• La estatal petrolera prevé enviar nafta a la refinería de Cardón lo que sirve de materia prima para la producción de gasolina. Venezuela atraviesa una grave crisis de combustible que se ve reflejada en las interminables colas de motos y vehículos en las estaciones de servicio

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) anunció el reinicio de una unidad de destilación de la refinería Amuay, que pertenece al Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), luego de permanecer detenida desde enero por “fallas operativas”. 

Reuters confirmó la información con un líder sindical y un trabajador de la estatal petrolera. 

Amuay con una capacidad de 645.000 barriles por día (bpd), tiene previsto enviar nafta en “la unidad de destilación número 4 a la vecina refinería Cardón, de 310.000 bpd, que sirve como materia prima para la producción de gasolina”, según detalla la referida agencia de noticias. 

Venezuela enfrenta una escasez de gasolina agravada durante los meses de febrero y marzo. Es una situación que puede acentuarse por la caída sostenida de la producción de combustible en el país.

Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), explicó recientemente para El Diario que la crisis de abastecimiento de combustible se debe a que los inventarios de gasolina en los tanques de Pdvsa se encuentran en niveles críticos.

Estación de servicio cerrada en Baruta
Foto: José Daniel Ramos

En junio Pdvsa reinició la unidad de craqueo catalítico de Cardón. Fundamental para la producción de hidrocarburos, pero el funcionamiento se detuvo un mes después por una falla en la unidad de producción.

En caída libre

“Además del declive de la producción de petróleo de Venezuela, que en junio se ubicó por debajo de los 400.000 barriles diarios (b/d), lo que realmente le preocupa hoy al ciudadano es la situación de los inventarios de la gasolina en el país. Se encuentran en niveles críticos”.

Así lo considera el ingeniero de petróleo José Miguel Farías, en entrevista reciente con El Diario, donde analiza el mercado del combustible nacional. Indica que lejos de estabilizarse, está en pleno declive, según reportes de fuentes independientes.

“La única refinería operativa en la una vez próspera nación OPEP, es El Palito, de 146.000 bpd, ubicada en el centro del país sudamericano. La planta produce alrededor de unos 20.000 bpd de gasolina. Una cantidad insuficiente para satisfacer la demanda local, lo que obliga a miles de conductores a esperar en largas filas para cargar combustible”, detalla Reuters.

El Centro de Refinación de Paraguaná

Es un complejo ubicado en la parte occidental de la península de Paraguaná, en Falcón, y en parte de Maracaibo, en Zulia. Representa 65% de la capacidad de refinación en el país.

Integrado por las refinerías de Amuay y Cardón, tiene una capacidad de producción de 955.000 barriles por día. Se trata del segundo complejo con mayor capacidad en todo el mundo, solo superado por la refinería Jamnagar en la India.

En 1945 el gobierno del entonces presidente Isaías Medina Angarita dio luz verde a las trasnacionales Creole Petroleum Corporation y Shell de Venezuela a que construyeran dos refinerías de petróleo en las adyacencias de Punto Fijo.

Para 1997 se unieron las refinerías de Amuay, Bajo Grande y Cardón que dieron origen al Centro de Refinación de Paraguaná.

En marzo de 2019 expertos detallaron que la única refinería que se encontraba operando en Venezuela era la de Amuay. Lo hacía a 10% de su capacidad instalada.

El 7 de julio de ese mismo año se produjo la paralización del Centro de Refinación de Paraguaná por una falla eléctrica en la planta Genevapca (de Pdvsa) que cortó el suministro de energía en la planta Josefa Camejo.

Dos meses después se produjo una nueva falla eléctrica que afectó nuevamente al CPR. Que en ese momento producía a un tercio de su capacidad instalada. Esto por falta de mantenimiento, falla en el suministro de crudo y por problemas en sus unidades.

Noticias relacionadas