• De acuerdo con una encuesta exclusiva de la Universidad del Norte de Florida para El Diario, 9 de cada 10 connacionales en esa parte de Estados Unidos rechazan las negociaciones para obtener elecciones libres y una transición a la democracia. Además, 6 de cada 10 respaldan sanciones económicas aunque afecten a la población de Venezuela

Juan Guaidó sigue siendo el presidente legítimo de Venezuela para la mayoría de los venezolanos en Florida, Estados Unidos. De acuerdo con una encuesta exclusiva del Laboratorio de Investigación de Opinión Pública (PORL) de la Universidad del Norte de Florida (UNF) para El Diario, 8 de cada 10 personas lo reconocen como tal. Además, en un momento en el que el líder de la Asamblea Nacional (AN) convocó a varios representantes de la oposición para formar una hoja de ruta de cara al próximo 6 de diciembre, el sondeo reveló que también es el adversario al régimen que más apoyo logra en esta población.

Que el gobierno interino no haya logrado hasta ahora la hoja de ruta que planteó hace más de un año de “cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” no parece pasarle factura a Guaidó. En esa misma pregunta, 18% menciona otra opción (de ellos, 11% afirma que “nadie” representa el cargo).

Nicolás Maduro, jerarca del chavismo, tiene un apoyo casi inexistente, de 2%.

Gráfico: José Daniel Ramos

El también presidente de la AN logra mayor reconocimiento entre los hombres (82%) que entre mujeres (77%). Asimismo lo es entre las personas sin estudios universitarios (86%) que entre personas con estudios (75%). Si se observa la edad, Guaidó se hace con el apoyo más fuerte entre las personas con 75 años de edad o más; donde el 85% lo reconoce.

La encuesta clasifica las respuestas en siete rangos de edad (de 18 a 24 años; 25 a 34 años; 35 a 44 años; 45 a 54 años; 55 a 64 años; 65 a 74 años; y 75 o más años). La muestra, obtenida por correo electrónico a través de la plataforma Qualtrics del 6 al 12 de agosto, es de 1.655 personas. Tiene un margen de error de +/- 2,4 puntos porcentuales.

Gráfico: José Daniel Ramos

Guaidó refleja su fuerza entre el liderazgo opositor, aunque en menor medida. A la pregunta “¿A quién ve como el actual líder del partido de oposición en Venezuela?”, 45% respondió que Juan Guaidó, 29% María Corina Machado, 12% ninguno, 8% Leopoldo López, 4% otros, 1% afirmó que tiene varios líderes. Henrique Capriles, quien recientemente atendió al llamado del presidente interino y propuso como estrategia para el 6D una posible participación en las elecciones, solo 1%.

María Corina Machado logra más apoyo entre hombres (34%) que entre mujeres (25%). Ambos por detrás de Guaidó (49% y 41%, respectivamente), y quien además lidera la encuesta general en todos los rangos por edad, estudios universitarios, e incluso sexo.

Sin negociaciones

En este contexto en el que la oposición al régimen chavista estudia la estrategia de lucha, la opción que más rechazo tiene entre los venezolanos en Florida para lograr elecciones libres y una transición a la democracia, es el de la negociación. Luego de innumerables e insatisfactorios procesos de diálogo para buscar una salida al conflicto político en Venezuela, casi 9 de cada 10 encuestados desaprueban esta posibilidad.

No obstante, hay sectores en los que la negociación tiene menos rechazo que otros. Así como los mayores de 75 años de edad son los que más apoyan la coalición militar, también son los que más avalan este tipo de negociaciones. Entre ellos, 24% las apoya “fuertemente”. Les siguen los más jóvenes, con 22%  en total.

Esos números de aprobación a negociar para lograr las elecciones y transición a la democracia son considerablemente más bajos entre la población de 65 a 74 años de edad, puesto que de ellos solo 9% la aprueban “algo” o “fuertemente”.

Solo dentro de quienes no tienen afiliación a ningún partido aún hay más reservas con respecto a una negociación: 2 de cada 10 todavía lo ve como posible, frente a los 1 de cada 10 que lo ven de esa manera tanto entre los afiliados al Partido Demócrata, como en los del Partido Republicano.

Más fuerza

El rechazo a los procesos de negociación entre la oposición venezolana y el régimen de Maduro se relaciona con el apoyo a opciones más radicales.

La acción militar para sacar a Nicolás Maduro del poder es la principal apuesta que los venezolanos en Florida creen que debe tomar Estados Unidos con respecto a Venezuela. De acuerdo con la encuesta, 86% de los encuestados prefiere la opción militar para remover al jerarca del chavismo. Las sanciones, aunque obtienen 7% en este sentido, son bien vistas por la mayoría aun cuando afecten a la población venezolana. Las negociaciones, otra vez con pocos adeptos, solo 2%.

Las respuestas a la interrogante “¿Cuál de las siguientes acciones cree que debería tomar Estados Unidos con respecto a Venezuela?”, se completan con un 2% que prefiere la ayuda humanitaria antes que acción militar y sanciones, y 3% que menciona otra opción. Las dinámicas varían, sin embargo, según las características de los encuestados.

La opción militar como línea de acción de EE UU con respecto a Venezuela toma mayor fuerza entre las personas de 35 a 44 años de edad: 9 de cada 10 de ellos lo apoyan. Esto contrasta con la población más adulta, donde esta opción es respaldada solo por 7 de cada 10.

En relación con los venezolanos en Florida que se identifican con el Partido Demócrata o con el Partido Republicano, los segundos son más propensos a la intervención: al menos 9 de cada 10 de ellos la avalan. Una estrategia que, por otro lado, desde el partido dicen que está sobre la mesa para solventar el conflicto venezolano.

Aunque la cifra disminuye a 7 de cada 10 entre los demócratas, es considerablemente alta si se toma en cuenta las propuestas del partido. Hasta el momento, el candidato demócrata a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, Joe Biden, ha descartado cualquier acción armada en Venezuela en caso de él llegar a la Casa Blanca y se inclina por las sanciones con aliados internacionales.  

El uso de la fuerza militar gana aún más adeptos si se tratase de una coalición internacional liderada por Estados Unidos. De este modo, 97% dice apoyarla “fuertemente” o “apoyar algo”, mientras que 3% asegura oponerse “algo” o “fuertemente”.

Dentro del importante apoyo a esta posibilidad de coalición, los jóvenes son incluso más cautelosos que el resto de la población. Así, por ejemplo, entre las personas de 18 a 24 años de edad, 5% se opone a la coalición internacional militar; mientras que en las mayores de 75 años de edad, no hay oposición a esta alternativa.

Sin diferencias abismales, los números cambian nuevamente de acuerdo con la afiliación. Los republicanos, con una postura más dura, avalan en su totalidad la coalición militar. Por su parte, en los demócratas, 7% todavía se opone a esta situación, y la cifra de quienes la apoyan fuertemente es 14 puntos más baja que entre los republicanos (98% frente a 74% de los demócratas). Entre las personas sin adhesión a ningún partido, la oposición a esta medida es de 4%.

Sanciones cueste lo que cueste

A pesar de que una eventual intervención militar es la primera opción de preferencia entre los venezolanos en Florida, esto no significa que las sanciones sean mal vistas por esta comunidad. De acuerdo con el sondeo, la mayoría las valora positivamente. Pero un factor que determina su mayor o menor popularidad es a quiénes van dirigidas las mismas.

Son las sanciones económicas contra empresas, empresarios y personas clave asociadas al régimen de Maduro las que más gozan de popularidad. Al menos 9 de cada 10 personas dicen respaldarlas. La cifra es muy similar entre los partidarios demócratas, republicanos e incluso en quienes no tienen afiliación.

Desde el año 2008, el Departamento del Tesoro ordenó congelar las cuentas bancarias de dirigentes del chavismo como Hugo Carvajal, entonces director de Inteligencia Militar y ahora prófugo de la justicia por su presunto apoyo a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Desde entonces, el Tesoro y el Departamento de Justicia han sancionado a más de un centenar de personas, empresas y dirigentes del chavismo.

En este aspecto, los dos extremos en cuanto edades son los que, casualmente, más diferente piensan. Mientras que 100% de los que tienen 75 o más años de edad apoyan “fuertemente” las sanciones contra empresas o particulares asociados al chavismo, en los más jóvenes esta medida recibe 86%. No obstante, lo más curioso de estos últimos es que 13% se opone “fuertemente” a este tipo de sanciones a particulares.

Pero las sanciones estadounidenses han ido un paso más allá, y han puesto en la mira los intercambios comerciales que realiza Venezuela a través del régimen de Maduro, como la compra de petróleo o la venta de oro. Ante esta situación, y con un Estado escaso de fondos públicos, la pobreza asedia cada vez con más dureza a la mayoría de la población venezolana.

Aún con ese contexto social en Venezuela, la encuesta de la Universidad del Norte de Florida para El Diario refleja que, aunque en menor medida que las que van contra particulares cercanos a Maduro, las sanciones que afectan a la población venezolana tienen gran aval: 6 de cada 10 personas las valora positivamente.

Gráfico: José Daniel Ramos

Nuevamente son los jóvenes quienes menos defienden la opción más radical. Solo 21% de los venezolanos en Florida que tienen de 18 a 24 años de edad apoya duramente este tipo de sanciones que repercuten en la población. Les siguen los que tienen 74 años de edad o más, con 20% de respaldo duro a estas sanciones. Las cifras más altas vienen de personas de 35 a 44 años de edad (38%); de 45 a 54 años de edad (44%); y de 55 a 64 años de edad (41%).

Los afiliados al Partido Demócrata, que con la intervención se mostraron más cautos que los republicanos, los superan ligeramente en cuanto a apoyo a este tipo de sanciones que repercuten en la población venezolana. Mientras que 6 de cada 10 demócratas respondieron apoyarlas “fuertemente”, en los republicanos este mismo rango disminuye a 5 de cada 10 personas. Es todavía menor entre los independientes, pues solo 4 de cada 10 las respalda “fuertemente”.

Futuro sombrío

El optimismo por la intervención militar, por las sanciones contra líderes o empresas del régimen de Maduro, por el reconocimiento a Guaidó, algo queda claro entre los venezolanos en Florida: ninguna de estas situaciones generan también un optimismo en torno a la mejora del país para 2021. De hecho, 8 de cada 10 de los encuestados consideran que el próximo año será peor que el actual.

Este dato, a pocos meses de que en el país se realicen las elecciones parlamentarias aupadas por el chavismo y con la abstención de la mayoría opositora, además de la incertidumbre que existe por las decisiones de la AN para mantener una cuota del poder político, concuerda con la visión que tienen los encuestados sobre la dirección actual que tiene el país. En este sentido, 9 de cada 10 personas creen que la dirección es incorrecta.

Los menos optimistas con respecto a la situación de Venezuela para el próximo año son los más jóvenes. Solo 2% de los que tienen entre 18 y 24 años de edad considera que la condición será mejor. Los números son un tanto diferentes entre las personas de 65 a 74 años de edad; pues 10% de ellos considera que será más favorable.

Sobre la encuesta y el PORL

La encuesta Venezuela 2020 fue dirigida por el doctor Michael Binder, director de la facultad del Laboratorio de Investigación de Opinión Pública de la Universidad del Norte de Florida, Estados Unidos.

Debido a la naturaleza de la encuesta y la muestra, y para asegurar la representatividad de la muestra, la encuesta estaba disponible en inglés y español. El desglose por idiomas fue 31% inglés y 69% español.

El margen de error para la muestra total es +/- 2,4 puntos porcentuales. Para garantizar que los resultados presentados reflejen la población adulta de venezolanos en EE UU, y para ajustar el sesgo de no respuesta, la muestra total se ponderó por edad, sexo y educación, así como por estado civil y país de origen (EE UU o fuera de EE UU). Los pesos se calcularon utilizando la actualización de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de 2018 para la población adulta venezolana del estado de Florida. No se realizaron ajustes estadísticos debido a los efectos del diseño.

El PORL abrió sus puertas en 2001 y es un centro independiente y no partidista, miembro fundador de la Iniciativa de Transparencia de la Asociación Estadounidense para la Investigación de la Opinión Pública (AAPOR) y miembro de la Asociación de Organizaciones de Investigación de Encuestas Académicas (AASRO). Como miembros de AAPOR, el objetivo de PORL es apoyar prácticas sólidas y éticas en la realización de encuestas y estudios de opinión pública.

Noticias relacionadas