• Karina Jerez, hermana de la víctima, aseguró que el presupuesto de gastos funerarios ronda los 1.800 dólares

A más de un mes del feminicidio de Diana Guaina Jerez, venezolana de 28 años de edad, presuntamente perpetrado por su pareja el 1° de enero en el sector de Osorno, en Chile, sus familiares piden ayuda económica para costear los gastos funerarios y de repatriación de sus restos a Venezuela.

El propósito de la recaudación es cubrir los gastos de los servicios de cremación, cámara de frío, traslado y trámites de documentos de la funeraria Obras y Servicios Cristo Protector, en Osorno, comentó Karina Jerez, hermana de la víctima, en una entrevista a El Diario.

Jerez aseguró que, a pesar de recibir descuento y ayuda por parte del tanatorio, su familia no puede cubrir los aproximadamente 1.800 dólares, que incluyen solo los gastos funerarios.

Familia de venezolana asesinada en Chile pide ayuda para repatriar los restos: “Lo único que queremos es darle un poco de consuelo a mis papás”
Nosotros aquí (Venezuela) no tenemos para cubrir los gastos de allá (Chile), por eso necesitamos la ayuda. Repatriar a los restos de mi hermana es permitir que mi familia pueda despedirse de ella y que su cuerpo repose en su país natal. Lo único que queremos es darle un poco de consuelo a mis papás. Creo que ellos necesitan hacerle un funeral para poder despedirla, eso les daría un poco de paz”, expresó la hermana de Diana.

También calificó de “lento” el proceso para consignar y enviar a Chile el acta de nacimiento de Guaina y un poder especial otorgado por su madre para ser representada en ese país. El trámite duró aproximadamente un mes en ser procesado por los organismos venezolanos.

Jerez indicó que ambos documentos podrían llegar a Chile entre el 6 y 10 de febrero. Una vez allá, podrán iniciar con el funeral y el proceso de repatriación.

En relación con los trámites en la Cancillería de Venezuela, detalló que la institución solicita que sean presentados el acta de defunción y la autorización del servicio médico legal para iniciar con los trámites de repatriación.

Apoyo de instituciones chilenas

La hermana de Guaina agradeció el apoyo de la organización no gubernamental (ONG) Mujeres Siglo XXI, asociación civil encargada de velar por los derechos de la mujer en Chile, que ha brindado acompañamiento a la familia desde que se conoció el hecho, y también del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg), institución pública encargada de prestar asesoría legal y psicológica en casos de violencia contra la mujer o feminicidios.

Leer más  Migración venezolana en Colombia disminuyó en 2023 por primera vez en una década

“La ayuda que hemos tenido ha sido instituciones chilenas, hasta el momento, no hemos recibido ayuda por parte de organismos venezolanos y de verdad lamentablemente guardo muy pocas esperanzas de que nos ayuden, creo que los organismos competentes tienen otras prioridades, más que ayudar al pueblo. Lo digo con mucha tristeza por ser mi país”, afirmó.

Jerez contó que, desde el día del feminicidio contra su hermana, la ONG Mujeres Siglo XXI le ha brindado acompañamiento a su familia y han puesto a disposición sus cuentas bancarias para el proceso de donación.

¿Cómo ayudar?

Las donaciones se pueden hacer a través de la cuenta de la ONG Mujeres Siglo XXI en el Banco de Chile: cuenta corriente 00-260-04836-04; código swift: BCHICLRM; dirección: Paseo ahumada 251; rut: 65.674.020-5; asunto de la transferencia: “donación a Diana Guaina”. Para mayor información puede contactar con la organización a través de sus redes sociales @MujeresSigloXXI

Para ayudar desde Venezuela, puede hacer un pago móvil a la madre de Diana, María Ana Jerez Romero; cédula de identidad: 6.700.192; Banco Provincial.

Por su parte, el Sernameg brinda ayuda psicológica a la hija de la víctima, una niña de 8 años de edad, desde el día del feminicidio de su madre.

Feminicidio de la venezolana Diana Guaina en Chile

Guaina fue asesinada presuntamente por su pareja, un exfuncionario de los Carabineros de Chile, dentro de su vivienda, horas después de la celebración de Año Nuevo en casa de los padres de él.

La hermana de Guaina indicó que la última vez que hablaron con ella por teléfono fue minutos antes de las campanadas, en una videollamada donde, según Jerez, había un ambiente de celebración. “Él siempre estuvo a su lado, pero nunca se asomó para saludarnos”.

En horas del mediodía, el padre de la hija de Guaina se comunicó con la familia de ella para informarles del fallecimiento.

Leer más  Migración venezolana en Colombia disminuyó en 2023 por primera vez en una década
Familia de venezolana asesinada en Chile pide ayuda para repatriar los restos: “Lo único que queremos es darle un poco de consuelo a mis papás”

De acuerdo con la información suministrada por el personal forense a la familia, la víctima murió por un traumatismo craneoencefálico, producto de un golpe con una bombona de gas; además, el cuerpo presentó múltiples heridas por arma blanca y moretones provocados por los impactos de bala de una pistola de aire.

Jerez afirmó que el hombre fue detenido en un centro de salud de Osorno, luego de asistir con la víctima, donde habría confesado al personal médico que asesinó a Guaina “en defensa propia”.

“Para ser defensa propia las heridas deben ser proporcionales a la del fallecido y él era carabinero, tenía facultades para defenderse en caso de sufrir algún ataque y más a una persona como mi hermana que medía 1,55 metros y de contextura delgada. Él la hizo sufrir mucho antes de morir. A nadie se le hace esto”, expresó.

El proceso judicial

El exfuncionario, de 23 años de edad, fue detenido, trasladado y aislado en la cárcel de Puerto Montt, en el sector Alto Bonito, en Lagos, Chile.

El detenido fue presentado por la Fiscalía chilena el 3 de enero y fue imputado por el delito de feminicidio íntimo, contemplado en el artículo 390 bis del Código Penal de Chile.

Artículo 390 bis

“El hombre que matare a una mujer que es o ha sido su cónyuge o conviviente, o con quien tiene o ha tenido un hijo en común, será sancionado con la pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo calificado”.

Hasta el momento, el abogado del Sernameg, quien representará a la familia de Guaina en el juicio, no ha podido formalizar su cargo, debido a que el poder enviado por la madre no ha llegado.

Leer más  Migración venezolana en Colombia disminuyó en 2023 por primera vez en una década

De acuerdo con la información suministrada por un familiar de la víctima que asistió a la audiencia de presentación, el caso tendrá 90 días de investigación y una vez que culmine el plazo, iniciará el juicio contra el presunto feminicida.

“Él debe pagar por lo que hizo y sé que se hará justicia, tengo mucha fe y esperanza de que la justicia en Chile va a ser contundente. Este hombre no debería salir a la sociedad, es un peligro para las personas. Este hombre mató a una mujer y dejó huérfana a una niña de 8 años de edad. La separó de su madre”, aseveró.

La historia de Diana Guaina Jerez

Guaina llegó a Chile en 2019, un año antes de que se declarara la pandemia a causa del covid-19. La venezolana dejó su trabajo en una empresa trasnacional y guardó su título como Técnico Superior en Administración para mudarse a Chile.

Jerez contó que su hermana migró para darle una mejor calidad de vida a su sobrina, debido a que en ese año en Venezuela se agudizó la crisis económica y la escasez de productos de la cesta básica.

Ella amaba Venezuela. Lamentablemente, como a muchos venezolanos, la golpeó la crisis. Pero a pesar de que le estaba yendo mejor económicamente, siempre decía que extrañaba estar con su familia, que extrañaba estar aquí”, reveló.

De acuerdo con la información de los familiares, Guaina migró a Osorno, donde se había mudado dos años antes el papá de su hija y quien, para ese momento, era su pareja.

Varios años después, la pareja terminó y Guaina empezó una relación con un hombre que pertenecía a los Carabineros de Chile.

Familia de venezolana asesinada en Chile pide ayuda para repatriar los restos: “Lo único que queremos es darle un poco de consuelo a mis papás”

Expuso que, después del suceso, se confirmó que el excarabinero fue expulsado de la policía por dar positivo en drogas.

Jerez aseguró que, durante los dos años de relación que mantuvo su hermana con el exfuncionario, Guaina nunca le manifestó que ella y su pareja atravesaban una crisis o tuviera problemas por celos.

“Nunca supimos de agresiones previas; sin embargo, hoy en día puedo decir que había pistas de que algo malo estaba pasando”, advirtió.

Leer más  Migración venezolana en Colombia disminuyó en 2023 por primera vez en una década

Jerez instó a las mujeres que son agredidas verbal o físicamente a formalizar una denuncia contra su agresor.

“Nosotras como mujeres debemos defender nuestros derechos y que la muerte de mi hermana sirva como antecedente. No nos dejemos amedrentar y hagámonos respetar y que lo hagamos pronto y no cuando sea demasiado tarde”, dijo.

No hubo denuncia previa

Por su parte, Olga Barrios, fundadora de Mujeres Siglo XXI, lamentó que Guaina no haya denunciado a su presunto agresor con anterioridad.

“Lamentablemente no hubo denuncia previa de Diana. Ella no hizo la denuncia. En estas situaciones de violencia muchas veces las mujeres no hacen la denuncia y eso las lleva a la muerte”, dijo en una entrevista a El Diario.

Femicidios Chile registró seis feminicidios en lo que va de 2023

La vocera de la ONG exigió a los Tribunales encargados del caso tomar conciencia de la gravedad del delito y que no se le permita al imputado pedir reducción de condena, una vez sea dictada.

Barrios y otras representantes de Mujeres Siglo XXI han manifestado en la calle para exigir mayor sensibilidad a las institucionalidad para las mujeres agredidas.

A su juicio, debe haber un cambio cultural en la forma en la que se cría a los niños y niñas. “Mientras siga habiendo una cultura patriarcal o no se haga consciencia con el tema de la violencia contra la mujer o contra sus hijos, nada va a cambiar”, dijo.

Instó a las mujeres que son víctimas de violencia física o verbal, de cualquier nacionalidad y que vivan en Chile, a denunciar sus casos en la sede de los Carabineros o en la Policía de Investigación.

La fundadora de Mujeres Siglo XXI ratificó la labor de acompañamiento de su organización, tanto el proceso de denuncia como el de separación del agresor, y también en la parte psicológica.

Acompañarlas en el proceso hace que ellas cuenten la verdad de lo que viven y sufren. Ellas deben saber que no están solas”, compartió.
Noticias relacionadas