La idea de crear la aplicación se produjo durante la redacción de una rutina de Stand Up

El amor no es la única emoción que puede unir a las personas y ayudarlas a encontrar pareja, el odio también puede hacerlo. O por lo menos esa es la premisa bajo la cual funciona Hater, una aplicación de citas que emplea las cosas que les desagradan a sus usuarios para intentar encontrarles un match.

Hater, que proviene del inglés hate (odiar), nació en Estados Unidos en el año 2016 como un chiste cuando su creador Brendan Alper decidió abandonar luego de seis años su trabajo como banquero en Goldman and Sachs y dedicarse a la comedia. En ese momento escribiendo una rutina de stand up tuvo la idea de la aplicación.

“Tenía un sketch basado en Hater, una aplicación de citas que emparejaba a las personas en función de lo que odiaban. Cuanto más se lo contaba a la gente, más me respondían diciendo que la descargarían si fuese una aplicación real”, contó Alper en una entrevista a Forbes.

La aplicación, que tiene como logo un corazón “de cabeza”, funciona mostrando al usuario elementos vinculados a un tópico, ante lo cual este debe indicar si lo odia o le gusta deslizando la imagen a la izquierda o derecha, respectivamente. Esta metodología evoca la empleada por otra aplicación de citas, Tinder.

Tinder

Tinder fue lanzada al público en el año 2012 y desde ese momento se situó como una de las aplicaciones de citas más populares, primero de Estados Unidos y luego del mundo.

Desde su lanzamiento la app ha sido descargada en más de 100 millones de celulares. Los pasos para utilizar la aplicación son sumamente sencillos, luego de descargarla e instalarla en los dispositivos, los usuarios deben crearse un perfil con su foto y gustos para luego poder comenzar a ver los perfiles de otras personas.

Es en ese momento cuando los usuarios ven a sus posibles parejas y deben seleccionar si les gusta, deslizando la imagen a la izquierda o si por el contrario no lo consideran atractiva deslizando hacia la derecha. En caso de que ambas personas hayan deslizado a la izquierda sus respectivos perfiles, los dos usuarios pueden iniciar un chat para conocerse y en caso de desearlo tener una cita.

Los temas en los que los usuarios pueden expresar sus preferencias son casi infinitos, desde política, comida, pasando por  series de televisión, películas y música, hasta, elegir si les gustan o no las personas que caminan rápido o despacio por la calle.

Desde la aplicación explican que una de las bondades de Hater es que permite que las personas puedan expresarse libremente sin temor a ser juzgados. Según ellos, es más sencillo establecer una conversación entre dos desconocidos si estos saben que odian lo mismo.

Lo que odiamos es una parte importante de quiénes somos, pero a menudo se esconde debajo de la alfombra de nuestra personalidad pública» Brendan Alper

¿Cómo funciona?

La app, que requiere vincularla a una cuenta de la red social Facebook, emplea un sistema GPS para hallar posibles candidatos que se adapten a las selecciones realizadas por el usuario. Una vez ubicados, este tiene la posibilidad de aceptarlos o rechazarlos de manera completamente anónima. En caso de ambos aceptarse, la aplicación les permite entablar una conversación, conocerse y finalmente tener una cita.

200.000 Dólares

Fue la cantidad que el empresario Mark Cuban invirtió en Hater a cambio de 10% de las acciones de la compañía

La aplicación obtuvo visibilidad tras aparecer durante la novena temporada del programa de televisión Shark Tank.

En este show, un grupo de multimillonarios deciden entre invertir o no en las propuestas de negocios de los concursantes. 

A semejanza de otras aplicaciones de citas, Hater es totalmente gratuita y puede descargarse desde la Play Store para teléfonos Android y Itunes para IOS, sin embargo solo cuenta con la versión en inglés.

Sí al “odio”, no a la intolerancia

Si bien el principal atractivo de la aplicación es su capacidad para unir a personas a partir de las cosas que les desagradan, desde la aplicación son conscientes que esta característica podría ser utilizada por personas que promueven la xenofobia o que desean difundir mensajes racistas.

Ante esta posibilidad en Hater afirman que aplican una política de cero tolerancia ante cualquier tipo de mensajes de odio dirigidos a personas debido a la religión que profesan, el color de su piel, su orientación sexual, o bien su lugar de nacimiento.

“No vamos a tolerar el odio o el fanatismo, en particular la animosidad hacia razas, religiones, o tipos de constitución física”, señalan.

Para evitar este tipo de inconvenientes, que podría acarrearles una mala publicidad e incluso problemas legales, cuentan con un equipo que se encarga de moderar los tópicos utilizados para definir las preferencias de los usuarios. Además, de concretarse lo que definen como un “abuso de sus servicios” proceden a bloquear de forma inmediata la cuenta infractora.

Una app para cada gusto

Actualmente, el mercado de aplicaciones para buscar pareja es muy amplio y permite que cualquier persona encuentre la que más se adapta a sus necesidades. 

En El Diario hemos elaborado una lista de algunas que rompen esquemas al igual que Hater:

1-      Sizzl: La aplicación está dirigida a los amantes del tocino. En ella los perfiles incluyen las preferencias de cómo les gusta a los usuarios comer el alimento, además de comunicar si serían capaces de compartirlo durante una cita. Su lema es: “Cuando buscas amor, solo puedes esperar encontrar a alguien que ames tanto como al tocino”.

2-      Seeking Arrangement: El objetivo de esta app es unir a personas adineradas y posibles parejas jóvenes que deseen entablar una relación Sugar Daddy – Sugar Baby, en la cual el hombre se ocupa de los gastos al tiempo que tiene “compañía”. “Donde la gente bella y exitosa impulsan relaciones mutuamente beneficiosas”, refiere el eslogan de la aplicación.

3-      Raya: El mercado de las aplicaciones de citas también tiene una versión elitista y la muestra de ello es Raya, una app a la que solo se puede acceder si se cuenta con cierto número de seguidores en redes social. Esta aplicación es la preferida de famosos como la modelo  Cara Delevigne y el cantante Joe Jonas.

4-      Bristlr: Bristlr es una aplicación pensada para los amantes de las barbas frondosas y cuidadas. La aplicación al igual que el resto emplea tecnología GPS para filtrar los resultados y mostrar los “hombres barbudos” más cercanos.

5-  JSwipe: Esta herramienta permite encontrar pareja entre personas de la comunidad judía. Los usuarios pueden encontrar a su posible pareja utilizando filtros como el grado de ortodoxia con el que profesan la religión.

“Del amor al odio hay solo un paso” reza un refrán popular. Hater podría ser la muestra de ello uniendo a personas en virtud no de lo que aman y les apasiona sino a través de una comunidad nacida desde el rechazo e incluso el odio.


Noticias relacionadas