• Durante mucho tiempo ha existido un tratamiento efectivo aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU para algunos síntomas de la menopausia, pero muy pocas mujeres tienen una idea clara sobre sus riesgos y beneficios | Foto: Marta Blue para The New York Times

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota 5 Things to Know About Menopause and Hormone Therapy, original de The New York Times.

“La menopausia tiene la peor campaña de relaciones públicas en la historia del universo, porque no se trata solo de calorones y sudoración nocturna”, detalla Rachel Rubin, experta en salud sexual y profesora clínica asistente de urología en la Universidad de Georgetown. Los síntomas de la menopausia son más variados y pueden ser más debilitantes de lo que mucha gente cree. Durante la transición a la menopausia, las mujeres también pueden experimentar insomnio, cambios de humor, depresión, aumento de peso, dolor en las articulaciones, resequedad vaginal y dolor durante las relaciones sexuales, entre otros síntomas. La pérdida ósea se acelera. En las mujeres que tienen un riesgo genético de padecer la enfermedad de Alzheimer, se cree que las primeras placas se forman en el cerebro alrededor de esta época.

Durante mucho tiempo ha existido un tratamiento eficaz aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA en inglés) de Estados Unidos para varios de estos síntomas, conocido como terapia hormonal para la menopausia, pero debido al miedo y la desinformación, muy pocas mujeres tienen una idea clara de sus riesgos y beneficios. El artículo de portada de The New York Times Magazine’s de esta semana examina la terapia hormonal y la menopausia, revelando lo que la investigación realmente nos dice.

Leer más  Fiscalía de EE UU abrió nueva investigación contra el hijo del presidente Joe Biden

La terapia hormonal alivia varios síntomas de la menopausia y tiene algunos beneficios adicionales para la salud

Se ha demostrado que la terapia hormonal alivia los sofocos y la interrupción del sueño, y existe cierta evidencia de que ayuda con la depresión y el dolor en las articulaciones. También ayuda a prevenir y tratar el síndrome genitourinario menopáusico, un conjunto de síntomas que incluyen infecciones del tracto urinario y dolor durante las relaciones sexuales, que afectan a casi la mitad de las mujeres posmenopáusicas. Asimismo, disminuye el riesgo de diabetes y protege contra la osteoporosis. Debido a los riesgos para la salud asociados con la terapia hormonal, está recomendada para aquellas mujeres que tienen episodios “molestos” y otros síntomas de la menopausia, pero no como atención preventiva.

La terapia hormonal conlleva riesgos para la salud que varían según la edad

La edad a la que una mujer comienza la terapia hormonal es importante para evaluar su mayor riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y demencia.

Leer más  Empresa permitirá contactar a través de una app servicios de fletes en Venezuela

Para las mujeres que atraviesan la menopausia temprana, antes de los 45 años de edad, se recomienda la terapia hormonal porque corren un mayor riesgo de osteoporosis si no reciben hormonas hasta la edad típica de la menopausia. Para las mujeres sanas de 50 años de edad, los mayores riesgos de la terapia hormonal se consideran bajos. Hay mayores riesgos para las mujeres que comienzan la terapia hormonal después de los 60 años de edad. Todavía no se ha realizado una investigación definitiva sobre las mujeres que comienzan a los 50 y continúan hasta los 60.

Las mujeres de todas las edades tienen un mayor riesgo de cáncer de mama después de unos cinco años de tomar hormonas

Las que corren mayor riesgo por el uso de hormonas son las mujeres que han tenido un ataque al corazón, cáncer de mama o un accidente cerebrovascular o un coágulo, o mujeres con un grupo de problemas de salud significativos.

“Para todas los demás”, dice Stephanie Faubion, directora del Centro para la Salud de la Mujer en la Clínica Mayo, “la decisión tiene que ver con la gravedad de los síntomas, así como con las preferencias personales y el nivel de tolerancia al riesgo”.

Leer más  Un estudio reveló que las parejas pueden compartir la presión arterial alta

Los temores a la terapia hormonal se basan principalmente en un estudio importante pero imperfecto de 2002

La terapia hormonal alguna vez fue el tratamiento recetado con más frecuencia en Estados Unidos, pero en 2002, un importante estudio planteó serias preocupaciones sobre los riesgos para la salud, lo que provocó que muchos médicos y pacientes la abandonaran. Nuevos análisis de los datos de ese estudio, conocido como la Iniciativa de Salud de la Mujer, junto con muchos otros, desde entonces han asegurado que los riesgos de la terapia hormonal son bajos para las mujeres sanas menores de 60 años de edad. Pero la reputación del tratamiento aún no se ha recuperado.

La menopausia es algo poco estudiado y enseñado

Si muchos médicos no hablan sobre la terapia hormonal con sus pacientes, puede deberse a lagunas en su propio conocimiento. Una encuesta de 2017 enviada a médicos residentes en todo EE UU reveló que el 20 % de eso profesionales no había escuchado una sola conferencia sobre el tema de la menopausia. Rebecca Thurston, profesora de psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh y quien estudia la menopausia, cree que, en general, las mujeres menopáusicas no han sido atendidas, un descuido que ella considera uno de los grandes puntos ciegos de la medicina. “Eso sugiere que tenemos una gran tolerancia cultural hacia el sufrimiento de las mujeres”, dice Thurston. “No es algo que se considere importante”.

Leer más  CICPC capturó a una mujer solicitada por homicidio en Caracas

La terapia hormonal no es la única opción

Para las mujeres de alto riesgo, existen otras fuentes de alivio: el inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina (ISRS) paroxetina está aprobado para el alivio de los sofocos, aunque no es tan eficaz como la terapia hormonal. También se ha demostrado que la terapia cognitivo-conductual ayuda a las mujeres a controlar cuánto les molestan los sofocos. Los médicos que tratan la menopausia esperan la revisión de la FDA de un medicamento que se aprobará este mes: un fármaco no hormonal que se dirigiría al complejo de neuronas que se cree que está involucrado en desencadenar los sofocos.

Las mujeres deben hablar con sus médicos acerca de sus síntomas y opciones de tratamiento. La Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS en inglés), una asociación de especialistas en menopausia, ofrece un recurso que permite a las usuarias buscar por código postal a los profesionales de la salud que han recibido una certificación NAMS en el cuidado de la menopausia.

Traducido por José Silva

Noticias relacionadas