• El embajador de Estados Unidos para Venezuela aseguró que la Consulta Popular convocada por el Poder Legislativo es un “hito nacional” que servirá a las fuerzas democráticas a iniciar una nueva ronda de presión interna contra el régimen de Nicolás Maduro. Foto Reuters

Estados Unidos se alinea con la estrategia de Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional (AN). En una rueda de prensa este lunes 7 de diciembre en la que representó a su país y al mismo tiempo hizo eco de las propuestas y consignas del interinato, James Story, embajador estadounidense para Venezuela, rechazó las elecciones “fraudulentas” de este 6 de diciembre, aseguró que apoyarán la continuidad administrativa del Parlamento y del gobierno interino, y alentó a la participación venezolanos en la Consulta Popular del Legislativo.

“Hemos dicho que creemos que Nicolás Maduro no puede fortalecerse con otra elección fraudulenta. Reconoceremos la continuidad de la Asamblea Nacional actual y la presidencia interina de Juan Guaidó”, respondió Story para El Diario. De esta forma, el embajador sigue la misma línea que más temprano adelantaba el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien aseguró que la Administración de Donald Trump continuaría reconociendo al líder opositor al régimen como presidente legítimo de Venezuela.

La poca participación en el evento electoral de este domingo, que de acuerdo con el boletín oficial, fue de 31%, es un aliciente para la postura estadounidense.

El pueblo de Venezuela rechazó la dictadura. Estados Unidos también condena esta farsa. Es responsabilidad de la comunidad internacional llamar la atención sobre lo que está pasando en Venezuela”, dijo el embajador.

En respuesta a las declaraciones del régimen chavista y sus aliados, Story aseguró que no se trata de injerencia en la política nacional, sino una “observación” y responsabilidad de llamar la atención del mundo sobre lo que, según el diplomático, ocurre en Venezuela: elecciones ilegítimas, censura a la prensa, robo de las siglas a los principales partidos de oposición. “Lo que la dictadura quiere es una oposición oficial, sometida y comprada para el favor del régimen”, aseveró.

James Story

Observadores de Maduro

La posición de Estados Unidos -que también compartió la Unión Europea y el Grupo de Lima (a excepción de México y de Argentina)- no es, sin embargo, unánime en la comunidad internacional. El chavismo ha tirado de sus principales aliados para avalar los cuestionados comicios. Entre ellos, el expresidente del gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero, quien además de reconocer los comicios, emplazó a la UE a “evaluar” los resultados de las sanciones internacionales, en especial la de Estados Unidos, que según él es una “política de no reconocimiento que es el mayor absurdo que se haya conocido en el derecho internacional”.

Y aunque Story optó por no responder directamente a Zapatero, lanzó un dardo hacia los “observadores” del proceso del 6 de diciembre.

“Hay algunas personas que creen en cuentos de hadas, en Papá Noel, en cosas que no existen”, respondió para El Diario. “Es imposible para cualquier persona que observa de forma independiente no ver cuando ellos trataron de robar la Asamblea Nacional, a los partidos políticos, inhabilitaron a las personas, utilizaron la represión del estado, usaron máquinas de votación de China llevados por Irán, un país que apoya el terrorismo.¿Cuánta más información necesitan estas personas para entender que lo que pasó ayer no representó los intereses de los venezolanos? No voy a nombrar, pero los que llegaron a Venezuela, realmente no tienen la razón, no entienden. Hay que entender, pero no para arruinar, para quedarse al lado de una dictadura, aceptar su discurso, sino la lógica y la libertad”, dijo.

El espaldarazo de Story al gobierno interino de Guaidó llegó incluso a sonar, por momentos, casi como un favor personal. “Yo les quería decir que, por favor, participen”, dijo el embajador estadounidense actualmente radicado en Bogotá, Colombia. También compartieron la dirección web y las formas de participar en la Consulta.

Se trata, en opinión de Story, de “demostrar a la comunidad internacional que ustedes (los venezolanos) son más que ellos (régimen de Maduro), un rechazo más. Ya sabemos cómo piensan ustedes, pero es una oportunidad de expresarse y decir ‘ya basta’”.

Y a pesar de que aseguró que la meta son elecciones libres, transparentes y verificables, la Consulta Popular es un “hito nacional”, un paso para que “las fuerzas democráticas en el país comiencen una nueva ronda de presión interna” hasta lograr el objetivo. Pero no evadió sus responsabilidades en el caso: también es una oportunidad de más presión internacional, de más sanciones a los responsables de violaciones de derechos humanos, comentó.

Si bien el embajador estadounidense dio señales de que la decisión es bipartidista, se negó a hablar en nombre de la futura Administración de Joe Biden. “No puedo especular”, repitió en varias oportunidades ante las preguntas de la prensa.

En este sentido, aseguró que el régimen chavista tiene tres problemas que afrontar con la actual y la futura Administración estadounidense. El primero, de carácter político, que engloba el reconocimiento a su legitimidad y a las sanciones. El segundo, la vía judicial por las acusaciones de narcotráfico. Y el tercero, de carácter moral, por los crímenes de lesa humanidad registrados por organismos como la Organización de las Naciones Unidas (ONU). 

Noticias relacionadas