• Expertos electorales conversaron con El Diario y enumeraron las irregularidades tras anunciarse el incremento en la estructura del Parlamento, pese a la disposición establecida en el artículo 186 de la Constitución

Las elecciones parlamentarias en Venezuela tienen fecha y, como es usual, con una sombra de polémica. Ese día se cumplen 22 años del primer triunfo presidencial del fallecido Hugo Chávez, además de consolidar unos comicios que elevan el número de escaños del Parlamento de 167 a 277. Una decisión contraria a lo previsto en el artículo 186 de la Constitución de la República, que establece una base de 1,1% de los habitantes del país.

Los factores que adversan a Nicolás Maduro denunciaron las intenciones del régimen de controlar el Legislativo con una interpretación acomodaticia del referido apartado de la carta magna. Esto a pesar de que el país atraviesa una disminución en el índice poblacional como consecuencia de la migración que se profundizó a partir de 2013.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) afín a Maduro aún no detalla cómo será el proceso de automatización, ni aporta mayores especificaciones técnicas. Dos semanas antes, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen suspendió a los responsables de los partidos Acción Democrática (AD) y Primero Justicia (PJ), decisión que la oposición denuncia como un nuevo intento de debilitar a las voces críticas. 

 “El CNE cambió la arquitectura electoral” 

Carmen Beatriz Fernández, consultora política y fundadora de Datastregia, tildó de irregular no solo la convocatoria, sino la modificación, inconsulta, de lo establecido en el artículo 186 del texto fundamental del país. 

Carmen Beatriz Fernández | Foto cortesía
No solo se aumentaron los escaños, se cambió el sistema, la arquitectura electoral, privilegiando la unidad desde el poder central. Una unidad perfecta desde el poder, tal y como pasó con la Constituyente de 1999. El oficialismo avanza desde la minidemocracia hacia la maxidictadura, además de que pretende minimizar a la oposición”, analizó para El Diario.

Agregó que el chavismo, cada vez que se abre una rendija para la solución a la crisis política, busca subterfugios para dinamitar una eventual negociación que produzca un cambio de sistema.

Apuntó que las elecciones no solo sirven para elegir autoridades, sino también para dirimir conflictos. Por ello debe reinar la transparencia a través de acuerdos mínimos, consensos y garantías entre los sectores involucrados.

“La oposición debe poner en evidencia al nuevo CNE”

El periodista y analista político Eugenio Martínez añadió que el aumento en el número de curules obedece a una decisión política y no técnico-legal.

El artículo 186 establece un máximo de 167 diputados principales. Esta es una decisión política pensada en darle algunas cuotas a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Todo a través de un número de diputados por lista en los estados o nominales que no amenace la mayoría del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)”, señaló para El Diario.
Eugenio Martínez | Foto cortesía

Subrayó que el sistema es de tipo mayoritario (aunque algunos digan que el sistema privilegia la representación proporcional). El que gane los circuitos nominales va a dominar el Parlamento. Recordó que el chavismo y los partidos de la Mesa de Diálogo Nacional (MDN) se negaron a vincular el voto lista y nominal.

Una vez conocido el cronograma, los ciudadanos reaccionaron a través de las redes sociales, al igual que los dirigentes políticos. La opinión entre los factores se centra en dos opciones: participar o abstenerse.

Consultado sobre la conveniencia o no de participar en estas elecciones, Martínez indicó que repetir la estrategia de 2005 no sería lo más favorable para la oposición.

“La oposición debe luchar por condiciones electorales. Ese participar no significa entrar en el debate de votar o no, allí hay que analizar otras condiciones, especialmente sobre el sistema automatizado. La oposición debe ver los beneficios de una participación activa, poner en evidencia al nuevo CNE, poner en evidencia el cambio que se hizo en el sistema de adjudicación de cargos. Tiene que usar esa participación para luchar por condiciones en eventos que sí sirvan para resolver la crisis política e institucional que atraviesa el país”, explicó.

“El régimen privilegia las circunscripciones minoritrarias”

El diputado y profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Nelson Chitty La Roche indicó que es innecesario el aumento en la composición del Parlamento. Añadió que el oficialismo, con el aval del TSJ y el CNE, privilegia las circunscripciones minoritarias para hacerse con la mayoría de la cámara.

Nelson Chitty La Roche | Foto cortesía

A pesar de las dudas que están alrededor del proceso, es partidario de acudir para evidenciar “el manejo institucional del régimen. En mi criterio, participaría. La peor opción no es no participar, es no hacer nada. Mientras la gente esté postrada y centrada en sobrevivir, nada va a cambiar”, enfatizó.

Se mostró partidario de una nueva plataforma que reúna a los sectores de la oposición y llevar el tema de las irregularidades al espacio público, como foco de discusión permanente entre la ciudadanía.

Enfatizó que la oposición debe pedir mejores condiciones y alzar la voz para impedir nuevas irregularidades. “Se ha filtrado que existe la posibilidad de no permitir acompañamiento internacional y eso sí sería la tapa del frasco, porque comprobaría que es una elección no transparente”, concluyó.

Este artículo de El Diario fue editado por: Génesis Herrera.

Noticias relacionadas