• El gobierno chileno espera poder concretar otras expulsiones el lunes 27 de noviembre. Foto principal: EFE

El subsecretario del Interior en Chile, Manuel Monsalve, aseguró el 27 de noviembre que deportaron en vuelos comerciales a un grupo de migrantes venezolanos que estaban detenidos en la dependencia de la Policía de Investigaciones chilena (PDI).

Los extranjeros expulsados conformaban el grupo de 120 personas que iban a ser trasladadas a Venezuela el 24 de noviembre, pero dicho vuelo gubernamental, no se concretó debido a “problemas logísticos” en suelo venezolano.

Monsalve explicó al canal chileno Mega que no todos los migrantes estaban detenidos cuando se confirmó que el vuelo no despegaría. Sin embargo, mencionó que los migrantes que no están detenidos, serían buscados por las autoridades para concretar las expulsiones.

El subsecretario del Interior agregó que se estima que el 27 de noviembre se concreten otras expulsiones en vuelos comerciales. 

Qué ocurrió 

El viernes 24 de noviembre estaba previsto un vuelo privado con 120 migrantes con destino a Venezuela. Los extranjeros poseían orden de expulsión judicial y otros por causas administrativas.

Deportación de migrantes venezolanos en Chile: lo que se sabe
Ministra del Interior chilena, Carolina Toha. EFE/ Elvis González

La ministro del Interior y Seguridad chilena, Carolina Tohá, había informado que el despegue del avión de la aerolínea Estelar no se dio por una supuesta negativa del régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, el director del Servicio de Migraciones de Chile, Luis Thayes, aclaró que el motivo fue la falta de un permiso emitido por el Instituto de Aeronáutica Civil de Venezuela. 

En este vuelo, las autoridades chilenas pretendían concretar la expulsión de 60 extranjeros de origen venezolano que habían ingresado a Chile por pasos clandestinos. Otro grupo de extranjeros, que no fue determinado, serían deportados por haber incurrido en algún delito y un tercer grupo debía abandonar el país por orden administrativa. 

En relación con las expulsiones por orden administrativas, la ley de Chile estipula que una vez que es emitida la orden de expulsión no judicial, el Estado tiene cinco días para concretar, de lo contrario, la medida queda sin efecto.

Medidas para facilitar expulsiones

El subsecretario de Interior anunció el 19 de noviembre nuevas medidas para facilitar las expulsiones de migrantes que entraron por vías irregulares a la nación chilena.

Chile y Venezuela llegaron a un acuerdo diplomático para agilizar expulsiones de venezolanos
@SubseInterior

Argumentó que las medidas se enfocan en fortalecer las capacidades de control migratorio y de expulsión, por lo que el gobierno utilizará la facultad que la Ley de Migraciones entrega al subsecretario del Interior para expulsar cuando existan riesgos a la seguridad interior.

“Le vamos a proponer al Congreso que la posibilidad de apelar que tiene la persona sobre la cual se dicta este decreto de expulsión reduzca su plazo de 10 a 5 días”, indicó en esa oportunidad.

Asimismo, resaltó que desde su cartera buscarán modificar las competencias de la PDI para permitir el ingreso en los domicilios a quienes tengan orden de expulsión ya decretada.

“Hoy (la PDI) no tiene facultades legales para ingresar al domicilio y tiene que estar afuera esperando que la persona, eventualmente, salga y pudiera no salir en dos días y no se puede detener”, precisó.

Noticias relacionadas