• Las personas no tienen obligación de desbloquear su celular o revelar su contraseña durante el procedimiento de una revisión. En El Diario elaboramos una serie de consideraciones que los ciudadanos deben tomar en cuenta en caso de viajar por carretera por los distintos estados del país 

Los puntos de control vial de cualquier autoridad son percibidos más como un caldo de extorsión que como legados de seguridad. 

En todas partes, a lo largo y ancho de Venezuela, se ha vuelto común el “matraqueo”, como se le conoce coloquialmente a la extorsión ejecutada por funcionarios oficiales. 

Desde marzo de 2020 han crecido exponencialmente estas denuncias debido al estado de alarma por la pandemia. Sin embargo, estos protocolos de seguridad han sido catalogados múltiples veces como inútiles e ineficientes al ser poco efectivos cuando el motivo por el que existen estos controles es “prevenir los contagios de covid-19”.

Actualmente son muchas las historias de cómo los ciudadanos han tenido que lidiar con extorsiones en las carreteras venezolanas.

El criminólogo Fermín Mármol García considera que, ante esta situación, la población debe estar informada sobre cómo deben realizarse las requisas policiales y cuáles son los derechos de cada ciudadano al ser interrogado por un funcionario. 

¿Qué sucede en las alcabalas?

Jeancarlos Duarte compró un pasaje en el terminal de La Bandera, en Caracas, con destino a San Cristóbal, Táchira. Es un viaje por tierra de al menos 12 horas, pero que en esta oportunidad se convirtió en una travesía de casi 24 horas.

Su destino final era Bogotá, Colombia. Viajó a Venezuela para visitar a su familia en los Valles del Tuy. El plan era durar dos semanas para luego regresar a ese país por su trabajo. 

Duarte contó para El Diario que el trayecto transcurrió sin contratiempos desde la capital hasta Valencia, estado Carabobo. Desde ahí surgieron una serie de trabas a causa de las alcabalas. Esto debido a dos aspectos, según relata el venezolano que migró del país hace más de dos años.

Uno es que los efectivos policiales retrasan por muchas horas procedimientos que pueden durar menos de media hora. Y lo segundo es que en dos alcabalas algunos funcionarios se negaban a permitir el tránsito del autobús hasta que los pasajeros colaboraran con dinero, preferiblemente divisas.

Bajaban del autobús las personas que eran seleccionadas para una revisión más profunda eran bajadas del autobús y el procedimiento tardaba más de una hora por cada pasajero. Luego, los policías se quedaban merodeando y hablando entre ellos. Esto sucedió en tres alcabalas de la vía. En ninguna quisimos dar dinero y por eso nos retenían. Hasta que llegaba otro autobús y nos dejaban ir”, comentó Duarte. 
Conductores pagan vacuna hasta en cinco alcabalas para salir de Oriente
Foto: Archivo

Fermín Mármol García, abogado y criminólogo, explicó que los retardos en los procedimientos policiales en las alcabalas se tratan de una desviación en la función pública. Esto sucede cuando se está causando un daño indebido a la ciudadanía al provocar retrasos cuando no hay justificación. 

La normativa jurídica venezolana establece que un funcionario puede revisar a un ciudadano pero previamente debe hacer del conocimiento del afectado que tiene la sospecha de que está incurriendo en un hecho ilegal.

Afirmó que en caso de que haya un motivo por el que la persona está infringiendo una ley, la persona puede solicitar que la requisa se lleve a cabo con dos testigos que no sean funcionarios policiales pues de lo contrario no tendrá validez.

En El Diario hemos elaborado una serie de consideraciones que se deben tomar en cuenta sobre cómo se debe realizar el debido proceso de una requisa y los derechos de cada ciudadano. 

Si va a viajar por el territorio nacional:

-El pasajero debe estar debidamente identificado. Toda persona debe portar su cédula de identidad original por ser una obligación legal. En caso de ser extranjero se le exigirá el pasaporte.  

-Los bolsos, maletas y morrales que el ciudadano tenga como equipaje son bienes y muebles. Es decir que se presupone que es de la propiedad de la persona hasta que se demuestre lo contrario y, por lo tanto, no es necesario presentar una factura.

-En caso de tener en su poder artículos o productos al mayor, los funcionarios sí deben solicitar obligatoriamente una factura al ciudadano por tratarse de un asunto tributario, sobre todo, si viaja desde la frontera. 

-Luego de la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios en 2018 se hizo legal portar dólares en Venezuela. El decreto señala que se podrán negociar y comerciar en divisas de forma legal en el país, es por ello, que ningún funcionario policial puede confiscar dólares bajo el argumento de que es un acto ilegal.

Condiciones de una requisa policial

El abogado Fermín Marmol García cita algunos casos que han sido denunciados en las redes sociales. Explica que lo primero que hay que tener claro es qué es una requisa y por qué se realiza. De acuerdo con el Código Penal venezolano, esta acción busca identificar o encontrar elementos para prevenir o poner fin a un comportamiento contrario a las normas de convivencia.

“Los policías que realicen estos procedimientos deben estar plenamente identificados y con su respectivo uniforme, puesto que son los únicos que pueden operar en estos casos de civil”, añadió.

Asimismo, el protocolo correspondiente establece que la revisión corporal debe realizarla un funcionario tenga el mismo sexo del sujeto a revisión. En ese sentido, y por respeto a la dignidad y el pudor de la persona, la misma se debe llevar a cabo en un lugar cerrado para continuar con el procedimiento.

¿Es legal la revisión de un celular?

Otra de las dudas más frecuentes es sobre si está permitido la revisión de un teléfono por parte de un uniformado y la respuesta es no. Esto solo puede suceder si un policía tiene una orden judicial y ya existe una investigación penal.

Las personas tampoco no tienen obligación de desbloquear su celular o revelar su contraseña o pin de desbloqueo en una requisa.

Estas son algunas recomendaciones que se pueden tomar en cuenta ante irregularidades durante un procedimiento:

-La persona puede tomar una fotografía o video minutos antes de comenzar el proceso de la requisa para avisar a sus familiares o amigos en qué alcabala se encuentra.

-Es totalmente legal grabar la requisa policial y el funcionario no puede confiscar el teléfono de la persona. El uniformado puede retener la cédula de identidad por un plazo de tiempo determinado. Lo que no puede suceder es la pérdida del documento pues puede conllevar a la apertura de un procedimiento administrativo sancionatorio contra el funcionario.

-En caso de ser víctima de extorsión o pérdida de sus documentos, el ciudadano puede tramitar una denuncia ante la Fiscalía del  Ministerio Público y también hacerla llegar su caso a una ONG de derechos humanos en Venezuela.

-Cualquier ciudadano o extranjero también puede presentar una denuncia en la oficina de desviaciones policiales que tiene cada organismo policial en el país.

Noticias relacionadas