• Las autoridades presumen que los restos fueron profanados para realizar actos religiosos 

Encontraron tres cráneos y demás huesos humanos dentro de una bolsa plástica en la avenida Boyacá, conocida como la Cota Mil, a la altura del distribuidor San Bernardino (Caracas). El hallazgo lo realizaron unas personas que se ejercitaban en el lugar, durante la mañana del domingo 28 de enero. 

De acuerdo con el reportero de sucesos Román Camacho, en un reporte para Unión Radio, el lugar fue resguardado por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hasta que llegaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) para hacer el levantamiento de las osamentas y trasladarlas hasta la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) para identificarlos. 

Leer más  #TeExplicamosLaSemana | Domingo 18 de febrero
Asesinaron a un vendedor de libros de la avenida Fuerzas Armadas que estaba reportado como desaparecido 
Foto: CICPC

El periodista mencionó que las autoridades presumen que los restos fueron profanados en algún cementerio de la ciudad. Otros reporteros de sucesos indicaron que los restos se pudieron haber usado para rituales y posteriormente arrojados en la vía. Hasta el momento, se desconocen mayores detalles de este hallazgo.

Otro hechos similar

En noviembre de 2023, habitantes del municipio Mario Briceño Iragorri, en Maracay (Aragua) encontraron un cráneo humano dentro de un basurero. 

Al lugar acudieron funcionarios de la Medicatura Forense de la localidad para revisar si no encontraban más restos humanos. Luego, el cráneo fue llevado al Senamecf para realizarle pruebas que permitieran identificar a la víctima. 

Leer más  El Tribunal Electoral ratificó la victoria de Bukele en El Salvador

En este caso las autoridades también consideraron la posibilidad de que el cráneo fuera utilizado para actos religiosos. 

Profanación de tumbas en Venezuela

Desde hace varios años se denuncia la profanación de las tumbas en distintos cementerios de Venezuela. En el año 2016, la Asamblea Nacional impulsó una investigación sobre denuncias de profanación de tumbas en el Cementerio General del Sur, en Caracas, lugar donde reposan restos de ilustres venezolanos del siglo XX. 

Un día entre las tumbas profanadas del Cementerio General del Sur
Un día entre las tumbas profanadas del Cementerio General del Sur. Foto cortesía.

En junio de 2016, familiares de los expresidentes venezolanos Rómulo Gallegos e Isaías Medina Angarita denunciaron que sus restos fueron profanados del Cementerio General del Sur. 

Leer más  Desplegaron operativo para regular los límites de velocidad en varios estados del país: ¿qué se sabe?

Otros cementerios donde han realizado denuncias de profanación son el cementerio de San Cristóbal (Táchira), Cementerio de Coro (Falcón), Cementerio de Barquisimeto (Lara) y el Cementerio de las Clavellinas en Guarenas (Miranda). 

¿Qué dicen las leyes de Venezuela sobre la profanación de tumbas?

La profanación de tumbas es un delito que está estipulado en el Código Penal venezolano. El artículo 172 menciona que cualquiera que cometa actos de profanación en el cadáver o en las cenizas de una persona y cualquiera que con un fin injurioso, o simplemente ilícito, sustrajere, fraudulentamente, el todo o parte de los despojos o restos mismos, o de alguna manera viole un túmulo o urna cineraria, será castigado con prisión de 6 meses a 3 años.

Leer más  Hongo Candida: ¿qué impacto tiene la alimentación con su crecimiento en la zona íntima femenina?

El artículo 173 establece: Cualquiera que fuera de los casos antes indicados, profanare total o parcialmente, el cadáver de alguna persona, lo exhumare, sustrajere o se apoderare de sus restos, será castigado con prisión de 3 a 15 meses. Si el hecho se ha cometido por el administrador o celador de un cementerio o lugar de sepulturas, o por persona a la cual se hubiere confiado la guarda del cadáver o de los restos, la pena se aumentará en una tercera parte en el primer caso, y en una cuarta parte en el segundo.

Noticias relacionadas