• Estadísticas publicadas por la Sudeban evidencian la contracción que han experimentado las instituciones financieras durante el último año 

Conseguir un cajero operativo para poder realizar retiros en efectivo se ha convertido en una odisea para gran parte de venezolanos bancarizados en todo el país, sin importar la entidad financiera de la que sean clientes.

Las últimas estadísticas del sector publicadas por la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) dan cuenta de esta realidad. Durante el último año su número se redujo de forma importante.

De acuerdo con el más reciente informe del organismo regulador el número de cajeros automáticos se redujo de 2.841 a 2.454, lo que representa una reducción de 387. La disminución de la red de cajeros en todo el país es aún más dramática si se contrastan las cifras prepandemia con las registradas al cierre de diciembre de 2021.

En enero de 2020 la suma del total de cajeros automáticos de las instituciones bancarias públicas y privadas era de 4.801. Es decir casi el doble de los que se encuentran en funcionamiento actualmente.

Entre los bancos que experimentaron el mayor número de cierre de cajeros se encuentran Banco Provincial (128), Banesco (81) y el Banco de Venezuela (68). Asimismo otras instituciones financieras que también presentaron disminuciones en sus redes de cajeros fueron: Banco Ocidental de Descuento (26), Banco Nacional de Crédito (24)

Por su parte, algunas entidades bancarias que no registraron variaciones durante el mismo lapso fueron Banplus y Banco Exterior, las cuales se mantuvieron respectivamente con 45 y 16 cajeros activos en todo el territorio nacional.

En tanto que el Banco Venezolano de Crédito es el único que logró incorporar nuevos cajeros; pasando de 17 a inicios de 2021 a 18 a finales de año.

Banca reducida

El número de cajeros operativos no es el único indicador que demuestra cómo la banca venezolana se ha venido empequeñeciendo mes a meses durante la pandemia, e incluso antes de ella. Otros elementos de análisis pueden ser tanto el número total de oficinas, como el de trabajadores de la banca. En ambos casos las cifras son claras, la banca es solo una fracción de lo que era hasta hace unos años y por tanto estos números se han visto afectados.

Leer más  Cómo diferenciar una distracción habitual del trastorno por déficit de atención e hiperactividad
Noticias relacionadas