• Estados Unidos informó que se mantiene vigilante sobre el destino de los barcos iraníes. Reportes informan que tendrían a bordo varios misiles y que el objetivo final sería el país suramericano, debido a la estrecha relación con el régimen de Nicolás Maduro. Irán sigue sin confirmar hacia dónde se dirige. Foto principal: Maxar Technologies/ Handout vía Reuters

Dos buques de guerra iraníes navegan por el Océano Atlántico con un destino hasta ahora desconocido. Desde el Pentágono de Estados Unidos sugirieron que podrían dirigirse hacia Venezuela y que están monitoreando la situación. A pesar de su estrecha relación con el régimen de Nicolás Maduro, Irán no ha rechazado ni confirmado que ese sea el rumbo. 

Buques con misiles

Se trata de dos buques: el Sahand, un nuevo destructor de fabricación local; y el Makran, una fragata recopilación de inteligencia. De acuerdo con un análisis de la organización independiente U.S. Naval Institute (USNI) del 28 de abril, el Makran tiene a bordo siete naves de ataque con misiles de alta velocidad atadas a su cubierta. No obstante, hasta ahora se desconoce si los misiles están a bordo de la nave y su ubicación, según un reporte de la agencia Associated Press.

Los buques tienen las mismas características de las embarcaciones que usan los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (la IRGCN, por sus siglas en inglés). Estos se encargan de la seguridad costera de Irán y del estrecho de Ormuz, según informó el USNI.

Buques
Buque Makran. Foto: EFE

El Makran podría ser utilizado para “enviar señales falsas” de ubicación de navíos, dijo a la Voz de América Russ Dallen, director de la firma de corretaje Caracas Capital, que vigila la actividad marítima cerca a Venezuela. El especialista señaló que esta estrategia ha sido usada por compañías marítimas para engañar a los sistemas de seguimiento que funcionan con satélite, evitar ser detectados y esquivar las sanciones estadounidenses.

Los barcos partieron el mes pasado del puerto de Bandar Abbas, en el sur de Irán, dijo el almirante Habibollah Sayyari, subjefe del ejército de Irán.

Irán sigue sin decir el destino

Con EE UU vigilante, Irán se ha negado a declarar el objetivo final de los buques. Durante una conferencia de prensa el 31 de mayo, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, se reservó la información.

“Irán siempre está presente en aguas internacionales y tiene este derecho basado en el derecho internacional y puede estar presente en aguas internacionales”, dijo el funcionario iraní. “Ningún país puede violar este derecho, y advierto que nadie comete errores de cálculo. Aquellos que se sientan en casas de vidrio deben tener cuidado”.

Un importante asesor de Maduro, en condición de anonimato, negó a AP que los buques atracarán en el país.

El almirante Habibollah Sayyari, subjefe del ejército iraní, describió su misión como una prueba de la nueva capacidad de Irán para llevar a cabo operaciones de larga distancia. Sayyari dijo que los buques no harían escala en el puerto durante su viaje.

La cadena de televisión iraní Press TV mostró el jueves un video en el que un almirante iraní indicaba que los barcos se encontraban a más de 500 millas de la costa de Angola, en el Atlántico Sur. Es la primera vez que la Armada iraní viaja tan lejos a través del Atlántico.

Sayyari dijo que este es el punto más lejano al que ha llegado un buque de guerra iraní. “La Armada está mejorando su capacidad marítima y probando su durabilidad a largo plazo en mares desfavorables y en las condiciones meteorológicas desfavorables del Atlántico”, dijo. Añadió que los buques de guerra no harían escala en ningún puerto de ningún país durante la misión.

Estados Unidos vigila y advierte

Hasta ahora el gobierno de Estados Unidos no confirma públicamente que uno de los posibles destinos sea Venezuela. Fue el sitio web Político el que informó, citando a funcionarios estadounidenses anónimos, que el destino final de los barcos podría ser el país suramericano.

Una vocera del Departamento de Estado envió una declaración escrita a Univision Noticias el jueves 10 de junio diciendo que “no podemos comentar los posibles destinos del barco [iraní], pero seguiremos vigilando”. Y advirtió: “Estamos preparados para hacer uso de nuestras autoridades aplicables, incluidas las sanciones, contra cualquier actor que permita el suministro continuo de armas de Irán a socios y poderes violentos”.

Declaración similar hizo el portavoz del Departamento de Estado de EE UU, Ned Price. “Hemos visto los informes de prensa sobre este movimiento”, dijo Price.

De efectuarse la entrega de estos buques iraníes a Venezuela, esto podría formar el núcleo de una fuerza de guerra asimétrica dentro de las fuerzas armadas del país, según dijo el Instituto Naval de Estados Unidos en un análisis publicado anteriormente.

“Esto podría enfocarse en interrumpir la navegación como un medio para contrarrestar fuerzas navales superiores. Las rutas marítimas hacia y desde el Canal de Panamá están cerca de la costa venezolana”, añadieron.

Los antecedentes de Venezuela

Uno de los motivos por los cuales se especula que el destino de los buques iraníes sería Venezuela es porque ya el país ha enviado embarcaciones a las costas venezolanas. Sin embargo, no han tenido nada que ver con armamentos. Se trata de los barcos que el gobierno de Teherán envió con cargamentos de gasolina. En su momento, la Administración de Donald Trump decomisó el contenido de uno de esos barcos.

Además, no sería la primera vez que el régimen de Maduro coopera con enemigos diplomáticos de EE UU en estos asuntos. Hace dos años, por ejemplo, dos aviones militares rusos llegaron a Venezuela con equipos y soldados para “cumplir contratos técnicos”, según agencias de prensa rusas.

Noticias relacionadas