• Algunas creencias populares sobre estos años se han instaurado en la sociedad 

En el calendario gregoriano, cada cuatro años se registra un fenómeno conocido como el año bisiesto, que tiene 366 días en vez de los regulares 365. 2024 es un ejemplo de esto.

La palabra bisiesto proviene del latín bis sextus, que significa dos veces el sexto día. De acuerdo con la tradición romana, esta jornada adicional se agregaba al calendario en honor a Marte, el dios de la guerra. Esta tradición fue instituida en el año 45 a.C. por el emperador Julio César, quien decidió reformar el calendario romano para que se ajustara mejor a los ciclos astronómicos.

El calendario juliano, creado por Julio César, consistía en un año de 365 días dividido en 12 meses. Sin embargo, la duración del año solar es cercana a 365 días y 6 horas, lo que resulta en un desajuste, que al acumularse provocaba que las estaciones se adelantaran.

Leer más  Alertan sobre un repunte de casos de dengue en Mérida

Para corregir esta discrepancia, Julio César decidió añadir un día adicional cada cuatro años. Este día bisiesto se insertaba al final de febrero, específicamente el día 29. De esta manera, se compensaba el desajuste y se aseguraba una mejor sincronización entre el calendario y los ciclos solares.

Con el paso del tiempo, el calendario juliano fue sustituido por el calendario gregoriano, propuesto por el papa Gregorio XIII en 1582. Esta nueva versión incluía algunas modificaciones para perfeccionar la ajustada relación con el año solar. 

2024 será un año bisiesto: ¿qué significa esto?
Pixabay

En el calendario gregoriano, el año bisiesto ocurre cada cuatro años, igual que en el juliano, sin embargo, se estableció una excepción para los años múltiplos de 100. Estos años solo serían bisiestos si también fueran múltiplos de 400. Por lo tanto, los años 1700, 1800 y 1900 no fueron bisiestos, a pesar de ser múltiplos de cuatro.

Leer más  Segunda onda tropical del año: prevén lluvias en varias regiones de Venezuela

Desde entonces, el calendario gregoriano se ha utilizado en gran parte del mundo occidental, aunque algunas comunidades y religiones siguen utilizando diferentes sistemas calendáricos.

Próximos años bisiestos

De acuerdo con el calendario gregoriano, 2028, 2032, 2036 serán los próximos años bisiestos, tomando en cuenta la regla de los múltiplos de cuatro y la excepción de los múltiplos de 100. 

Leer más  Espasmos faciales: ¿cuáles son sus causas y los tratamientos?

No obstante, se debe esperar hasta el año 2100 para encontrar una excepción nuevamente, ya que aunque es múltiplo de cuatro, no será bisiesto.

Mitos y supersticiones

El año bisiesto ha originado varios mitos y supersticiones populares a lo largo de la historia. Por ejemplo, se cree que los bebés nacidos el 29 de febrero tienen personalidades especiales o incluso poderes mágicos. 

2024 será un año bisiesto: ¿qué significa esto?
Freepik

Además, algunas tradiciones afirman que las parejas no deberían casarse en años bisiestos, ya que se cree que podrían tener mala suerte en su matrimonio.

Otras creencias populares afirman que durante estos años hay más probabilidades de que ocurran desastres naturales, como terremotos, inundaciones o erupciones volcánicas. 

Leer más  Motoescuelas en Caracas: ¿cuánto cuesta aprender a manejar motos?

Sin embargo, no hay evidencia científica que respalde estas afirmaciones. Según los astrónomos y expertos en el calendario gregoriano, los años bisiestos solo son necesarios para corregir la discrepancia entre el calendario solar y el calendario civil, que tiene un año de 365 días. 

Aunque la mayoría de las personas puede considerar estas supersticiones como una simple curiosidad cultural, algunos individuos toman estas creencias muy en serio. 

De hecho, hasta en el cine se han presentado casos sobre los años bisiestos y algunos mitos. Por ejemplo, en la película Año bisiesto, protagonizada por Amy Adams y Matthew Goode, se popularizó la creencia de que en estos años son las mujeres quienes deben pedir matrimonio a los hombres.

Noticias relacionadas