• La Policía indicó que quien ingresó lesionado en la madrugada a la casa de salud falleció por la gravedad de las heridas

La Policía ecuatoriana capturó el 21 de enero a 68 personas que supuestamente pretendían tomar un centro de salud en la provincia costera del Guayas para resguardar a un herido de su organización que ingresó durante la madrugada.

“Neutralizamos a presuntos terroristas, quienes intentaban tomarse las instalaciones de una casa de salud en Yaguachi, Guayas, con la finalidad de resguardar a un integrante de su organización, el mismo que ingresó en calidad de herido durante la madrugada”, publicó la Policía en su cuenta de la red social X.

Por ese medio, la Policía publicó un video en el cual se ve a una veintena de hombres, en ropa interior, tumbados al piso con las manos tras la cabeza.

En otra pieza se observa cuando los hombres, con las manos atadas a la espalda, ingresan en un autobús custodiado por la Policía.

La Policía indicó en un comunicado que quien ingresó herido en la madrugada a la casa de salud falleció por la gravedad de las heridas.

Según la Policía, allanaron en las inmediaciones del hospital, un supuesto “centro de rehabilitación para adicciones”, lugar donde se habrían escondido los implicados en este hecho.

La detención en el centro de salud

En el interior de las instalaciones, los servidores policiales aprehendieron a las 68 personas, presuntos vinculados al evento. Además, se encontraron armas de fuego, municiones, radios, cámaras de vigilancia, una moto reportada como robada y sustancias catalogadas sujetas a fiscalización.

Julio Camacho, comandante en funciones de la Zona 5, manifestó que este lugar funcionaba como un centro de comando de operaciones ilícitas y se mantenía como un prostíbulo clandestino con adolescentes, además.

“Todos los indicios y los aprehendidos fueron puestos en conocimiento de Fiscalía para el procedimiento correspondiente”, añadió.

El operativo se desarrolló en momentos en que en Ecuador rige un estado de excepción, con toque de queda nocturno, así como la declaratoria de un conflicto armado interno contra los grupos de delincuencia organizada.

Más de 2.500 detenidos

Un total de 2.578 personas han sido detenidas en Ecuador durante los primeros once días de la declaración por parte del gobierno de un “conflicto armado interno” contra el crimen organizado, de los cuales 158 fueron arrestados por presunto terrorismo.

La cifra se desprende de un balance del gobierno de Ecuador publicado sobre las operaciones policiales y militares realizadas en el territorio nacional bajo este nuevo escenario, donde 22 bandas del crimen organizado han sido consideradas como grupos terroristas y actores beligerante no estatales.

Entre el 9 y el 20 de enero las autoridades ecuatorianas también afirman haber ultimado a cinco presuntos miembros de estas bandas ahora catalogadas como terroristas, mientras que dos policías fueron asesinados y otros once fueron liberados de distintos secuestros ejecutados aparentemente por estas mafias.

Atentados y acciones violentas

La semana pasada hubo una oleada de atentados y acciones violentas atribuidas a esos grupos, que incluyeron el secuestro de policías, asesinatos, artefactos explosivos, vehículos incendiados, motines en cárceles con 200 rehenes (ya liberados) y la toma de un canal de televisión por parte trece encapuchados armados, ahora detenidos.

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha identificado a las bandas del crimen organizado como grupos terroristas y actores beligerantes no estatales a ser neutralizados por las Fuerzas Armadas, que ahora están a cargo de la seguridad del país.

Esta crisis inició con la fuga de la cárcel de Adolfo Macías Fito, líder de la banda criminal Los Choneros, antes de que fuese a ser trasladado y aislado en una cárcel de máxima seguridad.

Con información de EFE

Noticias relacionadas