• La empleada de seguridad detuvo a los migrantes para revisar de manera insistente sus compras. Al cuestionarle que no hacía lo mismo con los demás clientes, la mujer insinuó que los venezolanos tenían reputación de ladrones, entre otros insultos

Un nuevo episodio de xenofobia contra venezolanos causó indignación en las redes sociales. Se trata de un video grabado en la ciudad de Bogotá, Colombia, donde dos migrantes fueron discriminados por la empleada de seguridad de un supermercado.

Aunque se viralizó recientemente, el hecho ocurrió el 5 de junio de 2021 en una tienda de la cadena Carulla, ubicada en la calle 140 de Los Cedritos. De acuerdo con el diario colombiano El Tiempo, la vigilante le pidió a los venezolanos revisar sus bolsas luego de ver la factura de la compra en la salida del establecimiento.

“¿Por qué no te devuelves?”

A diferencia de otros clientes a los que solo los chequeaba brevemente, con los dos hombres la empleada hizo una búsqueda exhaustiva. Abría sus bolsas dentro del carrito y sacaba los productos para verificar que coincidían con la cantidad que mostraba la factura. Al cuestionarle por qué hacía eso solo con ellos, la mujer respondió: “Ustedes tienen su historia”, refiriéndose a la presunta reputación de los venezolanos.

“¿Y los colombianos no tienen historia, si son los peores de la droga?”, dijo uno de los venezolanos ofendido, ante a lo que la mujer se alteró y comenzó a emitir más comentarios xenófobos contra los clientes. “Bueno y si somos drogadictos, ¿qué haces aquí, por qué no te devuelves?”, exclamó.

Cuando uno de los afectados mencionó a la comunidad de migrantes colombianos en Venezuela, la agresora se molestó todavía más. “Gracias a Dios yo no me he ido de mi país. Para comer mierda en otro lado prefiero quedarme comiéndola aquí”, sentenció.

Rechazo total

El video generó una ola de indignación en redes sociales, especialmente entre colombianos que rechazaron la actuación de la celadora y se solidarizaron con los clientes. Calificaron el hecho como “inaceptable” y que no refleja la posición de los habitantes de Bogotá sobre los migrantes venezolanos.

Por su parte, el Grupo Éxito, casa matriz de la cadena Carulla, emitió un comunicado a través del portal Infobae en el que se pronunció sobre el incidente. Informaron que ya contactaron con los afectados para ofrecer sus disculpas y aclarar lo sucedido. Indicaron que la vigilante pertenece a un servicio de seguridad tercerizado y que el área encargada inició las gestiones pertinentes.

“Hemos iniciado un refuerzo de nuestro programa de seguridad con amabilidad para evitar que hechos como estos se vuelvan a presentar”, declararon.

Aumento de la xenofobia contra venezolanos

Colombia es uno de los principales destinos de millones de venezolanos que desde hace años huyen de la crisis humanitaria en su país. Bogotá es la ciudad con mayor concentración de migrantes, con 337.594 registrados para finales de 2020.

Así como muchos venezolanos intentan ganarse la vida de manera honesta, otros se ven envueltos en situaciones de comercio informal, mendicidad e incluso delincuencia que ha causado malestar en un sector de los habitantes. Entre ellos la propia alcaldesa de la capital, Claudia López, que en más de una ocasión ha generado polémica al vincular la presencia de los migrantes en la ciudad con el aumento de la inseguridad. “No quiero estigmatizar a los venezolanos, pero hay unos que en serio nos están haciendo la vida de cuadritos”, dijo en octubre de 2020.

A la incomodidad generada se han sumado auténticos actos de xenofobia. De acuerdo con el medio El Espectador, el 18 de marzo de 2021 aparecieron volantes en la localidad de Kennedy, al sur de Bogotá, con mensajes contra los venezolanos. “No des limosnas, comida, ni ropa. No arriendes ni des trabajo. No seas cómplice de sus crímenes”. El texto estaba acompañado de la imagen de una bota y el mapa y bandera de Venezuela dentro de un símbolo de prohibido.

Foto: Cortesía Blu Radio Colombia

No obstante, el portal señala que los propios habitantes de la zona se manifestaron en contra de los volantes. Reconocieron que sí se debe castigar a los migrantes que cometen delitos, pero no se puede generalizar ni perseguir a los que trabajan y hacen el bien. Aunque existan sectores que intenten sembrar miedo en la población y atizar las tensiones en la calle, son muchos más los colombianos que entienden y apoyan al pueblo venezolano.

Noticias relacionadas