• A propósito del Día del Abogado, que se celebra este 23 de junio, el vicepresidente del Foro Penal dio sus impresiones en exclusiva para El Diario, sobre los retos que enfrenta la profesión en Venezuela

En Venezuela las violaciones de los derechos humanos por parte del régimen se han convertido en el pan de cada día, según denuncian diversas ONG. Los reportes advierten que la situación se ha agravado desde que inició la cuarentena por la llegada del covid-19 al país.

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) denuncia constantemente la detención injustificada de personas solo por el hecho de protestar para exigir sus derechos a una vida digna.

La organización recuerda, además, que se suelen violar los derechos a la defensa de los detenidos, a quienes se les suelen imponer abogados públicos.

La dictadura sigue imponiendo un patrón de violación del debido proceso y derecho a la defensa obstaculizando la posibilidad que los detenidos puedan ser defendidos por abogados privados de su confianza. No se permite que los abogados hablen con las personas detenidas. Así se imponen abogados públicos, se impide a familiares y abogados presenciar las audiencias, no se le permite al detenido revisar el expediente”, refiere Provea en el informe sobre los abusos y detenciones en tiempos de cuarentena publicado el pasado 4 de abril.

La persecución y detención de trabajadores de la prensa, mientras informan en el contexto de la pandemia, es la forma en la que el régimen de Nicolás Maduro busca imponer la “verdad oficial’ sobre los datos del covid-19.

Una efeméride

Cada 23 de junio se celebra el Día del Abogado en Venezuela, profesión cuya principal labor es la defensa jurídica, la lucha por el respeto de los derechos de los ciudadanos y la justicia.

Desde 1972. Por iniciativa de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela esta efeméride se estableció para conmemorar el natalicio del primer presidente de la República en 1811, Cristóbal Hurtado de Mendoza, quien fue conocido por su destacada labor como abogado y amigo del Libertador Simón Bolívar.

En Venezuela los licenciados en Derecho tienen una gran responsabilidad sobre sus hombros en vista de que cada día son más los detenidos que necesitan una defensa justa.

A propósito de conmemorarse el día del abogado, el vicepresidente del Foro Penal, Gonzalo Himiob, comentó en exclusiva para El Diario que una de las dificultades que atraviesan los profesionales de esta área es la absoluta ausencia del Estado de derecho.  

“Mientras los operadores del sistema de justicia sigan trabajando sobre la base de su lealtad a un proyecto político y no sobre la base de las leyes y la Constitución, alcanzar la justicia será muy complicado”, precisó.

Estado de derecho

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo define como “un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos”.

Asimismo, “exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal”.

En el artículo 2 de los principios fundamentales de la Constitución de Venezuela se indica que: “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.

Según Himiob, el trabajo de los abogados en la defensa de los DDHH es muy difícil en vista de que el Estado venezolano los ve actualmente como enemigos y, en lugar de tomar en cuenta sus recomendaciones, los “criminaliza, hostiga y persigue”. 

Retos del Derecho

Himiob dijo que unos de los desafíos de la profesión es lograr la justicia, acabar con la impunidad y cambiar el paradigma cultural que “nos ha vuelto una sociedad en la que el respeto a los derechos humanos no es una prioridad”.

En este sentido, indicó que ahora más que nunca es necesario levantar las luces de la justicia contra la oscuridad de la represión.

Balance de los presos políticos

La Organización No Gubernamental (ONG) Foro Penal publicó un reporte este 22 de junio donde contabiliza 424 presos políticos en el país. De la cifra total, 394 son hombres y 30 mujeres.

El Foro Penal detalla que existen dos adolescentes privados de libertad y 422 adultos. Del total de presos, 297 son civiles y 127 militares.  

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), certificó la información y la publicó a través de la cuenta Twitter de la organización.

“La represión continúa. Se ha incrementado significativamente desde el comienzo de la cuarentena. Es una situación delicada y grave”, precisó Himiob.

Vulneración del Estado de derecho

El experimentado abogado Ignacio Álvarez consideró, durante una entrevista exclusiva para El Diario que, a excepción de la Asamblea Nacional (AN) encabezada por el presidente (e) Juan Guaidó, actualmente “no existe ninguna” separación de poderes públicos desde que el régimen copó todos los espacios institucionales. 

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), afín al régimen, designó nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) con el fin de realizar comicios legislativos y tratar de ganar reconocimiento internacional, pese que la Ley Orgánica del Poder Electoral establece que los integrantes del órgano comicial son designados por la AN con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes.

La Sala Constitucional del TSJ oficialista intervino al partido político Acción Democrática (AD) el 15 de junio y a Primero Justicia (PJ) al día siguiente y les impuso mesas directivas ad-hoc que podrán participar en los próximos eventos electorales que convoque el recién establecido CNE.

Álvarez consideró que la situación de los derechos humanos en Venezuela irá empeorando como consecuencia de las acciones del régimen y que la única manera de que se puedan mejorar los derechos “sería que la dictadura se apartara del poder” y los venezolanos pudieran elegir a sus representantes en unas elecciones generales libres.

Agradecimientos a los defensores de la justicia

Este 23 de junio varios personajes de la política del país emitieron mensajes de gratitud hacia los licenciados de Derecho en su día.

Fabiana Rosales, esposa del presidente interino Juan Guaidó, deseó un feliz día a los abogados honestos del  país e instó a que continúen trabajando por una Venezuela en la que reine la justicia y exista Estado de derecho.

“Gracias por su trabajo incansable en contra del sistema que mediante la corrupción y maldad, oprime a nuestra nación”, dijo.

“En el Día de Abogado reconocemos el trabajo honesto de todos aquellos que luchan por hacer valer los derechos de los inocentes y por devolver la justicia a nuestro país. Feliz día”, expresó el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Miguel Pizarro.

“Hoy Día del Abogado vemos un sistema de justicia que solo sirve para violar la Constitución. El Estado de derecho ha sido vulnerado y ahora usan la pandemia como excusa para mantenerlo paralizado. Con la verdadera ley en mano y el poder ciudadano recuperaremos nuestros derechos”, indicó el diputado de la AN Piero Maroun.

Procurador especial

La presidencia de Guaidó designó este 23 de junio al Dr. Enrique Sánchez Falcón como procurador especial “para seguir protegiendo a Venezuela de la estafa de la dictadura”.

“Agradezco al Dr. José Ignacio Hernández por sus grandes logros en aras del interés nacional. Seguiremos contando con él como asesor jurídico para la transición de la Presidencia Encargada”, precisó.

“La dictadura no podrá vencer. La lucha sigue hasta lograr la Libertad”.

Gonzalo Himiob aconsejó a todos los estudiantes o las personas que aspiran ser parte de esa profesión que no se desanimen. Instó a entender que los obstáculos que se enfrentan ahora no son eternos y que, cuando llegue el momento de hacer justicia, que llegará, se necesitará de muchos juristas dispuestos a asumir el reto de reconstruir la sociedad y las instituciones desde el respeto a la ley y a los derechos humanos.

Pese a las circunstancias y la persecución del régimen, los abogados son un pilar fundamental para hacer valer los derechos en Venezuela y en defensa de la justicia.

Noticias relacionadas