• El Departamento de Comercio de Estados Unidos emitió licencias a compañías como Qualcomm, Intel y Microsoft para que puedan continuar realizando negocios con el gigante asiático.

El gobierno de Estados Unidos parece haber dado un giro con respecto a su política comercial; específicamente en lo concerniente al bloqueo comercial impuesto por la administración de Donald Trump a la compañía china Huawei.

Luego de que el mandatario acusó al gigante chino de poner en riesgo la seguridad nacional de su país, el Departamento de Comercio de Estados Unidos decidió incluir a la empresa en una lista negra denominada Entity List. Esta decisión implicó que Huawei no pudiera establecer lazos comerciales con ninguna compañía estadounidense bajo pena de sanciones.

Sin embargo, este enfrentamiento que llegó a su punto más álgido en mayo de 2019 luce como un hecho distante, pues el propio gobierno de EE UU comenzó a otorgar licencias para que diversas empresas puedan continuar realizando negocios con la compañía asiática.

Bloqueo. Como parte del bloqueo Google se vio obligada a dejar de ofrecer su sistema operativo a teléfonos de Huawei.

El primer pronunciamiento oficial referente a esta nueva postura fue realizado por el secretario de comercio, Wilbur Ross. El funcionario especificó que la decisión no implica que la empresa china abandone la lista negra del departamento que encabeza.

El más reciente de estos permisos le fue concedido a Qualcomm, una de las mayores empresas creadoras de procesadores para dispositivos móviles.

Tampoco habían podido adquirirlos a través de otros proveedores, pues al incorporar tecnología estadounidense su compra también se encontraba bloqueada, situación que los había afectado gravemente.

Esto supone que la empresa china pueda volver a adquirir procesadores con capacidad 4G para instalarlos en sus teléfonos inteligentes.

«Recibimos una licencia para varios productos, que incluye algunos productos 4G», dijo a Reuters una portavoz de Qualcomm.

Alcance de la licencia

Foto cortesía

Si bien aún se desconoce el alcance de la licencia recibida por parte de las autoridades, algunos portales especializados en tecnología ven poco factible que la medida incluya los últimos procesadores 5G de la compañía.

Es por ello que analistas como Stacy Rasgon, de la firma Bernstein, han expresado que el alcance de la medida será limitado. Esto debido a la migración de consumidores de terminales con conectividad 4G a 5G.

De acuerdo con lo indicado por el portavoz de la compañía, Qualcomm se encuentra a la espera de que el Departamento de Comercio de Estados Unidos apruebe otra serie de solicitudes de licencias que fueron introducidas hace algún tiempo.

El otorgamiento de esta licencia supone un gran alivio para Huawei por dos motivos; el primero de ellos es que desde que inició el bloqueo comercial, no habían estado en capacidad de producir procesadores para sus terminales. 

Mientras que el segundo es que previo al bloqueo la empresa había adquirido una cifra importante de chips; no obstante, dichas existencias podrían acabarse durante los primeros meses de 2021. Esto implicaría la paralización total de la producción de teléfonos inteligentes de Huawei. 

Guerra comercial

La postura de la administración de Trump con respecto a Huawei ocurre en el marco de una guerra comercial iniciada por Estados Unidos en contra de China, la segunda mayor economía del mundo.

El inicio de este enfrentamiento ocurrió a mediados de julio de 2018 luego de que el gobierno estadounidense impuso aranceles a las importaciones chinas de acero y aluminio equivalentes a unos 34 millardos de dólares anuales.

A esta medida se sumaron nuevos aranceles a productos chinos por un valor de más de 400 millardos. Esto ocasionó una respuesta por parte de Pekín con la imposición de impuestos por montos equivalentes a los establecidos por Estados Unidos.

Los mencionados aranceles abarcan artículos que van desde los repuestos aeronáuticos, pasando por productos y maquinaria agrícola, hasta componentes necesarios para el sector tecnológico.

Intel

Foto cortesía

Qualcomm no es la única empresa estadounidense productora de procesadores que ha recibido el visto bueno por parte de la administración de Donald Trump para poder realizar negocios con Huawei. Otra empresa a la que también le fue concedida una medida similar fue Intel.

El anuncio de la decisión fue dado a conocer a finales de septiembre de este año por un portavoz de la compañía el cual indicó que esto les permitiría suministrarles “ciertos productos”, sin especificar cuáles podrían llegar a ser estos.

Líder del mercado. Huawei es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y es el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, detrás de Samsung Electronics.

Intel se encuentra entre los mayores productores de procesadores para computadores personales, con ingresos anuales que superan los 70 millardos de dólares.

Otra empresa vinculada a este tipo de terminales que también recibió la aprobación para realizar negocios con Huawei es Microsoft. Esto permitirá que los portátiles de la compañía asiática puedan continuar contando con Windows instalado de fábrica.

Representantes de Huawei indicaron a Reuters que “apreciaban” la decisión del Departamento de de Comercio de Estados Unidos.

“Esto será un gran alivio para Huawei después de un período arduo con grandes actores tecnológicos como Microsoft, Google y otros restringidos en la plataforma”, afirma el analista Dan Ives de la firma Wedbush Securities.

Otras empresas como la Corporación Internacional de Fabricación de Semiconductores de China, el fabricante de chips surcoreano SK Hynix, así como el productor de chips taiwanés MediaTek también han solicitado que les sean concedidas licencias de este tipo para poder reanudar la compraventa de productos y servicios con Huawei. Sin embargo, el gobierno estadounidense no ha dado respuesta a sus peticiones.

La razón de esto, según una fuente que se negó a ser identificada y conversó con Reuters, es que las empresas no estadounidenses no son una prioridad al momento de recibir las autorizaciones.

De continuar otorgando licencias como las recibidas por Intel y Microsoft luce factible que Huawei pueda continuar ubicándose como una de las empresas más importantes del mundo en lo que a fabricación de teléfonos inteligentes y equipos de telecomunicaciones se refiere.

Noticias relacionadas