En el altamente volátil e impredecible mercado cripto, lo único garantizado es que puedes perder todo tu capital, o una buena parte. Y no es una afirmación alarmista, pues los mismos exchanges centralizados (sitios de intercambio de criptoactivos) como Binance, OXK o Kucoin advierten a sus usuarios sobre operar en futuros —es decir, hacer trading con apalancamiento— o comprar tokens recién añadidos. 

Por eso, en esta publicación dejaremos de lado las formas tradicionales de perder dinero, como estafas con tokens falsos o el robo de fondos de wallets (billeteras), y nos centraremos en dos que, aunque parezcan inofensivas, son las que te pueden provocar más de un dolor de cabeza. 

Lo que sí debes tener presente, casi como mantra, es que debes invertir en criptos lo que estés dispuesto a perder y diversificar tus fondos (no poner todos los huevos en una misma canasta). Después de todo, operas bajo tu propia responsabilidad. 

Comprar tokens recién listados en exchanges

Si eres nuevo en el mundo de las criptomonedas, probablemente tengas fondos en Binance y te sientas tentado a invertir una cantidad considerable en un token que se acaba de listar (añadir) para hacer trading en el mercado al contado, o conocido como spot. Ves que el activo aumenta de 1.000 a 1.200 % desde su precio de apertura y parece no detenerse, por lo que inviertes el 100 % de lo que tienes destinado para ese token: craso error.

Por lo general, los tokens recién listados en exchanges suelen subir bruscamente de precio —debido a la especulación, la promoción de influencers en redes sociales, la euforia del miedo a perderse algo (FOMO), la manipulación de grandes inversores o la demanda momentánea— y luego pierden un 20, 40 o hasta 80 % de su valor actual dada la presión de venta de quienes lo compraron más económico en preventa o en exchanges descentralizados, los que los recibieron en forma de airdrops (tokens gratuitos) o de los mismos desarrolladores.

Leer más  ¿El candidato Edmundo González tiene un carnet de la CIA?

Para poner un ejemplo: el pasado 31 de enero, se listó en varios exchanges el token JUP, del Proyecto Júpiter, y en Binance el precio más alto que cotizó ese mismo día fue de 0,87 dólares. Después, empezó a perder valor y cayó hasta los 0,47 dólares, una disminución de 45,96 % desde el monto más alto. Muchos de los que ingresaron a precios por encima de 0,70 dólares cuestionaron la legitimidad del proyecto. Sin embargo, luego JUP comenzó a subir hasta su máximo histórico de 1,84 dólares en marzo, es decir, un incremento de 293 % con respecto a su precio más bajo. Al 15 de abril se cotizó en poco más de un dólar, pese al desplome del mercado cripto en general por la tensión en Medio Oriente entre Irán e Israel. 

Dos formas de perder dinero al invertir en criptomonedas
Gráfico del token JUP desde que fue listado en Binance el 31 de enero hasta el 16 de abril. Las velas japonesas muestran una temporalidad diaria. Captura: Binance

Volviendo al tema principal. Si invertiste, por ejemplo, 1.000 dólares cuando un token acabó de salir, probablemente hayas visto que en minutos tu inversión pasó de 1.000 a 1.400 dólares, pero luego se desplomó a los 800 y después a los 600 dólares. En este punto, quizás sentiste pánico y vendiste para evitar seguir perdiendo dinero. Pero viste que el activo volvió a subir de precio, lo compraste y se volvió a desplomar.

La paciencia es clave en estos casos. Lo ideal es hacerle DYOR (anglicismo para referirse a “hacer tu propia investigación”) al proyecto que está detrás del token en el que piensas invertir: revisar los fundamentales, el whitepaper y analizar la tendencia del mercado en general. Luego, si te generó confianza, esperar que el precio disminuya su fluctuación y se consolide en un rango. Posteriormente, no invertir todo tu capital sino distribuirlo e ir comprando progresivamente, por lo general cuando el precio disminuye, lo que se conoce en inglés como dollar-cost averaging (DCA). Así garantizarás una mejor posición a mediano o largo plazo. 

Trading de criptomonedas

Hacer trading con criptomonedas básicamente es comprar un token a un precio bajo y luego venderlo a un precio más alto para generar una ganancia. Esto implica analizar el mercado, identificar tendencias y tomar decisiones informadas sobre cuándo entrar y salir de una operación.

Pero también puedes generar ingresos cuando el precio de un activo disminuye. Eso es posible en el trading de futuros, que —a grandes rasgos— permite a los inversores especular sobre el valor futuro de un token. Si abre una operación en short (venta), el comerciante espera que el precio de un activo baje; y si lo hace en long (venta), espera que suba.

Comprar memecoins

En el actual mercado alcista de criptomonedas, donde el 8 de marzo bitcoin alcanzó un nuevo máximo histórico al superar los 70 mil dólares, las altcoins (monedas alternativas al BTC) también registraron un incremento significativo. En ese grupo entran las memecoins, tokens como PEPE, FLOKI o BONK que tienen poca o ninguna utilidad práctica sino que su valor se basa principalmente en la especulación de quienes buscan multiplicar por 10, 50 o hasta 100 veces su inversión inicial a corto plazo.

Leer más  Sensación de hormigueo en las manos: ¿a qué se debe y cómo prevenirla?

A principios de marzo, esos tres activos aumentaron sus volúmenes de operaciones en un 3.000 % según datos compartidos por Santiment, lo que se traduce en un gran interés de la comunidad por esos activos de alto riesgo. Y DOGE, la reina de las memes, supera a todas las de su tipo con una capitalización de mercado de más de 23 millardos de dólares, según datos de CoinMarketCap. 

Leer más  ¿Quién fue Bette Nash, la azafata con más años de servicio?

Hay otras memecoins nuevas como WEN, de la red Solana, que han multiplicado hasta por 10 veces su valor en solo dos meses, pero no sin antes experimentar una caída del 80 % desde su valor inicial al ser listada en exchanges como Kucoin. Otras como SMOLE, de la misma red, no han tenido suerte y su precio solo ha caído desde que se listó. 

Al igual que el primer punto, las memecoins pueden listarse en exchanges. El 16 de marzo Binance añadió a BOME (Book of Meme), y aunque días después registró un máximo histórico de 0,024 dólares, al 15 de abril se cotiza en 0,0085 dólares, una caída porcentual del 65,42 %. Sin embargo, tiene una capitalización de mercado de 462 millones de dólares, lo que sugiere un alto interés dentro de los inversionistas. 

Dos formas de perder dinero al invertir en criptomonedas
Foto: Aliteq

Todos esos datos pueden maravillar a quienes buscan ganancias rápidas en el mercado cripto e invierten todo su capital en una memecoin esperando duplicar ganancias en semanas o meses. Pero es muy probable que más bien estos tokens, que tienen meses subiendo de precio, experimenten una caída (corrección) del 20 o hasta el 40 % de su valor actual por las fluctuaciones del mercado y la toma de ganancias de los inversores que compraron meses atrás y más barato. Por eso, en lugar, de multiplicar lo invertido, puedes quedar atrapado esperando recuperar el monto inicial.

Leer más  Motoescuelas en Caracas: ¿cuánto cuesta aprender a manejar motos?

Si te has decidido a invertir en una moneda de este tipo, lo ideal es destinar una pequeña porción de tu capital e ingresar cuando el precio de dicho activo haya experimentado una disminución considerable. De igual forma debes revisar si la caída se debió a una corrección natural del mercado o si fue porque lo deslistaron (eliminaron) de exchanges o por una decisión de los desarrolladores que podría perjudicar a los inversores. 

Volumen de operaciones y capitalización de mercado

El volumen de operaciones es la cantidad total de determinado token que ha sido comprado y vendido en un intercambio durante un periodo de tiempo específico, generalmente un día. Un mayor volumen de operaciones sugiere que más personas están interesadas en esa criptomoneda.

La capitalización de mercado de un token (conocida en inglés como market cap) es el valor total de todas las unidades de esa criptomoneda en circulación en un momento dado. Se calcula multiplicando el precio actual de dicho token por el número total de monedas en circulación. Se considera un indicador importante de la salud y el tamaño de un proyecto de criptomonedas, ya que pueden sugerir mayor madurez, mayor interés institucional y mayor crecimiento a futuro.

Este contenido es meramente informativo y no representa un consejo de inversión por parte de El Diario.

Artículos relacionados del autor