• Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros

Un docente en Venezuela necesita ganar el equivalente a 24,2 veces su salario promedio mensual para acceder a la canasta básica de alimentos. El costo en noviembre de esta cesta, calculada para una familia representativa de cinco personas, fue de 522 dólares.

El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) señaló que el salario promedio de un docente en este país es de 21,57 dólares al mes, el 4,1 % del costo de la canasta alimentaria familiar. Esto supone un “déficit del 95,9 %”, pese a que la Constitución establece que el ingreso debe ser suficiente para satisfacer las necesidades del trabajador y de su familia.

Cortesía

“Los maestros venezolanos no solo esperamos un mejor salario, los maestros también esperamos condiciones de vida digna para sus estudiantes, los padres y representantes y para la sociedad, porque somos los forjadores de ciudadanía”, dijo el Cendas-FVM en una nota de prensa.

Sueldos en bolívares de los docentes venezolanos

Los salarios en bolívares, que cobran sobre todo trabajadores del sector público, han perdido poder de compra ante el alza de la cotización del dólar en el país, donde los comercios usan esta divisa como referencia para fijar sus precios.

Venezuela acumuló entre enero y noviembre una inflación del 182,9 %, cifra a la que llegó luego de que los precios aumentaran un 5,9 % en octubre y un 3,5 % en noviembre, el dato más bajo del año en cuanto a incrementos mensuales de los bienes y servicios, según datos oficiales.

Protestas de docentes

El pasado 18 de diciembre, docentes, junto a trabajadores públicos y jubilados, protestaron frente a la plaza Bolívar, en el centro de Caracas. La movilización se realizó para denunciar que el gremio docente no ha recibido el bono de alimentación, por lo que exhortan a las autoridades a pronunciarse sobre las deudas pendientes antes de finalizar el año.

Docentes protestaron en Caracas para exigir el pago del bono de alimentación

Los trabajadores salieron a la calle con pancartas y pitos para exhortar al Estado venezolano a que ofrezca una respuesta en cuanto a sus solicitudes. En la marcha, manifestantes utilizaron consignas en las que rechazaban los amedrentamientos para impedir que se realizara la protesta. 

Al final, sostuvieron una reunión con representantes del gobierno del Distrito Capital en la que participaron  el presidente de la Federación de Jubilados de Caracas, Pedro Laguna; Carmen Ravelo, representante del sector salud, y Luisa Rada como representante del sector educación.

Noticias relacionadas