• La Encuesta de Condiciones de Vida especificó que Venezuela es el país más pobre de América Latina debido a la caída exponencial del PIB en los últimos seis años

En Venezuela la pobreza es un reflejo de la crisis económica existente. La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2019 – 2020 reveló que las condiciones en cuanto a desnutrición y pobreza hacen que la realidad del país sea comparada a la de las naciones más pobres del mundo.

El estudio, usando como referencia el Índice de Gini -que obtiene datos primarios de encuestas de hogares, de los organismos de estadística del Estado y los departamentos del país del Banco Mundial- indicó que Venezuela es el segundo país más desigual de América Latina y el más pobre de la región Latinoamericana.

“Venezuela dejó de parecerse a América Latina y es más parecida al continente africano. Además, el país está de segundo en fragilidad política, después de Nigeria”, indicó Luis Pedro España, sociólogo y coordinador del Proyecto Pobreza de la Asociación Civil para la Promoción de Estudios (ACPES) de la UCAB.

Encuesta Encovi

639.000

Niños menores de 5 años con desnutrición crónica

Al hacer referencia a los países de la región, el sociólogo advirtió que Venezuela es la nación de Suramérica que tiene la desnutrición global peso/edad más alto.

“Estamos cerca de Haití y de Guatemala, que es el país con peores indicadores de la región”, agregó.

También destacó que el indicador no solo tomó en cuenta el ingreso económico de los venezolanos, sino también la educación, los servicios públicos y el estado de la vivienda, ubicando así la pobreza multidimensional en 2019 en 64,8%, cuando en 2018 era de 51%.

blank
Cortesía Encovi

De acuerdo con el informe, 96% de los hogares encuestados presenta pobreza de ingreso.

“La única posibilidad de empezar a remontar la curva es con crecimiento económico y generación de empleo, que incorpore a las mujeres, que es uno de los antídotos de la pobreza. Tenemos problemas en la educación, tenemos retos alimentarios importantes y una población vulnerable que no estamos atendiendo porque solo reciben  bonos y cajas CLAP”,  indicó el sociólogo España

¿Cómo se obtuvo la data?

Los datos fueron recogidos entre noviembre de 2019 y marzo de 2020, con una muestra ampliada a 16.920 hogares a nivel nacional. No obstante, la consulta sobre los 13 ejes solo pudo completarse en 9.932 casos, ya que el campo debió suspenderse debido al decreto de cuarentena.

Otro dato que resulta desalentador para la población venezolana es la pobreza extrema. El informe indica que se ubica en 79,3%. El profesor España destacó que esto es producto de tres aspectos:

-La caída en 70% del Producto Interno Bruto (PIB) venezolano de 2013 a 2019

-El aumento exponencial de la inflación

-El ingreso promedio del venezolano es de 0,72 dólares diarios.

“Esto significa que el 79,3% de las personas en Venezuela no tienen cómo cubrir la canasta de alimentos. El aumento de la pobreza en el país no se trata de un problema de desigualdad, se trata de que no hay riquezas que repartir ni bienestar para disfrutar”, aseguró el sociólogo durante la conferencia virtual para presentar la encuesta.

Asimismo, la investigación arrojó que, entre los hogares más pobres del país, tres de cada siete sufren de inseguridad alimentaria severa y al menos 166.000 niños menores de cinco años entran en la categoría de desnutridos, tomando en cuenta el indicador peso para la edad.

blank
Cortesía Encovi

Cambios demográficos  

Anitza Freitez, coordinadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, explicó que existe una nueva demografía de 28.000.000 de habitantes, muy por debajo de los 32.000.000 que había proyectado el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para estas fechas. Esto es producto de la migración forzada de carácter masivo registrada en los últimos cinco años que ha tenido un impacto sobre el volumen y la composición de la población.

blank
Cortesía Encovi

“La migración ha hecho que perdamos 25 años de bono demográfico. Estamos alcanzando en el año 2020 la relación de dependencia demográfica que debimos haber alcanzado en el año 2045”, aseguró la profesora Freitez.

En cuanto a la mortalidad infantil, los datos no son muy esperanzadores. Debido a la grave crisis humanitaria que vive el país, Encovi registró una mortalidad de 26 x 1.000 en vez de los 12 x 1.000 que el INE había pronosticado. La encuesta afirmó que las personas nacidas entre 2015 – 2020, vivirán 3,7 años menos a lo pronosticado por el INE, reduciendo así la esperanza de vida en el país.

“De esta forma estamos volviendo a registrar niveles similares a los que habíamos conocido en los años 80”, lamentó Freitez.

Educación en Venezuela 

Encovi registró una caída en la demanda potencial de la educación. Entre 2014 y 2018, la demanda era de 12.700.000, mientras que para este año, cayó a 11.000.000. Freitez explicó que no hay mejoras en la cobertura de la educación.

Se estima que hay 1.700.000 de personas (3 a 24 años) menos asistiendo a clases, hecho que tiende a reducir la presión sobre la demanda de atención en educación, de acuerdo a lo evidenciado en la encuesta.

“Venezuela tocó techo en su segundo esfuerzo de masificación en el acceso a la educación en medio de una enorme bonanza económica sin cumplir las metas de universalización en las edades de 15 a 17 años a las cuales se aproximaron países como Chile o Argentina”, explica el estudio de Encovi. 

blank
Cortesía Encovi

Los niños escolarizados en este período académico 2019-2020 muestran, según Encovi, que su trayectoria educativa debió afectarse por la severidad de la crisis del año precedente. Solo 60% de la población escolarizada es la que consigue asistir a clases. Casi 4 millones de niños están en situación de vulnerabilidad y no tienen garantía en su derecho a la educación.

El rezago escolar severo se duplica en el caso de los hombres y se triplica entre las mujeres, además casi dos de cada cinco de esta población tienen algún nivel de este atraso estudiantil. 

El estudio explica que la interrupción de la asistencia escolar en casi todo el espectro social es una expresión de lo grave de los factores que afectan el desempeño educativo. El riesgo de exclusión educativa, se hace bastante mayor entre la población de 12 a 17 años de edad más pobre, donde 27% de ellos se encuentra en rezago escolar severo.

blank
Cortesía Encovi

En cuanto a la educación universitaria (población entre 18 y 24 años de edad) hay un mayor retroceso en la cobertura educativa. En 2014 y hasta 2019 se redujo a la mitad. Tomando en cuenta que la población de 18 a 24 años es de 3.136.000, según Encovi:

-2.282.000 no asisten a clases

-775.000 asisten a clases

-155.000 se gradúan 

-2.127.000 no se gradúan 

Por otro lado, la participación de la educación privada ha caído considerablemente debido a la pérdida de poder adquisitivo en los hogares venezolanos, se afirma en la encuesta.

En este ámbito, Encovi concluye que el esfuerzo de inclusión educativa de la década 2000, del cual se benefició la generación que actualmente tiene entre  25 a 34 años de edad, tocó techo, sin brindar las garantías plenas para que toda la población complete al menos la escolaridad secundaria. Por ello, más de la mitad de los ciudadanos más vulnerables no consigue completar esos 12 años de estudios que ayudarían, en alguna medida, a reducir los riesgos de permanecer en situación de pobreza.

Emigración por mejorar la calidad de vida

Encovi registró una emigración de 2.300.000 personas -menor a las estimaciones de la OIM de 2.700.000 debido a la metodología usada en el estudio- lo cual les funcionó para caracterizar el perfil de esta migración forzada. 

Por cada cada año entre 2017 y 2019, casi un millón de venezolanos dejaron el país. Siendo la búsqueda de empleo la fundamental razón para marcharse a otra nación. Mientras que los estudios, motivos de salud y condiciones políticas, como el asilo, fueron las otras razones. 

blank
Cortesía Encovi

Impacto del covid-19 en los hogares 

Debido a las restricciones tras el decreto de cuarentena por la pandemia, el desempleo en todo el territorio nacional aumentó 6.9 puntos porcentuales. En las regiones con mayores restricciones de movilidad llegó a ser de 10,2. 

Buena parte de las restricciones son el resultado de la combinación de: medidas derivadas del covid-19 y la crisis de suministro de gasolina. 

Hasta 43% de los hogares venezolanos reportaron a Encovi imposibilidad de trabajar o incluso, la pérdida de sus ingresos. 

blank
Cortesía Encovi

70% de los hogares declararon el precio de los alimentos como el principal impacto del covid-19 en el país. Esto coloca a Venezuela ante una posible crisis sanitaria, concluyó la encuesta. Una situación que mantiene a los ciudadanos con temor e incertidumbre por lo que el aumento de la pobreza parece ser lo único claro para los venezolanos.

Noticias relacionadas