Es falso. Este 2 de febrero se dio a conocer a través de Twitter que presuntamente había muerto de un infarto José Bestilleiro, conocido en la ciudad de Caracas como “el señor del hula hula” de la avenida Urdaneta, a la altura de la Candelaria. 

La información la divulgó el dirigente social Carlos Julio Rojas, quien al acercarse al sitio vio que estaba vivo y trabajando. Se trató de una confusión, pues fue “el señor del hula hula”, quien asistió a otra persona que sufrió un infarto.

“El señor se encuentra bien, hubo una información que corrió sobre su fallecimiento, pero no, está en la esquina como siempre. Bestillero lo que hizo fue auxiliar a alguien”, comentó Rojas en exclusiva para El Diario.

José Bestillero tiene más de 60 años radicado en Venezuela. Es oriundo de La Coruña (España) y se dedica desde hace más de 20 años a demostrar sus habilidades con el hula hula. Es conocido como uno de los íconos de la ciudad por su manera de entretener a los transeúntes.

El estado actual de el señor del “hula hula”

Con poco más de 86 años de edad, Rojas pudo confirmar que José Bestilleiro se encuentra bien. En un video difundido en la cuenta de Twitter del dirigente social, mostró al señor del “hula hula” sentado y sonriendo con sus instrumentos de trabajo.

Está aquí, con los vecinos de la Candelaria, lo seguimos queriendo y él sigue regalándonos nuestro arte. Él se encuentra aquí, se encuentra bien. Invitamos a que lo ayuden para que pueda seguir expresando su arte. Es un ícono”, completó Rojas.

Bestilleiro asistió a otra persona de la tercera edad, quien sí sufrió un infarto fulminante. No es la primera vez que se presume que el ícono de la Candelaria sufre un accidente o muere. En 2019, surgieron rumores que afirmaban que había sido atropellado. Se trató de otra persona de 83 años de edad.

Leer más  La NASA descubrió dos planetas posiblemente habitables a 16 años luz de la Tierra

Un ícono en peligro

A pesar de que el ministro de Cultura del régimen de Nicolás Maduro, Ernesto Villegas, aseguró en 2021 que estaba “a la orden” del octogenario, en distintas ocasiones José Bestilleiro ha tenido que recurrir a la caridad de las personas que pasan por la avenida Urdaneta, donde normalmente se encuentra, para poder comer o comprar medicamentos.

El señor del “hula hula” vive en la parroquia la Candelaria y no ha regresado a su natal España desde que arribó al país hace varias décadas. Debido a los vapores y químicos de los automóviles que transitan por la zona donde trabaja, desarrolló una afección pulmonar crónica que hace que le cueste respirar.

La información sobre su presunto fallecimiento se difundió rápidamente, por lo que distintas personas acudieron a su lugar de trabajo para verificar si se trataba de una noticia falsa. Ahora que se corroboró que sigue vivo, José Bestillero continuará en su espacio moviendo sus “hula hula” a pesar de las circunstancias.