• El servicio de telefonía e Internet en Venezuela se ha visto afectado por el consumo elevado de los usuarios durante la contingencia sanitaria ocasionada por el Covid-19

La cuarentena social y colectiva anunciada en Venezuela por Nicolás Maduro el 15 de marzo ha mantenido a gran parte de los ciudadanos en sus hogares como medida de prevención ante la propagación del coronavirus de Wuhan en el mundo. Los venezolanos permanecen más tiempo en sus casas, lo que genera que se eleve el uso continuo de Internet, el servicio de telefonía y televisión. 

La necesidad de obtener información sobre el comportamiento del Covid-19 en el mundo, virus que ya ha cobrado la vida de 48.000 personas en el mundo y más de 940.000 personas contagiadas, ha aumentado con el pasar de las semanas. 

Gran parte de la población venezolana se mantiene conectada a Internet para informarse sobre la pandemia, leer noticias o para entretenerse durante la cuarentena.

Sin embargo, el sistema de telecomunicaciones, desde antes del anuncio de cuarentena colectiva, ya presentaba constantes fallas debido a la falta de inversión y  robos de equipos, además de la incapacidad económica para reponerlos.

blank
Foto: Victor Salazar

Patricia Valladares, presidenta de la Camara de Empresas de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), explica para El Diario cómo se ha desarrollado el consumo del servicio de telecomunicaciones en el país durante la cuarentena preventiva por el coronavirus de Wuhan.

blank
Ha habido un aumento de consumo tanto de datos como telefonía en general porque todos estamos conectados en diferentes plataformas, en el mismo momento y desde el mismo lugar”, dice Valladares.

En una carta publicada en redes sociales el 20 de marzo de 2020 el presidente de Telefónica Movistar, José Luis Rodríguez Sarco, detalló que debido a la situación sanitaria del país los patrones de consumo en el servicio de telecomunicaciones han cambiado, señalando también que la compañía realiza un esfuerzo adicional para mantener operativas las comunicaciones. 

Consumo en cuarentena. De acuerdo con Sarco, durante la primera semana de contingencia se registró un incremento en el consumo de datos equivalente al de todo 2019.


El presidente de Telefónica Movistar también señaló que el tráfico en protocolos de entretenimientos se multiplicó 2.5 veces, “todo esto sobre una red que ya operaba a su máxima capacidad”. 

En este sentido, Valladares comenta que el sistema de telecomunicaciones se ha mantenido operativo debido a inversiones pasadas que las compañías realizaron. Sin embargo , explica que esas inversiones no eran todas las que se debían efectuar en su momento. 

blank
Foto: Reuters

“Nuestras formas de comunicación están llegando a donde tienen que llegar con bastante continuidad. Si bien el servicio no está llegando con las expectativas que mantienen algunas personas, considerando que son muchas plataformas que están siendo utilizadas al mismo tiempo, estamos dando un servicio que es el mejor que podemos dar en medio de las circunstancias que tenemos”, asegura la presidenta de Casetel.

Infraestructura inestable

El periodista especializado en Telecomunicaciones William Peña explicó para El Diario que las compañías no están preparadas para enfrentar la demanda del servicio durante la cuarentena debido a la poca capacidad económica que han tenido para actualizar infraestructuras en los últimos años.

Comenta que desde el año 2013 las inversiones de las empresas de telecomunicaciones disminuyeron drásticamente debido a que el gobierno de Nicolás Maduro les frenó la liquidación de divisas.

“No tenían acceso a dólares para actualizar infraestructuras, eso trae como consecuencia que no tengan hoy la capacidad para enfrentar la elevada demanda del servicio”, comenta Peña. 

El periodista asegura que debido a la crisis económica del país, las compañías debieron reducir la capacidad de ancho de banda internacional porque la demanda de consumo había disminuido.

Peña comenta que las empresas deben ampliar la capacidad de ancho de banda internacional, aunque aclara que ninguna red está capacitada para enfrentar la elevada demanda del servicio que se registra actualmente debido a la contingencia. 

blank
Cuando se tiene un suiche o nodo en una central y se conectan 100 hogares, se le da un mega a cada hogar, pero el nodo tiene una capacidad de 40 megas. En situaciones normales las empresas saben que los hogares no van a estar conectados todos al mismo tiempo y pueden distribuir los 40 megas entre los 100 hogares”, explica el periodista especializado en telecomunicaciones.

Otra arista que debe enfrentar el sistema de telecomunicaciones del país en medio de la cuarentena es el paquete de medidas “radicales” aplicadas por Nicolás Maduro durante la contingencia. Una de ellas prohíbe la suspensión del servicio por falta de pago de los suscriptores.

blank
Foto cortesía

El servicio de telecomunicaciones en el país se debe mantener operativo para todos sus suscriptores a pesar de la falta de pago, lo que implica un esfuerzo mayor de las compañías del país para mantener a flote un servicio que ya se encontraba en declive. 

Medidas económicas

-Ratificación de la inamovilidad laboral hasta el 31 de diciembre de 2020
– Plan especial de pago de nóminas a pequeñas y medianas industrias del sector privado durante seis meses.
-Suspensión de pago de alquileres de vivienda y comercio durante seis meses.
– Se suspende el pago del capital de todos los créditos en el país
– Se prohíbe la suspensión del servicio de telecomunicaciones

La presidenta de Casetel aseguró que las compañías de telecomunicaciones mantendrán operativos sus servicios en la medida de sus posibilidades. Sin embargo, resaltó la importancia de honrar los pagos correspondientes.

Escasez de gasolina 

Las compañías de telecomunicaciones del país se mantienen operativas a pesar de la contingencia. Como parte de las medidas de prevención para evitar el contagio de Covid-19 el personal administrativo trabaja desde sus hogares. Pero el personal técnico debe mantenerse en las calles para solucionar cualquier falla o avería que se presente con el servicio en cualquier lugar del país. 

Como parte de las medidas anunciadas por Maduro, la circulación está restringida solo para personal prioritario, lo que incluye a los trabajadores de los servicios de telecomunicaciones. Sin embargo, la falta de gasolina y las largas colas afectan la movilidad de los trabajadores de las compañías.

Valladares explica que a pesar de ser un sector priorizado durante la cuarentena, la garantía de que el equipo técnico pueda surtir combustible no se cumple en todos los estados.. Señala que debido a esta situación la atención de fallas en el servicio se ha visto afectada.

“Atendemos las fallas donde tienen mayor impacto. Priorizamos dependiendo de la cantidad de usuarios afectados o si se trata de una falla total y no parcial”, comenta.

La presidenta de Casetel señala que a pesar de la situación de contingencia sanitaria, las compañías de telecomunicaciones se enfrentan a un reto “complejo” para mantener operativo el servicio en el país.

blank
Foto cortesía

“Esto es una logística increíble que se ha ido manejando en poco tiempo porque hacer que toda una compañía continúe operando fuera de sus instalaciones es bastante complejo”

Acceso a los servicios 

El Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) constató que 63% de la población encuestada en un estudio publicado el 28 de febrero no tiene acceso a Internet en sus hogares. 

Esta encuesta, realizada a 6. 193 personas durante los últimos cuatro meses de 2019 en 10 estados del país, arrojó también que San Cristóbal y Caracas son las ciudades con mayor acceso a la red, con 58,3% y 44,4% respectivamente.

Maracaibo y Punto Fijo son las ciudades en la que se registró menor índice de acceso a Internet, con 22,6% y 23%, respectivamente.

El OVSP registró una disminución en el acceso general a la red en siete estados del país. En junio de 2019 el acceso general a la red era de 46,6% y para diciembre se ubicó en 38,1 %. 

En cuanto a las compañías de telecomunicaciones que ofrecen servicios de Internet, 73,3% de los encuestados que posee servicio de red es a través de la Compañía  Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela( Cantv), mientras que 9,9 % dijeron estar suscritos a la compañía Intercable. Las compañías Movistar y Digitel poseen un alcance de 2,8% y 2,1%, respectivamente. 

Las empresas de telecomunicaciones del país se enfrentan al reto de mantener operativo un servicio que resulta indispensable en medio de la contingencia sanitaria, pero que también se ha visto perjudicado por la poca capacidad de inversión, mantenimiento de equipos y fallas eléctricas.

Noticias relacionadas