, que hasta ese mismo momento había dominado el concurso con ese registro. Nada de hablar de récords, como había dejado entrever en la previa.

Leer más  Firmaron propuestas para el calendario de las elecciones presidenciales

El marcador electrónico anunció los 15,08 metros de su discreta marca. El oro parecía ser suyo pero tuvo que esperar unos minutos a que saltaran el resto de rivales.

Rojas revalidó su título de campeona del mundo con suspense en un podio formado por Bekh-Romanchuk, plata, que hizo un nulo en el último salto con máxima presión, y por la joven cubana Leyanis Pérez, que, a sus 21 años, brincó hasta los 14.96 metros para colgarse la medalla de bronce y lograr su primer podio en un Mundial.

Leer más  Tránsito en la autopista Gran Cacique Guaicaipuro estará restringido desde el 28 de febrero

La atleta, quien es pupila del cubano Iván Pedroso, con el que entrena en la localidad española de Guadalajara, había clasificado previamente para la final del Mundial de Budapest el 23 de agosto, luego de registrar 14,59 en su primer salto.

“Estoy preparada para llegar a la pista, comerme la fosa y volar muy lejos”, dijo la venezolana sobre la final del Mundial. Reiteró su deseo de derribar la barrera de los 16 metros.
La atleta venezolana posee un palmarés muy abultado que incluye un oro (Tokio 2020) y una plata olímpica (Río de Janeiro 2016), tres mundiales al aire libre (Londres 2017, Doha 2019 y Eugene 2022), tres mundiales en pista cubierta (Portland 2016, Birmingham 2018 y Belgrado 2022) y dos Ligas D

Noticias relacionadas