• Una familia venezolana fue perseguida por sujetos desconocidos que efectuaron más de 11 disparos de bala. En el hecho resultaron heridos Óscar Hernández y sus dos hijos de 12 y 13 años de edad

El venezolano Óscar Hernández fue víctima de un ataque armado por equivocación cuando iba de regreso de recoger a su esposa al casino del hotel Royalton, lugar donde ella trabajaba en Cancún, México. Al ver la persecución, la familia venezolana intentó refugiarse en ese lugar, pero fueron alcanzados por las balas. En el hecho, que ocurrió el lunes 8 de agosto, resultaron heridos el hombre y sus hijos de 12 y 13 años de edad. 

Hernández relató a los medios locales que intentó pedir ayuda al personal del hotel, pero se le fue negada. También denunció que los empleados no llamaron a una ambulancia luego de que se registrara el tiroteo. 

Leer más  Agencias de la ONU crearon plan para atender a migrantes y refugiados venezolanos en Ecuador

El venezolano contó que tuvo que manejar hasta el hospital más cercano para recibir atención médica. En el camino se cruzó con una ambulancia junto con funcionarios policiales, quienes lo ayudaron a llegar hasta un centro de salud. 

Su hijo de 13 años de edad fue atendido de emergencia debido a que la bala le perforó el riñón. También mencionó que tuvo que ser operado en tres oportunidades en una semana por la gravedad de la herida. Actualmente continúa en terapia intensiva. Por otra parte, el hombre y su hija presentaron heridas leves, por lo que fueron dados de alta días después del suceso. 

Leer más  Agencias de la ONU crearon plan para atender a migrantes y refugiados venezolanos en Ecuador

Piden justicia 

Un padre venezolano y sus dos hijos piden ayuda luego de haber sido heridos en un ataque armado en Cancún 
Image 64

Óscar Hernández asegura que el personal del hotel no cuenta con ningún tipo de protocolo de seguridad para atender una emergencia de este tipo. Agregó que tampoco hubo disposición de parte de los empleados por querer ofrecer ayuda, por lo que también advirtió que “cualquier persona puede entrar a sus instalaciones y poner en riesgo a trabajadores y turistas”.

“Llevo seis años en Cancún trabajando en el ramo de seguridad, y sé que la mayoría de empresas no cumplen en materia de seguridad. Nos hicieron más de 11 disparos. Y con rifles nueve milímetros. Y el hotel no tuvo capacidad de reacción, no tiene filtros de seguridad. Entonces, ¿cómo le aseguran la vida a los demás?, así como nos pasó a nosotros, le puede pasar a cualquiera. Aunque si fuera un gringo, hasta el FBI ya estuviera ahí”, dijo Hernández según reseña el medio Noticaribe.

El hombre añadió que, luego del tiroteo, el hotel publicó un comunicado en donde señalaba que el ataque había sido fuera de sus instalaciones, aunque aseguró que, tal como lo demuestran los videos de vigilancia, todo ocurrió dentro.

Leer más  Agencias de la ONU crearon plan para atender a migrantes y refugiados venezolanos en Ecuador

“El hotel no hizo nada para auxiliarnos, y hasta la fecha nadie de ahí se ha pronunciado a favor de nuestra familia, ellos hicieron un comunicado diciendo que el hecho fue fuera del hotel, y no es cierto”, recalcó.

Exigen una respuesta por parte del hotel

La familia venezolana exhortó a las autoridades y al personal del hotel que respondan ante la ausencia de seguridad en el recinto.

Leer más  Agencias de la ONU crearon plan para atender a migrantes y refugiados venezolanos en Ecuador

Óscar Hérnández realizó un llamado a las autoridades para que se haga justicia, pues las afectaciones que han sufrido sus hijos son severas no solo físicamente, sino también psicológicamente.

“Mis hijos necesitan mucha ayuda psicológica, y francamente no buscamos sacar dinero de esto. Pero sí creo que es justo que el Royalton se pronuncie a favor nuestro y nos ayude, porque mi hijo, sobre todo, necesita mucha ayuda médica, y que paguen las personas que tengan que pagar. La ley debería aplicarse”, concluyó.

Noticias relacionadas