• El sacerdote fue encontraron sin vida  el 2 de enero en la carretera nacional Tucupita-Barrancas, municipio Sotillo del estado Monagas

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Douglas Rico, dijo que el móvil en el caso del sacerdote keniano Josiah K’Okal, encontrado sin vida el 2 de enero, es un posible suicidio.

Luego del hallazgo se inició el trabajo de investigación técnico-científico, que permite manejar como móvil del hecho un posible suicidio”, dijo en una publicación realizada el 3 de enero en su cuenta de Instagram.

Rico señaló que durante la investigación encontraron “un vínculo del mecate que él utilizó para quitarse la vida” en su residencia en Tucupita, Delta Amacuro.

Leer más  Oppenheimer lideró los Premios del Sindicato de Actores 2024: lista completa de ganadores

Agregó que al realizar la inspección técnica en la carretera nacional Tucupita-Barrancas, municipio Sotillo del estado Monagas, lugar donde se encontró el cadáver, se colectó otra parte del segmento de la cuerda.

Asimismo, indicó que el cuerpo de investigaciones realizó entrevistas a conocidos de la víctima, quienes informaron sobre el estado depresivo del sacerdote.  

Leer más  Satélites de SpaceX fueron vistos en el cielo de Venezuela 

“Como parte de las investigaciones, se realizaron entrevistas a conocidos de la víctima, quienes dieron referencias de un estado depresivo reciente y en el vaciado del teléfono, se evidenció conversaciones donde manifestaba dichos síntomas”, apuntó.

Los hechos

Funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) encontraron el 2 de enero el cadáver del sacerdote Josiah K’Okal, quien se encontraba desaparecido desde el día anterior. 

Hallaron muerto en Monagas al sacerdote keniano desaparecido
Imagen referencial de indígenas warao en Delta Amacuro. Foto: Cortesía

 El portal Tanae Tanae detalló que el cuerpo estaba colgado de un árbol, presumiblemente ahorcado, lo que originó que las autoridades policiales  iniciaran una investigación para determinar si se pudo tratar de un homicidio.

Leer más  ¿Cuáles son los pasos a seguir para formalizar un emprendimiento en Venezuela?

K’Okal salió de la casa de la Congregación Misioneros de la Consolata, en el sector Paloma de Tucupita (Delta Amacuro) el 1° de enero en bicicleta. Durante su recorrido, visitó la comunidad indígena de Janokosebe.

Según informó la Agencia para las Obras Pontificias Misioneras (Fides), la última que se le vio al padre fue al cruzar la alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con dirección hacia Monagas. 

El sacerdote acostumbraba hacer ejercicio por las mañanas. Sus compañeros no se inquietaron hasta la tarde, cuando se percataron de que no había regresado.

Querido hermano, que tu alma descanse en paz. Gracias por tanto amor por esta tierra venezolana, gracias por ser un gran misionero”, publicó la congregación de misioneros en su página de Internet.

Los indígenas manifestaron su pesar por la muerte del sacerdote y pidieron a las autoridades una investigación “limpia, pulcra y creíble” del caso. Además, exigieron un pronunciamiento por parte de los gobiernos locales.

Leer más  Concierto de Maluma en Caracas: así transcurrió el show 
Noticias relacionadas