• Desde marzo, el agua en Montevideo y otras ciudades ha sido mezclada con fuentes saladas como río de la Plata, debido a que los dos principales embalses del país se secaron. El presidente, Luis Lacalle Pou, advirtió que solo quedan reservas dulces para una semana, aunque el suministro no será interrumpido

Al abrir el grifo en cualquier casa de Montevideo, en Uruguay, llama la atención que el agua es salada. No cumple con los estándares internacionales de potabilidad, pero ha sido una de las soluciones que las autoridades han encontrado para aliviar la escasez que se ha venido intensificando desde hace cuatro meses. De hecho, desde el 19 de junio el presidente, Luis Lacalle Pou, decretó emergencia nacional ante esta situación.

“Si no llueve va a haber un lapso en el cual el agua no sea bebible”, advirtió el mandatario el 5 de julio. Indicó que actualmente las reservas de agua potable de Montevideo están en un 2 % de su capacidad, lo cual solo podría durar apenas una semana.

La razón de este problema es la fuerte sequía que azota al país. De acuerdo con el diario español El País, Uruguay sufre su peor sequía en 74 años, algo confirmado por el ministro de Ambiente, Robert Bouvier. 

Ya en octubre de 2022 el gobierno uruguayo había decretado una emergencia agropecuaria por la pérdida de cosechas, destinando recursos para mantener el campo. Sin embargo, con la falta de lluvias, la situación fue empeorando hasta afectar a los cuatro principales embalses del país.

Agua mezclada

Uruguay enfrenta una crisis de agua potable tras su peor sequía en 70 años
Foto: Cortesía

Montevideo recibe agua de dos embalses: Canelón Grande y Paso Severino. El primero, de 10 millones de metros cúbicos de agua de capacidad, se secó en marzo de 2023. El segundo registraba en ese momento un mínimo histórico del 20 % de su capacidad (de 70 millones de metros cúbicos). Esto llevó a la empresa pública Obras Sanitarias del Estado (OSE) a mezclar las reservas de agua dulce disponibles con agua salada para rendirla.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

El presidente del organismo, Raúl Montero, indicó que en ese momento empezaron a traer agua del río Santa Lucía, al sur del país, mezclada con fuentes del río de la Plata, el cual tiene niveles de sodio y cloruros superiores a lo recomendado por el Ministerio de Sanidad. Sin embargo, debido a la contingencia, se aprobó su uso luego de estudiar que aún se mantenía apta para el consumo humano. 

El Ministerio de Salud estipula que el mínimo permitido es de 720 miligramos de cloruro y 440 miligramos de sodio por cada litro de agua. Actualmente el agua que llega a los hogares uruguayos posee 440 mg de sodio y alrededor de 739 mg de cloruro por cada litro. Esto permitió extender las reservas por 30 días más.

En su momento, Montero indicó que con estos niveles todavía podía beberse agua del chorro, aunque lo desaconsejó para personas con problemas renales crónicos o hipertensión. La propia OSE estima que solo el 5 % de los ciudadanos de Montevideo bebe agua del grifo, siendo la mayor parte del consumo destinado a bañarse o lavar. Sin embargo, en las últimas semanas se han disparado las ventas de agua embotellada en la capital.

Se mantendrá potable

Uruguay enfrenta una crisis de agua potable tras su peor sequía en 70 años
Foto: Cortesía

A pesar de la advertencia de Lacalle Pou, voceros de su propio gobierno afirmaron el 6 de julio que el agua mezclada no dejará de ser bebible. Durante una rueda de prensa, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, indicó que se trabaja en alternativas para mantener los niveles de potabilidad del agua y que el suministro no será interrumpido. 

No se va a modificar la calidad del agua en las condiciones actuales. Las maniobras que se han hecho, las posibilidades de trabajar sobre la mezcla y la lluvia del día de ayer contribuyeron también a esto”, dijo.

En este momento, Montevideo y Canelones son los dos departamentos afectados por la crisis hídrica y allí aumentaron los niveles de cloruro y sodio en el agua.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

Por otra parte, Delgado habló sobre la obra que se está llevando a cabo en el río San José para poder abastecer a la capital y a Canelones de agua dulce. Indicó que esta estaría terminada en poco más de dos semanas, tal como estaba previsto.

Turismo seguro

Otra arista de la escasez de agua potable es cómo podría afectar la visita de turistas extranjeros, en vísperas del asueto de verano. Por ese motivo, el Ministerio de Turismo uruguayo transmitió tranquilidad a los temporadistas, asegurando que tendrán reservas aseguradas.

El viceministro Remo Monzeglio, indicó en una entrevista a la agencia EFE el 6 de julio que en muchos lugares turísticos como Colonia y Maldonado no hay problemas como los que sufre la capital, que se surten de otras fuentes hídricas. 

“No hay riesgo de quedarnos sin agua. Tampoco hay riesgo cierto en el corto plazo de que el agua de Montevideo no sea bebible”, aseguró.

Respecto al aumento de la venta de agua embotellada, Monzeglio comentó que el gobierno decidió liberar a este producto de impuestos temporalmente. Esto con el fin de garantizar la oferta y promover el posicionamiento de marcas pequeñas. “Acá hay una (marca de agua) que se lleva más del 80 % del mercado. Pero en ese aspecto, el uruguayo no es especulativo”, señaló.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

Esperan que llueva

Uruguay enfrenta una crisis de agua potable tras su peor sequía en 70 años
Foto: Cortesía

La única esperanza para Uruguay es que, luego de varios meses de sequía, finalmente llueva. El 4 de julio se registraron lluvias moderadas. El Instituto de Meteorología de Uruguay (Inumet) pronosticó que para el 6 de julio habría 80 % de probabilidades de tormentas fuertes a moderadas en la región. Algo que, en los planes del gobierno, permitiría aliviar un poco las represas vacías.

Al respecto, la directora del Inumet, Natali Bentancor, dio su reporte sobre las lluvias que se registraron desde la mañana en Montevideo. En entrevista con el canal 10, reconoció que a pesar de la tormenta, los niveles pluviométricos son insuficientes para solucionar el problema general. De hecho, indicó que en Paso Severino, se registraron valores de entre 20 y 28 milímetros (mm) de lluvia, algo inferior a otras regiones del país, donde fue de hasta 40 mm.

Agregó que el promedio general para el mes de julio debería ser de 80 a 90 mm de lluvia, lo cual podría recuperar parcialmente las reservas de agua. Agregó que deberán esperar a que pase la tormenta el 7 de julio para evaluar seriamente cuánta ganancia hubo. Sobre todo porque será un evento que no volverá a repetirse en corto plazo. 

Inumet advirtió que, al menos hasta el 15 de julio, no hay indicios de nuevas lluvias importantes en el país. “Esto no significa que no vaya a llover, pero no será algo significativo, a los niveles que necesitamos ahora”, acotó Betancor.

Leer más  Reportaron que febrero fue un mes del “calor extremo” en varios países

Terreno político

Enero conmocionó a los venezolanos
El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou. Foto: Cortesía

Durante su discurso, Lacalle Pou habló sobre un proyecto anunciado al inicio de su gobierno: la construcción de una planta potabilizadora en el río de la Plata. Indicó que en junio la OSE recibió diferentes propuestas de empresas interesadas en invertir en el plan, aunque para la emergencia actual no resulta consolador, pues reconoció que será algo para el largo plazo. 

“Demora dos años. Mientras tanto, no hay un genio que frote la lámpara. Tiene que llover”, lamentó.

Por su parte, desde el Frente Amplio, en la oposición, se ha culpado a Lacalle Pou por no haber previsto la crisis. En específico, recordaron que durante el gobierno de su antecesor, el izquierdista Tabaré Vásquez, se inició la construcción de una represa sobre el arroyo Casupá. El proyecto quedó archivado con la llegada al poder del actual mandatario. 

“A pesar del clima, esto es consecuencia de políticas equivocadas que se han aplicado para reducir nuestro Estado y las capacidades de nuestra empresa pública OSE, que ha tenido un recorte de 200 millones de dólares de inversiones”, advirtió Edgardo Ortuño, directivo del OSE, en una entrevista radial el 4 de julio.

Por su parte, Ignacio Lorenzo, integrante del departamento de Desarrollo Ambiental de la Intendencia de Montevideo, declaró a CNN Radio que otro grave problema que sufre Montevideo es la cantidad de agua potable que se desperdicia debido a fugas. “El sistema metropolitano tiene una pérdida en la red de más del 50 %, que es un número altísimo y tiene que ver con la necesidad de generar un esquema de mantenimiento y de falta de trabajar sobre la base de consumo”, precisó.

Noticias relacionadas