• Diversos estudios han demostrado beneficios de esta bebida estimulante en los procesos renales 

Muchas personas están acostumbradas a empezar el día con una taza de café y luego tomar otras a lo largo del día. Una investigación realizada por la Universidad Johns Hopkins (EE UU) concluyó que el consumo diario de café puede reducir hasta en un 15 % el riesgo de padecer una lesión renal aguda. 

Otro estudio, publicado por la revista Journal of Renal Nutrition, encontró que el consumo de café se asociaba con un menor riesgo de sufrir enfermedad renal crónica. Sin embargo, no todas las investigaciones han llegado a las mismas conclusiones. 

Un ensayo de nefrólogos canadienses señaló que el consumo excesivo de café puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos problemas renales, pero solo en personas que metabolizan de forma lenta la cafeína debido a una variación genética.

Leer más  Oferta de vehículos nuevos en Venezuela: ¿cuáles son los modelos que están en el mercado?

Las conclusiones de los estudios coinciden en que el café, al ser una bebida rica en cafeína y otros compuestos bioactivos, puede tener efectos diferentes en cada individuo. 

La cafeína actúa como un diurético, lo que puede ser beneficioso para equilibrar los niveles de líquidos en el cuerpo, pero también se asocia con el aumento de la presión arterial y la disminución de minerales como sodio o potasio en el tejido de los riñones.

Leer más  Estudio reveló que comer más sardinas y menos carnes rojas podría evitar hasta 750 mil muertes en 2050 

Los autores de los estudios consultados determinaron que el consumo moderado, de 1 a 2 tazas diarias de café (de 250 a 500 mililitros), podría traer más beneficios que daños para la salud de los riñones.

Investigación reveló que consumir cafeína puede reducir el riesgo de sufrir diabetes y obesidad
Foto: Pixabay

Consumo de café excesivo

Otros estudios sugieren que los bebedores de café viven más tiempo y tienen un menor riesgo de diabetes tipo 2, párkinson, afecciones cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

“Por lo general, el café es más beneficioso que perjudicial”, aseguró Rob van Dam, profesor de ciencias y nutrición en la Universidad George Washington (EE UU) al periódico The New York Times.

No obstante, consumir demasiada cafeína puede provocar un ritmo cardíaco acelerado, nerviosismo, ansiedad, náuseas o dificultades para dormir, afirmó Jennifer Temple, profesora en la Universidad de Búfalo.

Leer más  Elecciones presidenciales en Venezuela, bajo la mirada crítica de la comunidad internacional

También puede provocar dolores de cabeza o acidez estomacal, en dosis lo suficientemente altas, incluso temblores o vómitos.

Las sobredosis de cafeína suelen resultar de consumir demasiada cafeína en formas concentradas, como polvos o suplementos, en un corto periodo de tiempo. En la mayoría de los casos, se necesitaría consumir al menos 10 mil miligramos de cafeína, o el equivalente de aproximadamente 50 a 100 tazas de café al día, para que sea potencialmente mortal.

Foto: Unsplash

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU, la mayoría de los adultos pueden consumir de manera segura 400 miligramos de cafeína, o la cantidad equivalente a unas cuatro tazas de café diariamente.

Leer más  11 de abril: las heridas de Puente Llaguno siguen abiertas en la memoria de los venezolanos

Con respecto a la relación entre el café y el sueño, varios estudios mencionan que el efecto estimulante de la cafeína, el principal componente activo del café, actúa como un bloqueador del neurotransmisor que induce al sueño. 

Este proceso podría ocasionar en algunas personas ciertos cambios en los patrones de descanso: 

– Dificultad para conciliar el sueño

– Sueño menos profundo

– Despertares nocturnos

– Insomnio

Sin embargo, la sensibilidad a la cafeína varía de persona a persona. Algunas pueden ser muy sensibles a sus efectos, mientras que otras pueden tolerar grandes cantidades sin experimentar problemas para dormir.

Noticias relacionadas